Saltar al contenido

Frías : Qué ver en uno de los pueblos más bonitos de España

La ciudad de Frías, ubicada en la comarca de las Merindades dentro del Parque Natural Montes Obarenes, está considerada como la cuna de Castilla, ya que fue uno de los primeros asentamientos que surgieron con la ocupación de las tierras altas del río Ebro durante la reconquista. Con menos de 300 habitantes, Frías es la ciudad más pequeña de España, título otorgado por el Rey Juan II de Castilla en el año 1435, además está declarada Conjunto Histórico y Artístico y forma parte de la asociación de los Pueblos más Bonitos de España. Acompáñame a descubrir los tesoros que ver en Frías, una interesante villa medieval en la provincia castellana de Burgos.

✍ Qué ver en Frías

Una de las cosas que siempre recomiendo antes de empezar la visita a una ciudad, es acercarse hasta la oficina de turismo para conocer las últimas novedades del destino e informarse sobre los precios y los horarios de los monumentos, ya que en función de la época del año pueden sufrir algunas variaciones. En el caso de Frías la oficina de turismo se encuentra en la Plaza del Castillo. Permanece abierta de lunes a domingo de 10:30 a 14:00 y de 16:00 a 18:30 horas. Debes de saber que también organizan visitas guiadas por la ciudad, siempre que sean grupos mayores de 15 personas (4€). El coche se puede dejar en el aparcamiento gratuito que hay a los pies del castillo y desde allí iniciar la subida hasta la Plaza del Castillo.

frias-burgos

⭐ Castillo de Frías y sus murallas

Desde la oficina de turismo, lo primero que ver en Frías debería ser su castillo, también llamado Castillo de los Velasco. Lo más impresionante sin duda es su emplazamiento, en lo alto de una peña (la Muela) dominando todo el valle de Tobalina. Por su ubicación estratégica, jugó un papel fundamental durante la conquista de Navarra al controlar los principales lugares de paso. Poco se conserva del castillo, construido en el siglo X, aunque reformado en el siglo XV por Pedro Fernández, más allá de los muros, del puente levadizo que hay que cruzar para acceder al interior, de la torre del homenaje, y de algunos detalles en forma de capiteles en los ventanales de la zona residencial de la fortaleza. Su ocaso llegó, al igual que otros tantos bienes del patrimonio español, con la Guerra de la Independencia, quedando en el olvido hasta que el Ayuntamiento de Frías lo compró y restauró, convirtiéndolo en un importante recurso turístico para la ciudad.

frias-castillo

Las murallas rodean toda la parte alta de la ciudad y contaban con tres puertas de acceso al recinto defensivo, la Puerta de Medina, la Puerta del Postigo y la Puerta de la Cadena que era el acceso principal a la ciudad de Frías. La entrada al castillo cuesta 2€ y a pesar de que apenas hay nada en su interior, merece mucho la pena solo por subir a lo alto de la torre del homenaje y disfrutar de unas vistas espectaculares de la ciudad de Frías y todo su entorno. Las entradas se adquieren en la oficina de turismo.

que-ver-en-frias

⭐ Iglesia de San Vicente Mártir

Otro de los emblemas de la ciudad de Frías es la Iglesia de San Vicente Mártir (siglo XIII). Está ubicada en el otro extremo de la parte alta de la ciudad, en frente del castillo, y lo mejor de todo son las vistas que ofrece desde el balcón natural en el que se asienta sobre la roca. La iglesia por fuera es una monada y para acceder a su interior debes saber que solo es posible mediante una visita guiada de unos 20 minutos de duración en la que te explican y enseñan los tesoros con los que cuenta. La entrada cuesta 1€ y el dinero que recaudan lo destinan a su mantenimiento. Como dato curioso es que para financiar su restauración, ya que la torre se hundió en el año 1906, se vendió el claustro a un museo de Nueva York. Si tienes pensado visitar el Monasterio de Oña te recomiendo comprar la entrada conjunta por 3€, lo mismo que cuesta la individual del monasterio.

iglesia-de-frias

⭐ Casco histórico de Frías

Después de ver el castillo y la Iglesia de San Vicente Mártir, lo ideal es perderse por el casco histórico de Frías teniendo siempre como referencia la Calle del Mercado, su calle principal, donde encontrarás tiendas y restaurantes para comprar algún recuerdo o disfrutar de la gastronomía castellana. Seguramente te llamen la atención sus casas típicas de entramado de madera, pero no debes olvidarte de prestar atención a los pequeños detalles que encontrarás a cada paso que des por sus calles estrechas y empedradas.

pueblos-bonitos-de-españa

No solo hay que centrarse en la Muela, ya que hay más lugares interesantes que ver en Frías como el lavadero medieval, la judería, el Mirador el Peñasco, el Convento de San Francisco, el Convento de Vadillo, un molino harinero junto al río Molinar, la iglesia de San Vítores y el mirador de las casas colgantes.

