Saltar al contenido

Qué ver en Lugano

Durante la ruta en coche por el norte de Italia no pude resistirme a cruzar la frontera con Suiza y visitar la ciudad de Lugano. Había oído maravillas de ella y fue un flechazo a primera vista. Es una ciudad con un clima muy agradable, limpia, con habitantes amables y rodeada de naturaleza. No me importaría vivir allí cuando me jubile y disfrutar de su alta calidad de vida. No podía ser todo tan bonito y hay que decir que Lugano es una ciudad cara, como cualquier otra ciudad de Suiza. Lo bueno es que andando es la mejor forma de conocer una ciudad y encima es gratis, así que te cuento los lugares más interesantes que ver en Lugano durante un paseo por la ciudad.

Qué ver en Lugano

Lugano está situada a 273 metros de altitud sobre el nivel del mar, en una orilla del lago de Lugano, muy cerca de la frontera con Italia. Con sus poco más de 60.000 habitantes es la ciudad más poblada del cantón de Tesino y la tercera ciudad financiera de Suiza. La proximidad con Italia se deja notar tanto en el idioma como en la gastronomía y es posible encontrar muchos puestos de helados y restaurantes italianos por la ciudad. Los principales lugares de interés que ver en Lugano están situados en su casco histórico. Se recorre perfectamente en un día aunque tal vez sería recomendable uno más para disfrutar de la impresionante naturaleza que ofrece su entorno. Una buena opción para aparcar en Lugano es el parking del Palacio de Congresos e iniciar desde allí la ruta por la ciudad.

que-ver-en-lugano

El Parque Cívico Ciani fue mi primera toma de contacto con la ciudad y lo considero el lugar ideal para comenzar y terminar la ruta por Lugano. Es un parque de 63.000 metros cuadrados precioso. Un auténtico pulmón verde, con árboles y plantas muy bien cuidadas, bancos donde sentarse a descansar y unas vistas alucinantes con el lago y las montañas de fondo. En el interior del parque se encuentra el liceo, la biblioteca y el museo de Historia Natural del cantón. Es uno de los parques más bonitos de toda Suiza y un lugar muy romántico para ir con tu pareja. Una de las imágenes más conocidas de Lugano está en el Parque Cívico Ciani, es la puerta que da directamente al lago con el Monte Salvador en el horizonte. Si tuviera que imaginarme la puerta de entrada al paraíso seguramente sería algo así.

lugano-que-ver

Desde el Parque Cívico Ciani, caminando por el paseo marítimo, se llega a la la Piazza della Riforma. Es el corazón de Lugano y el punto de partida ideal para iniciar la visita por el casco histórico. Es una plaza tranquila, elegante, con restaurantes y terrazas que se llenan los días de sol.

lugano-turismo

De la Piazza della Riforma sale la via Nassa, una de las calles comerciales de Lugano. Entre sus soportales puedes encontrar tiendas con las principales marcas de lujo internacionales. Aviso, no son aptas para todos los bolsillos. La via Nassa es una calle paralela al paseo marítimo y desemboca en la Piazza Bernardino Luini en la que está la Iglesia de Santa María de los Ángeles. La verdad que por fuera no llama mucho la atención pero su interior tiene interesantes pinturas de Bernadino Luini. No hay que perderse el fresco de la Última Cena.

turismo-en-lugano

La via Pelissa es la otra calle comercial de Lugano, menos turística y con precios más asequibles para el resto de los mortales. Puede ser un buen lugar para comer algo en sus puestos de comida callejera o en sus tiendas de alimentación. Seguro que te preguntas que son esos rollos gigantes que cuelgan de las charcuterías. No son salchichas gigantes sino mortadela italiana, que son muy apreciadas en Lugano.

lugano-suiza

Desde la via Pelissa, a través de la vía Cattedrale subiendo una señora cuesta, se llega a la Catedral de San Lorenzo, uno de los lugares imprescindibles que ver en Lugano. Es una construcción del SXIV que está declarada Bien de Interés Cultural. En la fachada de la Catedral hay un mirador con unas vistas estupendas de la ciudad de Lugano, el lago y las montañas. Del templo lo más llamativo es su elevada torre que sobresale de todo el conjunto arquitectónico. Por la estrechez de sus calles no es demasiado fácil de fotografiar.

catedral-de-lugano

En las afueras de Lugano se encuentra la Villa Favorita , residencia durante 80 años de los barones Thyssen-Birnemisza. Tiene más de 35.000 metros cuadrados y dicen que los jardines son impresionantes. Debo reconocer que me hubiera gustado poder visitar su interior.

Saliendo del casco histórico hay que ir hasta la zona de Paradiso para coger el funicular que sube a la cima del Monte San Salvatore, otro de los lugares imprescindibles que ver en Lugano. Durante mi visita se encontraba cerrado y no pude disfrutar de las vistas espectaculares que hay desde el mirador de la pequeña iglesia de San Salvador, con Lugano, el lago y los Alpes de fondo. El funicular los meses de enero y febrero no funciona y caminando se tarda unas dos horas.

Como no me podía ir de Lugano sin subir a alguno de sus dos emblemáticos montes, puse rumbo con el coche hasta el pueblo de Bré Sopra Lugano. Cuenta con un parking desde donde se inicia una ruta de senderismo que llega hasta la cima del Monte Bré. Hay una ruta corta que va directamente hasta la iglesia de María Assunta, justo donde deja el funicular, y otra más larga que pasando por el mirador de Bellavista asciende a la parte alta del monte donde se encuentra el Restaurante Vetta Monte Bré. Las vistas son espectaculares pero por culpa del sol no pude disfrutarlas como se merecían. Me hubiera gustado esperar hasta la puesta de sol pero tenía que regresar a Milán y no quería hacerlo de noche. Ojo con la carretera para llegar al monte Bré desde Lugano. Es muy intensa, con curvas cerradas, fuerte pendiente, tramos estrechos y en los meses de invierno puede haber hielo.

monte-bro-lugano

Además de su patrimonio y naturaleza, en Lugano también es posible disfrutar de la cultura. Puedes visitar el Museo de Aduanas de Suiza ,el Museo del Arte y la Cultura, y el ya citado Museo de Historia Natural.

museos-lugano

Qué hacer en Lugano

Ahora que ya has visto que ver en Lugano te cuento algunas cosas que puedes hacer en tu visita a la ciudad. Imprescindible una excursión en barco por el Lago de Lugano. Puedes alquilar un pedaló para dar un pequeño paseo o hacer algún recorrido de los que ofrece la Sociedad de Navegación del Lago Lugano. El recorrido del ferry tiene paradas en los funiculares del Monte Salvatore y Monte Bré, en Melide, Gandria y Morcote.

qué-ver-en-lugano

Subir al Monte Bré y al Monte San Salvatore, o al menos a uno de los dos, para disfrutar de unas vistas impresionantes es otra de las cosas imprescindibles que hacer en Lugano.

Muy reconfortante es caminar tranquilamente por el paseo marítimo mientras ves como los habitantes de Lugano gastan su tiempo leyendo en un banco al sol o jugando al ajedrez gigante en plena calle.

tiempo-en-lugano

Planifica tu viaje

Si lo que has visto de Lugano te ha gustado, aquí van algunos consejos para ayudar a planificar tu viaje. Ya sabes que siempre es recomendable llevar seguro de viaje. Yo utilizo coverontrip y nunca he tenido ningún problema. Si usas el código «viajesymapas» obtienes un 10% de descuento.

Cómo llegar a Lugano

Lugano tiene un aeropuerto pequeño pero desde España no hay vuelos directos. Lo más fácil y barato es tomar como referencia el aeropuerto de Milán Malpensa que se encuentra a 70 kilómetros de Lugano y normalmente hay muy buenas ofertas. Utiliza el buscador de Skycanner para comparar precios y viajar en las fechas más baratas Desde el aeropuerto puedes coger un autobús directo que en una hora te deja en Lugano. Puedes ver los horarios y precios en la web de Flixbus .

Por carretera puedes llegar en coche desde Milán en 1 hora y 30 minutos. También es posible hacerlo con los autobuses de Flixbus . El precio del billete ronda los 10€. Algo más alejado se encuentra de Zúrich, a 200 kilómetros. Si necesitas alquilar un coche para viajar a Lugano los mejores precios los encuentras en el buscador de Rentalcars. El seguro de viaje para el coche te recomiendo RentalCover que tienen los mejores precios que he encontrado.

Dónde dormir

Como te puedes imaginar los hoteles en Lugano son caros. Busqué alojamiento para pasar una noche pero al final me compensó más dormir en Milán, aunque reconozco que me hubiera gustado un día más para hacer senderismo por la zona. Los hoteles más económicos están por la zona de Parise y desde allí se llega en unos 15 minutos al casco histórico caminando. En booking había apartamentos y hoteles 3* desde 55€ la noche. El Hotel Dischma fue el más barato que encontré.


Si tienes cualquier consulta sobre que ver en Lugano no dudes en dejar un comentario. Y si te gustó y quieres recibir más entradas como esta, suscríbete al blog y sígueme en las Redes Sociales.

Esta publicación puede interesarte: Ruta en coche por el norte de Italia

A %d blogueros les gusta esto: