San Felices de los Gallegos

En la comarca salmantina de Vitigudino, ubicado dentro del Parque Natural de los Arribes del Duero, se encuentra San Felices de los Gallegos. Su topónimo ya deja entrever algo de su origen, y es que, este pequeño y tranquilo pueblo de menos de 500 habitantes, fue repoblado por gallegos durante el siglo VII. Ostenta el título de villa desde el año 1291 y fue declarado Conjunto Histórico-Artístico en 1965. Te cuento un poco más sobre su apasionante historia y los lugares tan interesantes que ver en San Felices de los Gallegos.

Índice

    ✍ Un poco de historia del conjunto defensivo de San Felices

    Don Dinís, rey de Portugal, fue quien construyó el castillo primitivo a finales del siglo XIII tomando la villa para el reino portugués y al que perteneció hasta el año 1323. La cerca vieja se debe a la infanta Beatriz, señora de San Felices de 1373 a 1381. La fortaleza consistía en una plaza única con murallas y torres cuadradas. Fue a finales del siglo XIV cuando se construyó la torre del homenaje actual con un carácter más palaciego, sustituyendo a la torre primitiva. La torre tenía 3 plantas. Dentro de las murallas los cuartes tenían una capacidad para acoger una guarnición de mil hombres y algunos caballeros. Durante la Guerra de la Sucesión Castellana Juan de Portugal llegó a ocupar la fortaleza durante unos días gracias a la ayuda de don Gracián Sese, gobernador de la villa y que tomó partido en el conflicto del lado de la princesa Juana, aunque no duraría mucho, ya que el pueblo que estaba del lado de la princesa Isabel se amotinó contra el gobernador provocando su caída. Fueron los Reyes Católicos los que en el siglo XV, cuando la villa estaba ya en posesión de la corona española, los que la entregaron a la Casa de Alba, comenzando así un señorío que duraría hasta el siglo XIX, con el acontecimiento del Noveno, donde se acaba con el derecho feudal en 1851. La construcción del recinto abaluartado trata de mediados del siglo XVII, cuando la corona española está en guerra con Portugal durante la Guerra de la Restauración Portuguesa y se reforzaron las defensas de la villa afianzado su posición defensiva frente al posible invasor. La fortaleza también tuvo actividad durante la Guerra de la Independencia ya que fue tomada por los franceses que permanecieron un tiempo en la villa. Actualmente tras ser restaurado en su interior alberga un centro de interpretación de la ruta de las fortificaciones y el propietario de la torre es Francisco de Dios Manchado, el cual lo recibió por herencia de su padre, que lo compró en los años 30 cuando ya habían empezado a derribarlo.

    san-felices-de-los-gallegos

    ✍ Qué ver en San Felices de los Gallegos

    Aunque lo más impresionante que ver en San Felices de los Gallegos es su conjunto defensivo, la tranquilidad de la villa invita a pasear por sus calles, pausadamente sin un rumbo fijo , mientras vas descubriendo sus tesoros y entablas conversación con los pocos habitantes que se ven por el pueblo, ya que al igual que ocurre en muchos lugares de la España vaciada, la despoblación es muy acusada.

    Entre los lugares que visitar apunta la Ermita del Cordero, que revive sus mejores días durante el primer fin de semana de mayo cuando se produce la veneración de la Santa Cruz, la Ermita del Rosario, la Torre de las Campanas que a su vez cumple la función de puerta monumental, la Casa de los Mayorazgos, la Casa de la Cultura, el Verraco, el Arco del Puerto que era la puerta principal de la villa desde Portugal, y el Convento de la Pasión, que aunque no se puede acceder a su interior si que puedes comprar los riquísimos dulces elaborados por las monjas de clausura. El convento fue fundado en el año 1508 por Dª Petronila Cuadrado y su escudo de armas se puede ver en la puerta de la iglesia. Ahora pasemos a los lugares imprescindibles que ver en San Felices de los Gallegos.

    ➡️ Castillo de San Felices de los Gallegos

    Dominando todo el entorno, se alza imponente, con 30 metros de altura la Torre del Homenaje del Castillo de San Felices de los Gallegos. Del conjunto defensivo se distinguen tres partes: la cerca vieja con el tramo antiguo de la muralla, los baluartes fruto de la reforma del siglo XVIII, y el castillo. La fortaleza jugó un papel fundamental durante las guerras con Portugal y es uno de los lugares clave de la ruta de las Fortificaciones de Frontera, de hecho, la torre alberga en su interior uno de los centro de interpretación de la ruta de las fortificaciones.

    castillo-de-san-felices-de-los-gallegos

    La visita al interior de la torre es muy interesante y un recorrido por las tres plantas de la torre, que están conectadas por una estrecha escalera, permite al visitante, mediante juegos, maquetas, recreaciones y paneles informativos, comprender la historia, función y evolución de la fortaleza de San Felices de los Gallegos a lo largo de los siglos. Muy curioso es ver como se tuvieron que adaptar las fortalezas con la llegada de las nuevas técnicas de asalto y armamento, cambiando la concepción de los sistemas defensivos tradicionales y desarrollándose las fortificaciones abaluartadas. También se visita la cárcel del castillo, ubicada en el sótano de la torre y se sube hasta la azotea, donde disfrutarás de una vista panorámica espectacular tanto de la villa de San Felices de los Gallegos como de sus alrededores.

    conjunto-defensivo-de-san-felices-de-los-gallegos

    Entrada y horarios de visita al castillo de San Felices de los Gallegos

    • La entrada individual cuesta 2,25€ (niños menores de 5 años gratis).
    • Entradas para grupos de 10 o más personas, 2€.
    • Los meses de julio y agosto: 11:30 a 14:00 y de 17:00 a 20:00 horas.
    • Resto del año: sábados de 11:00 a 14:00 y de 16:30 a 19:00 horas, domingos y festivos de 11:00 a 14:00 horas. 

    Nota: Si viajas a San Felices de los Gallegos y el castillo esta cerrado, puedes ponerte en contacto con Juan Pablo en el número 639547046 y te abrirá sus puertas siempre que sea posible.

    ➡️ Iglesia Nuestra Señora entre Dos Álamos

    Para ver el otro emblema de San Felices de los Gallegos hay que ir hasta la Plaza Mayor, corazón de la villa, donde se levanta la Iglesia de Nuestra Señora entre Dos Álamos. Está construida, en sillería de granito, sobre los cimientos de una antigua iglesia románica del S.XII, y las torres del campanario son de una reforma posterior del S.XVIII. El interior se estructura en torno a una nave central y dos laterales, y bajo las losas del suelo se encuentran las sepulturas de las familias históricas más importantes de San Felices de los Gallegos. En el año 1887 sufrió un desbastador incendio que destruyó el artesonado de madera original, del siglo XIV, el retablo mayor y el órgano. El horario de visitas es muy reducido, lo mejor es contactar antes con la parroquia en el número de teléfono 615 471 760.

    ➡️ Museo del Aceite "El Lagar del Mudo"

    Una de las visitas imprescindibles que hacer en San Felices de los Gallegos es al Museo del Aceite "El Lagar del Mudo". Es un museo ubicado en un antiguo lagar del S.XVIII, que tras años de abandono fue restaurado en el años 2000 e inaugurado oficialmente en el 2002. Está muy bien para conocer la importancia del aceite de oliva en el entorno de San Felices y su proceso de elaboración. Además cuenta con una interesante colección de objetos relacionados con el aceite.

    ➡️ Centro de Interpretación de la Cantería

    Otro lugar interesante que ver en San Felices es el Centro de Interpretación de la Cantería. Recorre toda la historia del granito, desde su formación hace millones de años, pasando por su extracción, hasta llegar a como se trabaja hoy en día por los maestros canteros.

    Entradas y horarios de los museos.

    • La entrada individual cuesta 2,25€ (niños menores de 5 años gratis).
    • Entradas para grupos de 10 o más personas, 2€.
    • Sábados de 11:00 a 14:00 y de 16:30 a 19:00 horas, domingos y festivos de 11:00 a 14:00 horas. 

    Si visitas San Felices de los Gallegos otros días puedes concertar una cita en el 686 60 31 61.

    ✍ Senderismo en San Felices

    Después de disfrutar con su patrimonio, una buena opción para completar la visita a San Felices de los Gallegos es hacer alguna de estas rutas de senderismo.

    Puente de los Franceses: Una ruta de senderismo fácil, de 12 km ida y vuelta encuadrada en el sendero GR 14.1, que va desde la Villa de San Felices de los Gallegos hasta Puerto Seguro, pasando antes por el Puente de los Franceses. Los cuatro primeros kilómetros transcurren por un camino llano, y en buen estado, y los dos últimos por un camino más estrecho y pedregoso por las Arribes del río Águeda. Si vas justo de tiempo y como la visita al Puente de los Franceses es muy recomendable, una opción es realizar el primer tramo de la ruta en coche hasta llegar a un aparcamiento y desde allí comenzar el descenso hacia el puente.

    Mesa del Conde: Es otra ruta de senderismo muy sencilla, de unos 3,5 km de distancia, que lleva desde San Felices hasta el mirador de la Mesa del Conde, donde podrás disfrutar con una panorámica espectacular de las Arribes del Águeda.

    Senda de los aceiteros: algo más larga, de unos 11 kilómetros, pero sin dificultad, es la ruta circular que une San Felices de los Gallegos y Ahigal de los Aceiteros. Como puedes imaginar por su nombre, es un sendero que transcurre entre olivos y molinos centenarios.

    Ahigal-de-los-Aceiteros

    ✍ Qué ver en el entorno de San Felices de los Gallegos

    San Felices de los Gallegos es un pueblo muy pequeño, pero las posibilidades que ofrece su entorno son infinitas. Puedes aprovechar la visita para conocer la almazara de Aceiteros del Águeda en Ahigal, y muy cerca también se encuentra el Yacimiento Arqueológico de Siega Verde.

    Si tienes algún día más para disfrutar de la zona te propongo hacer alguna de estas rutas en coche:

    • La primera es una ruta en coche por los Arribes del Duero. Disfrutarás de paisajes de ensueño en sus innumerables miradores, podrás haces rutas de senderismo, ver cascadas e impresionantes saltos de agua, disfrutar de un gran patrimonio histórico y de la observación de aves. Si quieres saber más sobre la ruta en coche por los Arribes del Duero puedes leer esta publicación.
    • La segunda es la Ruta de las Fortificaciones de Frontera. Un interesante recorrido por las fortificaciones de la raya entre la provincia de Salamanca y Portugal. En función de los días disponibles puedes visitar más o menos fortalezas. Las imprescindibles y más conocidas son Ciudad Rodrigo, el Fuerte de la Concepción y San Felices de los Gallegos, pero merece la pena al menos acercarse hasta el castillo de Sobradillo y la ciudad fortificada portuguesa de Almeida. Hay muchas más fortalezas, tienes más información en esta publicación.

    ⚠️ Planifica tu visita a San Felices de los Gallegos

    Para llegar se puede tomar como referencia Ciudad Rodrigo (a 37 kilómetros), donde hay que coger la carretera SA-324 dirección a San Felices de los Gallegos. Si tienes pensado hacer noche puedes hacerlo en la Posada de los Aceiteros, que además tiene un restaurante con muy buena fama. No puedo corroborarlo porque no tuve la oportunidad de comer allí. Yo siempre que viajo por la zona paso la noche en el Hotel Eurostarts Fuerte de la Concepción ya que fuera de temporada alta suele tener magníficas ofertas. Cuando haces senderismo es recomendable siempre viajar con seguro de viaje. Yo utilizo coverontrip y nunca he tenido ningún problema. Si usas el código «viajesymapas» obtienes un 10% de descuento.


    Si tienes cualquier consulta sobre  que ver en San Felices de los Gallegos no dudes en dejar un comentario. Y si te gustó, y quieres recibir más entradas como esta, suscríbete al blog y sígueme en las Redes Sociales.

    1. Clara dice:

      En San Felices de los Gallegos también se puede dormir, tiene un Hotel Rural, y 4 casas de alquiler completo, además de un restaurante que utiliza los productos autóctonos de la zona para elaborar sus platos

    Deja una respuesta

    Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

    Subir