Ruta por Las Merindades. Qué ver en la comarca de Las Merindades (Burgos)

La ciudad de Frías, el Monumento Natural de Ojo Guareña, la cascada de las Pisas, el Salto del Nervión, Espinosa de los Monteros, Puentedey o el Monasterio de Santa María de Rioseco son algunos de los lugares imprescindibles qué ver en Las Merindades, pero hay muchos más a los que merece la pena acercarse que, sin ser tan conocidos, te sorprenderán. Acompáñanos en nuestra ruta por Las Merindades en coche para conocer un poco más de esta histórica y bella comarca del norte de Burgos llena de tesoros naturales, cascadas, patrimonio, pueblos con encanto y paisajes espectaculares.

Índice

    ✍ Mapa de la ruta por Las Merindades en coche.

    Para que no se os escape ningún lugar os hemos preparado un mapa con lo que consideramos más interesante para visitar en Las Merindades durante una ruta en coche de 4 o 5 días. Seguro que echáis en falta algún lugar, sobre todo cascadas (a muchas decidimos no ir por encontrarlas casi seguro sin agua), pero al final es imposible recorrer en profundidad una comarca tan extensa en tan pocos días. Nuestro punto de partida fue la ciudad de Frías y el punto y final el Puerto de la Mazorra.

    ✍ Itinerario: Qué ver en Las Merindades (Burgos).

    De cada jornada de la ruta por Las Merindades en coche os hemos preparado un pequeño resumen con los lugares que visitamos, los restaurantes donde comimos y los hoteles donde nos alojamos. Abrochaos el cinturón que empezamos.

    Nota: Para ir abriendo el apetito os dejamos un vídeo de nuestra ruta por Las Merindades. Si os gusta compartirlo y suscribiros al Canal de YouTube.

    ➡️ Ruta por Las Merindades día 1: Frías y su entorno

    La ruta empezó fuerte con la visita a la ciudad de Frías que sin ninguna duda es uno de los lugares más emblemáticos que ver en Las Merindades. Con menos de 300 habitantes Frías es la ciudad más pequeña de España, título otorgado por el Rey Juan II de Castilla en el año 1435, además está declarada Conjunto Histórico y Artístico y forma parte de la asociación de los Pueblos más Bonitos de España. Apunta para no perderte el Castillo de los Velasco (2€ la entrada) desde donde se obtienen las mejores vistas de la ciudad, la Iglesia de San Vicente Mártir, la Calle del Mercado, las casas colgantes y el puente medieval sobre el río Ebro que mide más de 140 metros. Para más información tienes esta publicación sobre que ver en Frías.

    ruta-por-Las-Merindades

    A tan solo 2 kilómetros de la de Frías se encuentra el pueblo de Tobera, sobre el que el río Molinar ha ido creando un desfiladero que ha dejado a su paso impresionantes saltos de agua. Hay que subir en coche hasta la Ermita de Santa María de la Hoz y tras pasar por el puente románico sobre el río, iniciar la ruta de un kilómetro y medio en la que se recorren sus cinco cascadas. Es una ruta corta y con mucho encanto que hemos hecho en dos ocasiones, una en verano, y siempre llevaban agua las cascadas.

    La siguiente parada programada era la Cascada de Pedrosa de Tobalina pero nos desviamos unos kilómetros para visitar las Cuevas de los Portugueses y la verdad que mereció la pena. Es un eremitorio rupestre sobre el Arroyo de las Torcas que se compone de 14 habitáculos excavados en la roca. Lo más difícil es aparcar puesto que se encuentra junto a la carretera y no hay espacio para dejar el coche. Nosotros cogimos el desvió por la Ctra. Tartalés de los Montes y a unos 300 metros hay una explanada donde aparcar. Antes de la Cascada del Peñón otro desvío que teníamos en mente era para visitar Castillo de Cebolleros pero se nos hizo tarde y lo dejamos para otra ocasión. La Cascada de Pedrosa de Tobalina, de 12 metros de altura y más de 100 de anchura, es una pasada pero no siempre lleva agua así que lo ideal es acercarse en época de fuertes lluvias. Si vais en verano siempre podréis daros un refrescante baño en las frías aguas del río Jerea.

    cascadas-de-las-merindades

    Desde la Cascada del Peñón pusimos rumbo hasta Herrán para hacer la ruta de senderismo del desfiladero del río Purón que lleva hasta Lalastra (Álava). Es un sendero lineal de 7 kilómetros sin ninguna dificultad que se completa a buen ritmo en unas dos horas y media. Cómo no íbamos muy bien de tiempo nos dimos la vuelta al llegar a la Iglesia Parroquial de San Esteban de Ribera, un pueblo despoblado desde la década de 1960. Desde aquí teníamos pensando acercarnos hasta el Salto del Nervión que es la cascada más alta de la península Ibérica pero a pesar de las últimas lluvias por lo que vimos en las redes sociales se encontraba sin agua así que lo pospusimos para otro viaje.

    La ermita de San Pantaleón de Losa, otro de los lugares imprescindibles que ver en Las Merindades, fue la última parada del día. La ermita es una joya del románico burgalés pero lo más impresionante es su ubicación, enclavada sobre una cresta rocosa que domina todo el entorno. La noche la pasamos en el Hotel La Alhama de Medina de Pomar.

    san-pantelon-de-losa

    ➡️ Qué ver en Las Merindades día 2: Medina de Pomar y el Valle de Mena

    El día empezó temprano y después de un contundente desayuno en el hotel iniciamos la visita a Medina de Pomar que es, con aproximadamente 5.800 habitantes, el municipio más poblado de la comarca de Las Merindades. Apunta como lugares que no puedes perderte el Alcázar de los Velasco que alberga en su interior el Museo Histórico de Las Merindades, la Plaza Mayor, el Monasterio de Santa Clara y la Iglesia de Santa Cruz. El siguiente destino en la ruta por Las Merindades fue el Valle de Mena situado a unos 30 minutos en coche de Medina de Pomar.

    castillo-de-medina-de-pomar

    Nuestro recorrido por el valle de Mena empezó en Villasana de Mena donde dimos un agradable paseo por sus calles disfrutando de su arquitectura popular con casas de entramado de madera. Desde Villasana de Mena nos desplazamos hasta Vallejo que alberga uno de los grandes tesoros que ver en Las Merindades, la Iglesia de San Lorenzo. De una joya románica a otra, esta vez para visitar la Iglesia de Santa María de Siones, aunque no nos gustó tanto como la anterior. Dejando atrás el románico burgalés nos acercamos hasta Cadagua para hacer una ruta de senderismo muy cortita y agradable, alrededor de 1km entre la ida y la vuelta, para ver el nacimiento del Río Cadagua. La siguiente parada programada era el Santuario de Nuestra Señora de Cantonad pero durante el trayecto hicimos una breve pausa para tomar algo en Lezana de Mena y aprovechamos para ver el Castillo de Los Velasco. El Santuario de Cantonad nos encantó, no solo por las vistas tan espectaculares que ofrece del Valle de Mena sino por la paz y la tranquilidad que se respira en él. La última parada fue en el pueblo de Irús para hacer la ruta que lleva a las cascadas de Irús. Son 2,5 km ida y vuelta. Es una ruta sencilla pero nos la podíamos haber ahorrado porque no llevaban apenas agua, algo que por otro lado era previsible al hacer la ruta a principios del verano. La noche la pasamos en Espinosa de los Monteros y nos alojamos en Hotel El Rincón. Para cenar probamos Tu Casa Gastrobar, muy cerquita del hotel y fue todo un acierto.

    Santuario-de-Cantonad

    ➡️ Día 3: Espinosa de los Monteros y los valles pasiegos

    Espinosa de los Monteros fue uno de los grandes descubrimientos de la ruta por Las Merindades en coche. La verdad que nos encantó, tanto por los lugares de interés con los que cuenta como por su entorno, los valles pasiegos burgaleses que nos ofrecen unos paisajes espectaculares y mucha paz. En Espinosa de los Monteros pasamos casi toda la mañana. Está declarado Conjunto Histórico Artístico y después de Burgos es el municipio con más monumentos de la provincia. Apunta para no perderte la Plaza de Sancho García, la Iglesia de Santa Cecilia, sus numerosas casonas, sus palacios (de Chiloeches, de los Fernández Villa, de los Cuevas Velasco) y torres (de los Monteros, de los Azulejos de Berrueza, de Cantimplor y de los Velasco). Si vais en verano junto a esta última torre podréis disfrutar de las piscinas naturales del río Trueba.

    Imprescindible: Free tour por Espinosa de los Monteros

    A poco más de 5 kilómetros de Espinosa de los Monteros se encuentra Las Machorras, un pequeño pueblo en el que confluyen los cuatro valles pasiegos burgaleses con sus característicos prados y cabañas pasiegas. Con media jornada apenas tuvimos tiempo de subir al Puerto de la Sía, al Puerto de Lunada y al Puerto De Las Estacas de Trueba (de camino hay que parar para ver la cascada de Guarguero o de Las Machorras) y disfrutar de las vistas que nos brindaban sus miradores. Nos hubiera gustado hacer alguna ruta de senderismo pero tendrá que ser en otra ocasión, en una escapada dedicada exclusivamente a estos valles. La noche la volvimos a pasar en El Rincón de Espinosa de los Monteros.

    valles-pasiegos-burgaleses

    ➡️ Día 4: Monumento Natural de Ojo Guareña y Puentedey

    El cuarto día tocaba visitar dos de los lugares más emblemáticos que ver en Las Merindades, el Monumento Natural de Ojo Guareña y Puentedey. El primero es impresionante, un laberinto subterráneo de cuevas y galerías que suman en total más de 100 kilómetros de longitud y que lo convienen en uno de los mayores complejos kársticos del mundo. Conviene madrugar para recorrer el entorno con tranquilidad y sin gente, no hay que olvidarse de bajar al sumidero del Río Guareña. Para adentrase en las cuevas hay dos opciones. La primera posibilidad es visitar la Cueva Ermita de San Bernabé (11h, 12h, 13h, 17h y 18h) en un recorrido guiado de 400 metros que cuesta sobre la media hora y la segunda es la visita a la Cueva Palomera (16 h) en un recorrido de 1,5 km (dos horas y media). Es importante reservar las entradas con varios días de antelación porque si esperáis al día de vuestra visita posiblemente estén agotadas.

    que-ver-en-las-merindades

    Interesante: Tour por Espinosa de los Monteros, Puentedey y la ermita de San Bernabé.

    Puentedey nos enamoró. Si tuviéramos que elegir nuestro rincón favorito de Las Merindades posiblemente sería este. Básicamente es un pueblo construido sobre un puente natural, que tiene unas medidas de 15 metros de altura, 35 de anchura y 80 de longitud, que el río Nela ha ido modelando pacientemente durante miles de años. La panorámica es preciosa pero no dejéis de dar un paseo por las calles del pueblo. A un par de kilómetros de Puentedey se encuentra la ruta de senderismo que lleva a la Cascada de la Mea. Son 300 metros muy sencillos así que no seáis perezosos y hacerla, además cuenta con el atractivo de poderte situar detrás de la misma, viendo caer el agua justo delante de ti. Lo ideal es ir en temporada de lluvias pero en los primeros días de verano aún llevaba algo de agua.

    puentedey

    De la Cascada de la Mea fuimos a la Cascada de las Pisas, uno de los saltos de agua más bonitos que ver en Las Merindades. Para llegar hasta ella hay que hacer una bonita ruta de senderismo de 3 kilómetros ida y vuelta que sale desde Villabáscones de Benaza. En este caso no tuvimos suerte y no caía nada de agua, un buen motivo para volver en otra ocasión al norte de Burgos. Terminada la ruta nos dirigimos hasta Soncillo para dejar las maletas en el hotel Capricho de Clemente donde nos alojamos y tras descansar un poco poner rumbo hacia las últimas dos paradas del día, la Pirámide de los Italianos en la cima del Puerto del Escudo, justo en la frontera con Cantabria, y el desfiladero de Las Palancas. Para llegar hasta el desfiladero hay que hacer una ruta de senderismo de 7 kilómetros ida y vuelta que parte del pueblo de Munilla. No os la perdáis porque es una de las rutas menos conocidas y más interesantes que hacer en la comarca de Las Merindades. Tras la ruta regresamos hambrientos a Soncillo y cenamos en el Gastro Pub El Desván. Buenos precios, raciones abundantes y amabilidad.

    ➡️ Día 5 fin de la ruta : Monasterio de Rioseco y Merindad de Valdivielso

    La ruta por Las Merindades llegaba a su fin pero aún nos quedaban varios tesoros por conocer. El primero de ellos, en el valle de Manzanedo, fueron las ruinas del Monasterio de Santa María de Rioseco, que en su momento llego a ser uno de los monasterios cistercienses más importantes del norte de Burgos. La visita es gratuita y el coche se puede dejar en un parking habilitado junto a la carretera BU-V-5741. Apuntarlo como otro de los lugares imprescindibles que ver en Las Merindades.

    monasterio-de-rioseco

    Visto el Monasterio de Rioseco lo siguiente fue hacer la ruta de senderismo del desfiladero de los Hocinos en la cual teníamos puestas muchas esperanzas. Son unos 7 kilómetros ida y vuelta caminando por un frondoso bosque junto al río Ebro en los que hay que salvar algunos tramos pasando por unas pasarelas colgantes sobre las rocas, lo más atractivo de la ruta. El paseo fue agradable pero siendo sinceros esperábamos un poco más. Para iniciar la ruta hay que llegar hasta el puente que cruza el río Ebro en la N-232 dirección Valdenoceda y bajar por un camino a una esplanada en la que se puede aparcar el coche.

    desfiladero-de-los-hocinos

    Lo último del viaje fue hacer una pequeña ruta en coche visitando las iglesias y ermitas más interesantes de La Merindad de Valdivielso. No hay que perderse tesoros como la Iglesia de San Miguel de Valdenoceda, la Ermita de San Pedro de Tejada, la Iglesia de San Nicolás de Bari en El Almiñé y la Ermita Virgen de la Hoz. Ya solo quedaba emprender la macha hacia Burgos para dar por finalizada la ruta pero aún quedaba una breve parada por hacer en el mirador del Puerto de la Mazorra desde donde se obtienen unas impresionantes vistas del Valle de Valdivieldso.

    ✍ Dónde dormir y comer en la ruta por Las Merindades en coche

    Para que los tengáis a mano os ponemos los hoteles donde nos alojamos durante la ruta por la comarca de Las Merindades. De todos modos se pueden buscar las mejores ofertas para dormir en la provincia de Burgos en Booking.

    Respecto a la comida los restaurantes que más nos gustaron fueron el Tu Casa Gastrobar en Espinosa de los Monteros y el Gastro Pub El Desván en Soncillo. Nosotros aprovechamos también para comprar morcilla de Burgos en una carnicería en la Plaza de Sancho García en Espinosa de los Monteros y estaban buenísimas.

    ✍ Top 10 de los lugares que ver en Las Merindades

    Venga ahora vamos a mojarnos un poco y elegir nuestros 10 lugares favoritos que ver en Las Merindades.

    1. Puentedey.
    2. Monumento Nacional de Ojo Guareña.
    3. Frías.
    4. Espinosa de los Monteros.
    5. Cascadas de Tobera.
    6. Monasterio de Rioseco.
    7. San Pantaleón de Losa.
    8. Iglesia de San Lorenzo en Vallejo.
    9. Desfiladero de Las Palancas.
    10. Ermita de San Pedro de Tejada.

    Si tienes cualquier consulta sobre  que ver en una ruta por Las Merindades en coche no dudes en dejar un comentario. Y si te gustó, y quieres recibir más entradas como esta, suscríbete al blog y sígueme en las Redes Sociales.

    1. Jesus dice:

      Me encanta todas las rutas son preciosas

      1. Muchas gracias Jesús por tu comentario. La verdad que la comarca de Las Merindades es preciosa y guarda muchos tesoros.

    Deja una respuesta

    Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

    Subir