⭐ Casas colgantes de Frías

Una de las imágenes más espectaculares y reconocidas de Frías es la de sus famosas casas colgantes, construidas sobre la roca de la parte alta de la ciudad. La verdad que resulta impresionante ver como estas construcciones de planta estrecha se elevan adaptándose al terreno y ganando espacio a la roca, ya que la mayoría de las viviendas tienen sótanos excavados en la misma roca que utilizan como bodegas. Las mejores vistas de las casas colgantes se obtienen desde la parte baja de la ciudad de Frías.

casas-colgantes-frias

⭐ Puente medieval de Frías

De todos los lugares que ver en Frías hay uno que me enamoró, el puente medieval sobre el río Ebro, que además es uno de los mejores ejemplos de puentes fortificados en la Península Ibérica. Aunque es un puente medieval, en su origen fue una construcción romana, de hecho, sobre él pasa la antigua calzada romana que unía la meseta con la costa cantábrica. Es impresionante, con 9 arcos repartidos en sus más de 140 metros de largo, 3,5 metros de anchura, y una torre defensiva en el centro del puente que se añadió años más tarde para cobrar un peaje que contribuyese a sus frecuentes reparaciones. En los días de buen tiempo se llena de vida y mucha gente del entorno de Frías aprovecha para merendar y darse un baño.

puente-romano

✍ Qué ver en el entorno de Frías

La ciudad de Frías se puede ver perfectamente en unas 3 o 4 horas, por lo que es recomendable aprovechar la escapada para visitar algunos de los lugares tan interesantes con los que cuenta su entorno. Apunta estos para complementar tu visita a Frías:

Tobera: A tan solo 2 kilómetros de la ciudad de Frías se encuentra el pueblo de Tobera, sobre el que el río Molinar ha ido creando un desfiladero que ha dejado a su paso impresionantes saltos de agua. Hay que subir en coche hasta la Ermita de Santa María de la Hoz y tras pasar por el puente románico sobre el río, iniciar la ruta de un kilómetro y medio por la que se recorren sus cinco cascadas. Es una ruta corta y muy recomendable.

✅ Poza de la Sal: Pequeño pueblo medieval que es conocido porque allí nació el célebre Félix Rodríguez de la Fuente. No dejes de pasear por sus calles adoquinadas, visitar el Centro de Interpretación de las Salinas, que se asientan sobre el el diapiro salino más grande de Europa, y subir hasta su castillo para disfrutar de unas vistas espectaculares de la Bureba.

Oña: Muy pero que muy recomendable es acercarse hasta el municipio de Oña para visitar el histórico Monasterio de San Salvador. Es una autentica joya en el que descansas los restos de reyes, condes e infantes de Castilla, León y Navarra.

Cascada de Pedrosa de Tobalina: Es un imponente salto de agua de 12 metros de altura y más de 100 metros de anchura. El aspecto negativo es que no siempre lleva agua, por lo que es recomendable visitarla en época de lluvias.

⚠️ Planifica tu viaje a Frías

Ahora que ya sabes un poco más sobre la historia y los lugares que ver en Frías, te doy algunos consejos que pueden ayudarte a planificar tu viaje y responder algunas preguntas que seguro te estarás haciendo. Como ya sabes es recomendable siempre viajar con seguro de viaje. Yo utilizo coverontrip y nunca he tenido ningún problema. Si usas el código «viajesymapas» obtienes un 10% de descuento.

⇨ Cuándo visitar Frías

Frías es un pueblo pequeño, pero hay que tener en cuenta que es uno de los destinos más visitados de la provincia de Burgos. Para aprovechar al máximo tu escapada te recomiendo que, siempre que sea posible, no la visites en temporada alta y en días festivos. Si por el contrario, buscas unas fechas con gran ambiente, apunta la fiesta del Capitán (24 de junio) que se conmemora la rebelión de Frías contra el poder feudal y la liberación de las tropas napoleónicas, y la feria agrícola y artesanal de finales de agosto.

⇨ Cómo llegar

La ciudad de Frías está ubicada a unos 85 km al nordeste de Burgos. Para llegar desde la capital de la provincia tienes que tomar la E-80 y a la altura de Briviesca coger la N-1 hasta llegar a Cubo de la Bureba y desde allí continuar por la N-232 hasta enlazar con la BU- 504 que lleva a Frías. También está a tan solo 70 km de la ciudad vasca de Vitoria, completándose el trayecto en aproximadamente una hora por la E-80 y la BU – 520.

⇨ Dónde dormir y comer

Frías se ve perfectamente en media jornada, pero por las posibilidades con las que cuenta su entorno merece la pena hacer una escapada de varios días. Respecto a donde comer en Frías no puedo decirte mucho más que los restaurantes del pueblo tienen un menú de entre 18 y 20€ por persona. Durante mi escapada la hora de comer me pilló en Oña y di buena cuenta de su gastronomía en el restaurante Blanco y Negro. Respecto a donde dormir, buscando con un poco de antelación es posible encontrar estupendas ofertas en alojamientos rurales. No te puedo recomendar ninguno en Frías porque no pasé allí la noche, pero si te puedo aconsejar estos dos hoteles que he utilizado para hacer rutas por la provincia de Burgos.


Si tienes cualquier consulta sobre Frías no dudes en dejar un comentario. Y si te gustó, y quieres recibir más entradas como esta, suscríbete al blog y sígueme en las Redes Sociales.

Únete a otros 6.546 suscriptores

Estas publicaciones sobre la provincia de Burgos pueden interesarte

A %d blogueros les gusta esto: