Saltar al contenido

Ruta en coche por el norte de Italia.

Ruta en coche por el norte de Italia

Italia es un país increíble y uno de los mejores para recorrer en coche. Ya tenía ganas de hincarle el diente en una ruta en coche por el norte de Italia, por una u otra razón, siempre se me resistía. Ahora si que he tenido la oportunidad de disfrutar de su elegancia, su naturaleza, sus lagos, el romanticismo de sus ciudades, su arte, sus imponentes castillos y sus joyas, muchas de ellas declaradas Patrimonio de la Humanidad por la Unesco. Aun así, es imposible verlo todo, siempre quedará algo por ver y un buen motivo para volver. La toscana la considero como una ruta a parte, puedes leer lo que escribí de ella aquí. ¿Me acompañas de ruta para saber lo que hay qué ver en el norte de Italia y no te puedes perder?

Mapa de los lugares visitados durante la ruta por el norte de Italia

Mapa con hoteles en la zona



Booking.com

Qué ver en el norte de Italia

Me centré en el triángulo que forman las ciudades de Milán, Venecia y Bolonia, capitales de las regiones de Lombardía, el Véneto y Emilia – Romaña respectivamente. Pero debido a la proximidad, no deje pasar la oportunidad de visitar San Marino, a menos de cien kilómetros de Ravena, y hacer una excursión a la ciudad Suiza de Lugano. Como punto de referencia para iniciar la ruta propongo el aeropuerto de Bérgamo, aprovechando las buenas conexiones con España y los vuelos de bajo coste que ofrece la compañía de Ryanair.  A pesar de las buenas conexiones ferroviarias con las que cuenta Italia, recomiendo alquilar un coche para moverse con total libertad y no estar atado a los posibles horarios de los trenes.

Resumen de la ruta en coche por el norte de Italia

Día 1 : Aeropuerto de Bérgamo y Brescia

El punto de partida de la ruta fue el aeropuerto de Bérgamo donde recogí el coche de alquiler, un Citroën C3 que me acompañaría durante todo el viaje.  Desde el aeropuerto me desplacé hasta Brescia, donde pasé la noche en el hotel Fiera di Brescia. Debo reconocer que Brescia me sorprendió para bien.  Una ciudad tranquila y con lugares muy interesantes para conocer.  Recomiendo empezar por el imponente castillo de Brescia en la parte más alta de la ciudad, donde se puede aparcar el coche de manera gratuita, y desde allí, bajar al casco histórico para disfrutar de un paseo por sus tranquilas calles , sin apenas turistas. No puedes perderte la Piazza della Loggia con la torre del Oro y el palacio donde se ubica el ayuntamiento, la Piazza Paolo VI con la catedral nueva y antigua, la Piazza della Vitoria, el monasterio de Santa Guila declarado Patrimonio de la Humanidad y los restos romanos de la ciudad.

Castillo de Brescia
Castillo de Brescia
Foro romano Brescia
Foro romano de Brescia

Día 2: Sirmione en el Lago de Garda y Verona

El día amaneció gris y la lluvia me acompañó durante toda la jornada. La primera parada del día fue en Sirmione, el pueblo más famoso del Lago de Garda. La “suerte” del mal tiempo fue que pude disfrutar del pueblo sin apenas turistas. En verano tiene que ser un destino de ensueño donde disfrutar del lago y todo el entorno, pero en invierno y con mal tiempo tuve que conformarme con el castillo de Scaligero y las magníficas paronámicas desde lo alto de su torre, y con recorrer las famosas Cuevas de Catulo, que no son más que las ruinas de una antigua villa romana. Aquí puedes contratar visitas y excursiones al Lago de Garda desde Milán.

Desde Sirmione me desplacé hasta Verona, donde las expectativas las tenía muy altas. La verdad que no se si fue por la intensa lluvia, pero salí un poco defraudado de la ciudad. La primera visita fue la famosa Arena de Verona e incluso esta me decepcionó. Pronto volveré a dar una oportunidad a esta ciudad y espero que el tiempo este de mi parte. El día lo acabe en Mestre, a las puertas de Venecia en el hotel  Smart Holiday Venice. Mira todas las actividades y visitas guiadas de Verona.

Lago di Como
Dársena del Castillo de Scaligero
verona
Arena de Verona

Día 3: Venecia y Padua

Impresionante. Salí enamorado de ambas ciudades.  Madrugué para estar a las 9.00 horas en la plaza de San Marcos e intentar ganar algo de tiempo para visitar Padua durante la tarde y sin ninguna duda, mereció la pena, aunque me hubiera gustado dedicar alguna hora más a esta ciudad no tan conocida. Poco puedo decir de Venecia que no se sepa, me encantó, aunque no pudiera subir al Campanile de la plaza San Marcos por estar cerrado.  Un placer pasear por sus calles y una grata sorpresa el interior de la Basílica de San Marcos.  Visitas guiadas y excursiones en Venecia.

En Padua el principal objetivo era visitar la Capilla de los Scrovegni con los famosos frescos de Giotto, una maravilla, y aún tuve algo de tiempo para disfrutar paseando por sus calles y conocer algunos de sus rincones como la Piazza del Santo, con el monumento al Gattamelata y la Basílica de San Antonio de Padua. De camino al hotel Minerva en Ravena, donde pasé la noche, hice una última parada en Ferrara para conocer el Castillo de Los Este, aunque tuve que conformarme con el exterior por las horas. Todas las actividades de Padua.

venecia
Muelle de góndolas en la Plaza San Marcos
Padua
Capilla de los Scrovegni

Día 4 : Ravena

Uno de los lugares que siempre soñé conocer.  Antigua capital del Imperio romano de Occidente y hoy conocida como la ciudad de los mosaicos. Sin duda merece la pena visitarla, aunque se haya que desviar un poco de la ruta. La Basílica de San Vital con sus mosaicos es increíble, además están los mausoleos de Gala Placidia, Teodorico y la tumba de Dante, sin contar todas las iglesias que se pueden visitar o el castillo de Ravena. Después de comer me dirigí a San Marino, a escasos 80 kilómetros, pero la niebla era muy intensa y no pude subir a los tres castillos, dejándolo para la mañana del día siguiente. Tuve que conformarme por pasear por el centro, aunque  también tenía su encanto con la niebla. La noche la pasé en el hotel Joli.

Ravena
Basílica de San Vital
ravena 1
Iglesia de San Apolinar

Día 5 : San Marino y Bolonia

Debo decir que no entraba entre mis planes visitar la Serenísima República de San Marino, pero estando tan cerca, no pude dejar pasar la oportunidad de visitar uno de los países más pequeños del mundo y la verdad, mereció la pena.   El paseo desde la primera torre hasta la tercera es una pasada y qué decir de las vistas, aunque para mi desgracia el día estaba algo nublado y no pude disfrutarlo como me hubiera gustado. Durante el camino hacia el Hotel Vinci en Milán, donde dormí y del cual me separaban más de 350 kilómetros, realicé breves paradas en Bolonia, capital de la región, Reggio Emiliao, donde disfruté de un mercado de productos típicos italianos, y Parma. Mira todas las actividades en Bolonia.

San Marino
La torre de San Marino
Fuente de Nepturo en Bolonia

Día 6 : Milán

Uno de los platos fuertes del viaje e inicialmente, el objetivo principal.  Tenía pensado dos días para hacerme una idea de la ciudad, pero con uno me dio para visitar sus principales monumentos. Me faltaron el Cementerio Monumental y el cuadro de la Última Cena de Leonardo da Vinci, en la iglesia de Santa Maria delle Grazie, pero ambos estaban cerrados por ser lunes.  Eso sí, pateé muchos kilómetros ese día, casi 30. De Milán tampoco hay mucho que pueda decir que no se sepa. El Castillo Sforzesco es impresionante, subir a la terraza del Duomo es obligatorio, recomendable la visita del Teatro de la Scala y pasear por las zonas comerciales del Cuadrilátero de la Moda y la Galería Vittorio Emanuele II. Aquí todo lo que hay para hacer en Milán.

Castillo Sforzesco
Duomo Milán
Duomo de Milán

Día 7 : Escapada a Lugano en Suiza

Belleza y paz, es la sensación que me deja mi visita a Lugano. Si hay un lugar donde me gustaría vivir, sería allí. Claro que la calidad de vida tiene un precio y en Lugano es alto. Pero pasear por la orilla del Lago, por el Parque Cívico Ciani, su casco histórico y subir a los montes del San Salvatore y Bré, es gratis. ¿Por qué no disfrutarlo? No tenía prevista la visita a Lugano, pero la proximidad a Milán, menos de una hora en coche, me animó a acercarme y salí enamorado de esta ciudad suiza. Desde Lugano partí hasta el Harmony Suite Hotel en Selvino, cerca de Bérgamo, donde pasaría la noche.

Funicular al monte Bré
Lugano
Lago de Lugano

Día 8 : Bérgamo

Otro de los descubrimientos del viaje. Para la mayoría es la ciudad donde de úbica uno de los aeropuertos de Milán y pocos paran a conocerla. Sin duda hay que dedicar unas horas para recorrer el casco histórico de la ciudad alta y dejar la ciudad baja para los amantes de la pintura que quieran disfrutar de la Pinacoteca Accademía Carrara, con obras de Rafael, Botticelli o Canaletto. La ciudad alta está custodiada por el castillo, recomendable subir a lo alto de la torre para disfrutar de una magnifica panorámica de la ciudad. Ya en el centro, en los alrededores de la Piazza Vecchia, se localizan los demás edificios de interés, entre ellos la torre del reloj, la basílica de Santa María la Mayor, la puerta de los Leones, la capilla Colleoni y la piazza del Duomo.

Ruta en coche por el norte de Italia
Capilla Colleoni
qué ver en el norte de Italia
Vistas de Bérgamo desde el castillo

Hoteles durante mi ruta en coche por el norte de Italia

Hotel Fiera di Brescia


hotel-fiera-di-brescia

Nota

Smart Hotel Holiday Venezia


Smart Hotel Holiday Venezia

Nota

Hotel Minerva Ravena



Nota

Hotel Joli San Marino



Nota

Hotel Da Vinci Milán



Nota

Harmony Suite Hotel



Nota

Planifica tu viaje al norte de Italia

Buscador de vuelos


Oferta de viajes a Italia


Cuenta bancaria gratuita para sacar dinero en el extranjero sin comisiones


Hoteles en la Lombardía


Seguro de viaje. Usa el código viajesymapas para obtener un 10% de descuento







Excursiones, visitas guiadas y traslados al aeropuerto

Las mejores guías de viaje para el norte de Italia












Consejos para viajar por el norte de Italia

  • Llevar calzado cómodo porque hay que andar bastante, aunque no haya tantas cuestas como puede haber en la Toscana . Además, en la visita de los monumentos hay que subir bastantes escaleras.
  • Cuidado en la carretera, los conductores italianos son bastante agresivos y el norte de Italia está muy poblado. Es mejor tomárselo con calma y personalmente, recomendaría  viajar por las autopistas de peaje, no son demasiado caros y se gana mucho tiempo en el viaje.
  • Es muy difícil, por no decir casi imposible, aparcar por el centro de las ciudades. Recomiendo coger los hoteles con parking incluido y así te despreocupas de dónde aparcar el coche.
  • No hay que olvidarse de la tarjeta sanitaria europea. Aparte yo siempre recomiendo añadir un seguro de viaje. Es un minúsculo gasto en el total de viaje y aporta mucha tranquilidad. Yo me aseguro cada viaje con coverontrip. Tienen buenos precios y buen servicio. Si metes el código de descuento promocional viajesymapas, tienes un 10% de descuento en el precio.
  • Al coger el hotel fijaos en las tasas, es un impuesto para el turista que se paga aparte.
  • Para entrar a los baños públicos hay que pagar, incluyendo los de las estaciones. Aprovechar los de los centros comerciales o los bares por donde paséis.
  • Disfruta de la magnífica gastronomía italiana: pizzas, pasta, quesos, aceite, pan, vinos…y sus helados. Como siempre digo una buena opción para comprar alimentos son los mercados locales. En los restaurantes solo aparece el precio de la comida, tendrás que añadir el cubierto y la bebida que es bastante cara. Una cerveza tranquilamente se va a los 5€. El agua pedirlo mineral, que si no os lo darán con gas.
  • Si es posible, evitar temporada alta ya que perderéis mucho tiempo en las colas de acceso a los monumentos. Si eso no es posible, recomiendo contratar visitas guiadas y excursiones para saltarte las eternas colas.

Tanto si te gustó el contenido como si te sirvió, puedes comentar, compartirlo en las redes sociales y suscribirte al blog, sería de gran ayuda.

Sígueme en las redes sociales y suscríbete a la página


Facebook


Instagram


Twitter

Mira el resto de mis entradas sobre Italia

Visitas guiadas y excursiones en Roma
Hotel Grand Olympic ( Roma )
El corazón de Roma Antigua
Del aeropuerto de Ciampino al centro de Roma
Ruta en coche por la Toscana
Ruta en coche por el norte de Italia

Últimas entradas

A %d blogueros les gusta esto: