Saltar al contenido

Bodega el Capricho

La primera vez que me dijeron que en un restaurante de un pequeño pueblo de León, la Bodega el Capricho en Jiménez de Jamuz, sirven la mejor carne del mundo, debo reconocer que no lo creí. Investigando un poco empecé a leer noticias sobre el Capricho en periódicos y revistas de tirada internacional como Time, Stern, Vogue, The Wall Street Journal o The Guardian, y hasta un reportaje de Netflix llamado “Steak Revolution”. No daba crédito a lo que veía, era real, y encima lo tenía a poco más de una hora en coche de casa. En las siguientes líneas te cuento más sobre mi experiencia en la Bodega el Capricho, visitando la finca con los bueyes, los rincones del restaurante, sus platos, la carta, el menú, el trato al cliente, las medidas de seguridad anti Covid-19 y el precio.

⭐ Bodega el Capricho en Jiménez de Jamuz

El restaurante de la Bodega el Capricho es el lugar perfecto para disfrutar de la auténtica carne de buey. Es un templo para los amantes de la carne, motivo por el cual recibe visitas de personas llegadas desde los cinco continentes en busca de vivir una experiencia gastronómica única. Al mando de la Bodega el Capricho está el maestro José Gordón, que se hizo cargo de la bodega familiar, picada a mano por su abuelo y con más de 100 años de antigüedad, en el año 1987.

⭐ Un paseo por la finca

Si tienes la oportunidad te recomiendo dar un paseo por la espectacular finca en la que viven los bueyes. El primer buey José Gordón fue a comprarlo a Galicia y actualmente cuenta con unas 300 cabezas de diferentes razas (retinta, sayaguesa, alistana, tudanca, minhota, etc) que han sido seleccionadas con mimo, para asegurarse de que solo llega lo mejor de lo mejor a la finca. Se encuentra a menos de dos kilómetros del restaurante y la verdad que parece un hotel 5* para los bueyes, que viven en un entorno natural privilegiado y disfrutan de pastos aromáticos con tomillo, romero y lavanda. Impresiona pasear junto a los enormes bueyes que llegan a alcanzar los dos metros de altura. Hay que andar despacio y bajito para no asustarlos, y moverse como ellos, porque viven en paz y tranquilidad. Los animales son tratados individualmente, cada uno en función de sus características para poder sacar lo mejor de ellos.

finca-el-capricho

Además en la Bodega el Capricho elaboran su propio vino, un bonito proyecto con el que están recuperando los viñedos centenarios que cultivaron las primeras generaciones de la familia y que trabajan de la misma manera que ellos lo hacían, volviendo a los orígenes. El resultado es el vino «El Chano«, perfecto para acompañar la estupenda carne de los bueyes durante la comida o cena en el Capricho. El paseo por las instalaciones sirve para comprender mejor todo el proceso y valorar la carne que se come en el restaurante. Entonces el precio, aunque es elevado, ya no parece caro porque se conoce todo el trabajo y esfuerzo que hay detrás.

bodega-el-capricho

⭐ Restaurante Bodega el Capricho

Si las carnes de el Capricho son un lujo, las instalaciones de la bodega no se quedan atrás. Lo mejor de todo es que las enseñan con cada reserva, por lo que si quieres puedes conocerlas. Tienen un bar con terraza con acceso a la cocina, donde puedes ver en todo momento como cortan las chuletas y se atemperan antes de ir a la parrilla, salones privados y una bodega que es una autentica pasada, con aproximadamente unas 1.600 referencias y un total de 9.000 botellas. Está considerada como una de las 10 mejores bodegas del país. Tuve la fortuna de que el mismo José Gordón me enseñara también la cámara donde guardan las carnes (someten a cada pieza según sus características propias a un periodo de maduración distinto), la sala de curación de la cecina y la bodega con las barricas de roble francés donde se cría durante 12 meses el vino El Chano.

vinos-el-capricho

➡️ Carta y menú del Restaurante el Capricho

Llegamos ahora a la parte fundamental, la carta y el menú del Restaurante Bodega el Capricho, donde el buey es el gran protagonista. La carta no es muy amplia, algo que suelo agradecer siempre que las opciones sean de calidad. Para el sitio que es, su fama y la calidad de lo que ofrece, no me parece nada caro. Tienes para elegir entrantes, platos de la tierra, verduras, carnes y por supuesto la chuleta, ya sea de vaca, de vaca premium, de buey o de buey premium. Puedes echar un ojo a la carta aquí.

Si es tu primera vez para comer en la Bodega el Capricho te recomiendo el menú festival 130€ (mínimo dos personas) y seguro que así no te vuelves loco eligiendo que pedir. El menú consta de:

  • Aperitivo
  • Carpaccio de entrecot
  • Cecina de buey premium
  • Lengua de vacuno curada y aliñada
  • Steak tartar
  • Solomillo de buey
  • Chuleta de buey premium
  • Torta de buey con café
  • Sorbete de manzana verde.

➡️ Platos del menú degustación del Restaurante Bodega el Capricho.

Paso a comentar un poco cada uno de los platos del menú degustación. Si tuviera que quedarme con uno sería, sin contar la chuleta de buey premium por supuesto, la cecina de buey, estaba brutal. Para beber agua y vino el Chano, de los viñedos viejos de la bodega.

🔸 Para empezar unos aperitivos. Gazpacho y ensalada americana con mayonesa de pimiento dulce.

entrantes_gazpacho

🔸 Carpaccio de entrecot madurado 180 días con sal y aceite: Poco a poco me he ido aficionando al carpaccio y este ha sido sin duda uno de los mejores que he probado. Tenía un sabor espectacular.

carpacción-el-capricho

🔸 Steak Tartar: Otro plato de 10, aunque como me encanta siempre salgo satisfecho con los Steak Tartar. Un pelín picante pero sin pasarse.

restaurante-el-capricho

🔸 Lengua de vacuno curada y aliñada: Era la primera vez que comía lengua de vacuno y me gustó bastante. Estaba aliñada con vinagre de Módena y aceite de oliva virgen extra. Ahora tengo un dilema y es que si la pido en otro restaurante no se si llegará al nivel de la Bodega el Capricho y no me gustaría perder este grato recuerdo.

lengua

🔸 Cecina de buey Premium: Brutal, un espectáculo. Lo que más me sorprendió de la cena. Lo tenía todo, sabor, color, textura. No me hubiera importado repetir.

cecina-premium-bodega-el-capricho

🔸 Solomillo de Buey: Sabroso y en su punto, se deshacía en la boca. Uno de los mejores solomillos que he probado en mi vida.

solomillo-de-buey

🔸 Buey Premium: Llegó el momento culmen de la noche, probar la chuleta de buey premium que minutos antes nos habían venido a enseñar.

restaurante-bodega-el-capricho

Lo mejor de todo es que el propio José Gordón se encarga personalmente de trinchar la chuleta y colocarla en un plato de barro untado con su propia grasa mientras te explica de donde procede y las diferentes partes y texturas de la chuleta. En nuestro caso era una raza minhota de 10 años que maduró durante 150 días en las cámaras de la bodega.

chuleta-de-buey-bodega-el-capricho
jose-gordon

Es el momento más mágico y deseado de la noche porque no siempre se tiene la oportunidad de comer una pieza semejante. Estaba brutal, muy sabrosa. Para acompañarla nos trajeron un plato de tomates de la zona muy ricos.

restaurante-bodega-el-capricho-jimenez-de-jamuz

Debo reconocer que después de la chuleta estaba lleno y aún quedaban los postres. El primero fue un sorbete de manzana verde, yogur de coladilla, avellana garrapiñada y polvo de manzana que entró muy bien. Agradecí que fuese ligero y no demasiado empalagoso. El segundo una Torta de Buey con Café, Helado de Galleta y Espuma de Chocolate Blanco que estaba divino. Para terminar un café.

⭐ Hospedaje Doña Elvira

Algo que recomiendo, para disfrutar plenamente del restaurante de la Bodega el Capricho es alojarse en Jiménez de Jamuz, sobre todo si vais a cenar. El ritmo de la cena es lento y pueden dar las tantas de la madrugada tranquilamente y si encima has bebido alguno de los estupendos vinos con los que cuenta la bodega no es recomendable conducir. El propio restaurante cuenta con un alojamiento muy acogedor, el Hospedaje Doña Elvira, ubicado en la Calle Herreros nº 5, a unos 700 metros de el Capricho.

⭐ Opinión de la Bodega el Capricho : Nota 10/10

La Bodega el Capricho es un templo por el que todos los amantes de la carne deben pasar al menos una vez en la vida. Difícilmente podrás comer una carne de buey que se le parezca, pero será prácticamente imposible que pueda superarla. Es el primer restaurante que le otorgo una nota de 10/10. Fue una experiencia perfecta en todos los sentidos, ya fuera visitando la finca, las instalaciones de la Bodega el Capricho o durante la cena. El trato por parte de todo el equipo fue de 10, sintiéndote como en casa desde el primer minuto. El restaurante es amplio y acogedor, con salones privados para la celebración de eventos más íntimos, y cuenta con una decoración e iluminación muy acertada. No nos vamos a engañar, el precio es elevado pero no caro, ya que hay que valorar la calidad del producto y el tiempo que se necesita para conseguirlo, por lo que la relación calidad-precio es de 10. Un sitio perfecto para tener muy en cuenta cuando quieras darte un «Capricho».

⭐ Contacto

La Bodega el Capricho se ubica a las afueras de Jiménez de Jamuz, concretamente en la Calle Carrobierzo nº 28, junto a la ribera del río Jamuz. Puedes contactar con el restaurante en el teléfono 987 66 42 24  o mediante el formulario de contacto de su página web.

El horario de comidas y cenas es el siguiente:

  • Comida: de 13:00 a 15:45
  • Cena: de 20:00 a 00:00

⭐ Tienda Online de la Bodega el Capricho

Si por cualquier motivo no puedes acercarte hasta Jiménez de Jamuz para comer en el Restaurante el Capricho no te preocupes, puedes pedir sus productos desde su tienda Online y en 24-48 horas tenerlos en casa. Algunos de los productos que puedes comprar son:

  • Lote terruño de León
  • Vino el Chano
  • Cecina de buey (extra – premium – selección Jose Gordón)
  • Lengua curada de vacuno.
  • Chorizo, salchichón, morcilla de buey.
  • Chuleta de buey y chuleta de vaca.
  • Carpaccio madurado de lomo bajo de vaca
  • Taco de solomillo de buey y de vaca.

⭐ Qué ver en el entorno de la Bodega el Capricho

La visita a la Bodega el Capricho es una experiencia en si mismo pero puedes aprovechar la jornada para ver algunos de los lugares tan interesantes con los que cuenta su entorno. Te recomendaría visitar las ruinas del Real Monasterio de Santa María de Nogales que se encuentra a unos 15 kilómetros de Jiménez de Jamuz. También es interesante el castillo de Villanueva de Jamuz y por supuesto la Bañeza, a tan solo 5 kilómetros. No te pierdas la  Iglesia de San Salvador, la Plaza Mayor, la Torre del Reloj y el museo de la Alubia.


Si tienes cualquier consulta sobre el Restaurante Bodega el Capricho de Jiménez de Jamuz no dudes en dejar un comentario. Y si te gustó, y quieres recibir más entradas como esta, suscríbete al blog.

Estas publicaciones sobre la provincia de León pueden interesarte.

A %d blogueros les gusta esto: