Saltar al contenido

Quesos Chillón

Como buen amante de los quesos, durante un viaje a la ciudad zamorana de Toro, no pude resistirme a visitar la Quesería Chillón Plaza. Aproveché para conocer un poco más sobre su historia, y sus quesos, visitando el Museo del Queso Chillón. Es el único museo del queso oficial de la la Junta de Castilla y León y por el que pasan anualmente más de 42.000 personas.

⭐ Queserías Chillón

La historia de Quesos Chillón es la historia de una familia que a lo largo de cuatro generaciones, más las que vengan en el futuro, han continuado el legado que Manuel Chillón, el bisabuelo, comenzó en el año 1890 con la producción y venta de quesos en Pinilla de Toro. Cada nueva generación de la familia ha ido aportando y mejorando el sueño del bisabuelo Manuel hasta convertirse en una de las queserías más reconocidas a nivel nacional e internacional. Desde el año 1999 están instalados en Toro y tienen una capacidad para producir hasta 2.000 kg de queso al día. Cuentan con unas instalaciones modernas, tres patentes de quesos reconocidas y el primer museo del queso de capital privado en España.

➡️ Visita al Museo del Queso Chillón

El Museo del Queso Chillón, inaugurado en el año 2016, es un recorrido por la historia de esta familia quesera. Muestra como ha ido evolucionando el proceso de elaboración de quesos en esta empresa familiar que tiene la calidad y el respeto a la tradición como señas de identidad. El museo, aparte de contar con utensilios relacionados con el mundo del queso, tiene un marcado carácter sentimental que consigue emocionar al visitante.

quesería-chillon

Durante el recorrido por el Museo del Queso Chillón se pueden ver objetos antiguos, muy interesantes, típicos de la vida pastoril como calzas, polainas y cuencos de madera. También una centrifugadora, que analizaba la calidad de la leche, y que nos indica la tecnología tan avanzada con la que contaba la Quesería Chillón, toda una modernidad para la época.

museo-del-queso

Otra de las cosas que puedes ver en el Museo del Queso Chillón es la evolución que han sufrido los moldes para hacer queso (desde los tradicionales cinchos, hasta latas de conserva o los últimos modelos microperforados), las balanzas con sus pesos, los utensilios de medidas y las prensas. La evolución de estas últimas me pareció muy representativa y equiparable a lo que ha cambiado nuestra sociedad desde finales del S.XIX. Las primeras eran horizontales, y a pesar de su tamaño solo podían prensar dos quesos a la vez, luego pasaron a cuatro quesos, después empezaron a ser verticales mejorando el rendimiento y por último, vuelta al prensado en horizontal.

Museo-del-queso-chillon

La parte más sentimental del museo son los documentos históricos de la familia . Fotografías, cartas y hasta una libreta que utilizaba el abuelo para anotar los pagos y las deudas de sus clientes. Además hay una zona en el museo que está dedicada a las sensaciones donde, en visitas especiales, se realizan talleres de elaboración de queso artesano. Como anécdota decir que antiguamente se cambiaba al peso el queso, el jamón serrano y el tocino de cerdo. La visita termina con un vídeo muy emocionante que sintetiza toda la información del museo y la historia de la familia y los Quesos Chillón.

quesos-chillon

🔥 Cata de Quesos Chillón

Muy recomendable es complementar la visita al museo con una degustación de los Quesos Chillón. La cata comienza de izquierda a derecha y los diferentes tipos de queso se acompañan con un vino Chillón reserva del 2014, chorizo y salchichón, también elaborados por la familia Chillón, y lomo ibérico de Salamanca.

quesos-chillon
  • El primero que se degusta es un queso con vino, patentado por Queserías Chillón. Es bajo en sal, con un 5% de vino en la masa y macerado el exterior en vino tinto. La parte exterior también se consume.
  • El segundo es un Queso Chillón curado tradicional con 5 meses de maduración.
  • El tercero es un queso rojo, que pasa 6 meses al natural y dos macerando en pimentón de la vera con aceite de oliva virgen extra. La parte exterior también se consume. Es perfecto para acompañar con un buen vino tinto .
  • El cuarto es un queso con manteca de cerdo ibérico con el que buscan homenajear al abuelo y sus viajes a Galicia. El resultado en boca es el de un picor agradable cuando se juntan la manteca con el queso.
  • El quinto es el Queso Chillón reserva. Queso de oveja de 18 meses de maduración que se puede partir sin que se agriete, una de las características de Quesos Chillón. Es muy mantecoso y potente. Mi favorito de la cata.
  • El sexto es el queso Teodolindo que tiene más de tres años de maduración. Es un homenaje a Teodolindo, exponente de la tercera generación familiar, por su 70 cumpleaños.
  • La cata continuó con una emulsión patentada de queso con miel. Al principio deja en boca el sabor dulce de la miel, luego la mezcla de la miel con el aceite y el queso, y para terminar una explosión de sabor del queso de oveja añejo. También entre mis favoritos junto al queso reserva.
  • Lo último fue la emulsión de queso de oveja picante. Al principio se nota el aceite con el pimiento y el queso, y después se empiezan a notar las especias picantes en el paladar. Combinándolo con el vino tinto es un placer para los sentidos.

⚠️ Ubicación, precio y contacto

Queserías Chillón Plaza se ubican en el polígono industrial del municipio zamorano de Toro . Para llegar se puede tomar como referencia en la Autovía del Duero (A-11) el tramo Tordesillas – Zamora. Puedes ponerte en contacto en el teléfono 980 690 950 o en la dirección de correo info@quesoschillon.com

Precio y horarios

El precio de la visita al museo es de 5€ por persona. Si haces la degustación de Quesos Chillón son 5€ más. El horario es de lunes a viernes de 08:30 h. – 14:00 h. y de 16:00 h. – 19:00 h. Los sábados por la mañana de 08:30 h. – 14:00 h. Sábados tarde y domingos consultar la disponibilidad. Podéis reservar la visita desde su página web.

Opinión personal sobre la visita al Museo del Queso Chillón.

Tanto si te gusta el queso como si no, es una visita que merece mucho la pena y que recomiendo hacer. A parte de conocer el proceso de elaboración de los Quesos Chillón y las piezas tan interesantes con las que cuenta el museo, sirve para comprender como ha evolucionado durante más de 125 años el mundo del queso, pero también nuestra sociedad. Destacar el trato y la atención exquisita por parte de Gustavo. Transmite auténtica pasión por su trabajo y te emociona al ver el sentimiento con el que habla de su familia. Respecto a la cata de quesos estuvo genial. Me sorprendió mucho el queso con vino y la emulsión de queso con miel.


Si tienes cualquier consulta sobre la Quesos Chillon y la visita al Museo del Queso, no dudes en dejar un comentario. Y si te gustó, y quieres recibir más entradas como esta, suscríbete al blog.

Únete a otros 6.376 suscriptores


Esta publicación puede interesarte: Pastelería Galicia y los Polvorones el Toro

A %d blogueros les gusta esto: