Saltar al contenido

Praga «Qué ver y hacer»: Guía de la capital de la República Checa

Praga, la capital de la República Checa, es una ciudad de cuento que merece ser recorrida tanto de día como de noche y normalmente, acaba enamorando a todo aquel que la visita. Conocida como la Ciudad de las Cien Torres o Ciudad Dorada, es uno de los destinos turísticos más importantes del planeta y su casco histórico ha sido declarado Patrimonio de la Humanidad por la Unesco. Acompáñame a descubrir los tesoros que ver en Praga, una ciudad de leyenda, fascinante y llena de vida que te robará el corazón.

⚡ Mapa con los principales lugares que ver en Praga

En el mapa de Praga aparecen señalados los lugares más emblemáticos de la capital checa. La mayoría se encuentran ubicados cerca del casco histórico y podrás llegar a ellos caminando.

✍ Qué visitar en Praga

El Puente de Carlos, el Reloj Astronómico, la Plaza de la Ciudad Vieja o el Barrio Judío, son algunos de los lugares que no debes perderte en tu primera visita a la capital de la República Checa. Para ayudarte a planificar tu visita te propongo unas rutas con los principales lugares que ver en Praga en función a los días de tu viaje.

Imprescindible que hacer en Praga: Free tour

➡️ Qué ver en un día

En esta ruta te cuento lo mejor que ver en Praga si solo dispones de un día para conocer la ciudad. El recorrido empezaría en la Plaza de la Ciudad Vieja, visitando joyas de la parte antigua de la ciudad como el Reloj Astronómico, la Iglesia de Nuestra Señora de Týn o la Torre de la Pólvora. La siguiente parada sería el Barrio Judío para después cruzar el Puente de Carlos y, tras pasar por el precioso barrio de Malá Stana, subir hasta el Castillo y disfrutar allí de un bonito atardecer. Al ser tantos lugares en un solo día prácticamente no habrá tiempo de visitar sus interiores.

Recomendable: Tour por el barrio judío.

➡️ Qué ver en Praga en dos días

Si al menos dispones de dos días para visitar Praga, mi plan ideal sería el siguiente. El primer día lo dedicaría a conocer los rincones de la Ciudad Vieja, entrando en el interior de sus principales monumentos e impregnándote del animado ambiente de sus calles. Para terminar el día recomiendo la Plaza de Wenceslao y ver el contraste entre una zona de la ciudad y otra.

El segundo día empezaría recorriendo el Barrio Judío, entrando en el cementerio viejo y en alguna de sus sinagogas. Después, tras cruzar el Puente de Carlos, dar un paseo por el mágico barrio de Malá Strana y visitar los lugares más emblemáticos del Castillo como la Catedral de San Vito o el Callejón del Oro. Para terminar el día dos opciones. Ver el atardecer desde la Colina de Petrín o un paseo nocturno por el río Moldava.

Interesante: Paseo en barco por el río Moldava con cena

➡️ Qué ver en tres días

Si tienes tres días para ver Praga, te dará tiempo para visitar sus lugares más famosos y además conocer zonas no tan turísticas pero no por ello menos interesantes. Puedes dedicar media jornada a recorrer las orillas del río Moldava desde el Puente de Mánes hasta el Puente Jirásek, admirando por el camino el modernista Edificio Danzante. Si continúas un poco más al sur, aunque mejor si coges el transporte público, llegas hasta la colina de Vysehrad, que además de sus interesantes monumentos es una zona con amplia oferta de ocio nocturno. Otra opción es recorrer las calles de la Nové Mestro, la Ciudad Nueva, o de los desconocidos barrios de Karlín Zirkov, donde podrás disfrutar de las mejores vistas de Praga desde la Torre de Televisión y la Colina de Zirkov

No puede faltar: Tour nocturno por Praga

➡️ Qué visitar en Praga en cuatro o más días

Con 4 o más días disponibles para ver Praga, aprovecharía para hacer alguna excursión por el entorno como al Campo de Concentración de Terezín, a la ciudad balneario de Karlovy Vary, a Kutná Hora, al pueblito de cuento Cesky Krumlov, a la fábrica de cerveza Pilsen o incluso a las vecinas ciudades de Dresde y Viena.

Sobrecogedor: Excursión al Campo de Concentración de Terezín

✍ Qué ver en Praga : 15 lugares imprescindibles

De todos los lugares que visitar en Praga he hecho una lista para que tengas a mano los 15, que en mi opinión, no te puedes perder. También te facilito el horario y el precio de la entrada para que te sirva a la hora de planificar tu viaje. Tienes que tener en cuenta que la moneda de la República Checa es el corona checa (CZK). A fecha de 3 de junio del 2020 un euro equivale a 26.65 coronas. Te recomiendo pagar siempre con tarjeta para evitar comisiones en el cambio.

Plaza de la Ciudad Vieja de Praga

La Plaza de la Ciudad Vieja (Staré Mesto) es el corazón de Praga y uno de sus lugares más emblemáticos. Algunos de los hechos históricos más importantes de ciudad, como la proclamación del régimen comunista en el año 1948 allí acontecieron. La plaza en su origen funcionó como mercado, siendo un importante lugar de paso de las rutas comerciales centro-europeas, lo que llenó de riquezas a los comerciantes locales. Prueba de ello queda en la arquitectura de los bellos edificios de la plaza, que en su mayoría pertenecieron a importantes comerciantes alemanes. En mi opinión, es una de las plazas más bonitas de Europa y un lugar imprescindible que ver en Praga, tanto de día como de noche.

Concierto de música clásica en la iglesia de San Nicolás

En la Plaza Vieja se encuentran algunos de los edificios más importantes que visitar en Praga y te llevará al menos un par de horas. Apunta la Iglesia de Tyn con sus impresionantes torres, el Ayuntamiento con su famoso Reloj Astronómico, la Iglesia de San Nicolás con su elegante fachada rococó, el Monumento a Jan Hus, un teólogo y sacerdote checo que se convirtió en un precursor de la Reforma Protestante, el Palacio de Kisnský del S XVIII que alberga en su interior la galería nacional, la Casa de la Campana de Piedra, la Escuela de Týn y la Casa del Unicornio Blanco.

qué-ver-en-Praga

Iglesia de Nuestra Señora de Týn

Construida simultáneamente, y por el mismo arquitecto, que la Catedral de San Vito, es una impresionante edificación gótica del S. XIV, aunque su interior es barroco por la reconstrucción llevaba a cabo después del incendio que sufrió en el S. XVII, de la que sobresalen dos imponentes torres de 80 metros que se elevan hacia el cielo desde el corazón de Praga. Lo más destacable de su interior son las pinturas del altar mayor, el órgano, que del año 1673 es el más antiguo de Praga, y el sepulcro de Tycho Brahe, el célebre astrónomo danes. De día resulta impresionante, pero en el atardecer, con el color de los últimos rayos de sol, es una maravilla. El acceso al interior, un poco oculto, es gratuito, aunque se recomienda dejar una donación de 25 CZ. El horario de visita es de martes a sábado de 10:00 a 13:00 y de 15:00 a 17:00h, los domingos de 10:00 a 12:00h. Los lunes permanece cerrada.

Ayuntamiento, la torre y el Reloj Astronómico de Praga

Si hablamos de los edificios más emblemáticos que ver en Praga, no puede faltar el Ayuntamiento, con su imponente torre de 60 metros de altura y el famoso Reloj Astronómico del S.XV, adosado a su fachada, que es la gran estrella de la Plaza Vieja de Praga. Al menos una vez durante tu viaje, es recomendable que asistas al espectáculo que brinda cada hora, desde las 9 de la mañana hasta las 11 de la noche, con el desfile de las figuras de los doce apóstoles. Durante mi visita estaban restaurando el reloj, por lo que no pude disfrutar de una de las mejores cosas que hacer en Praga. A parte del espectáculo del reloj, no olvides subir hasta lo alto de la torre para tener ante tus ojos las mejores vistas del centro de Praga. También es importante conocer que en la planta baja del Ayuntamiento se encuentra la oficina de turismo. Horario de la torre: De martes a domingo de 9:00 a 22:00h y lunes de 11:00 a 22:00h. Entrada incluida en la Prague Card.

Tour subterráneo por el Ayuntamiento de la Ciudad Vieja

reloj-astronómico-praga

Torre de la Pólvora

Junto a la Casa Municipal, uno de los edificios más bonitos que ver en Praga, se encuentra la Torre de la Pólvora, que como su nombre indica era la torre donde se guardaba la pólvora. Una cosa que hacer en Praga es atravesar la Torre de la Pólvora y adentrarte en el Staré Mesto para completar la Ruta Real, recorrido que hacían los reyes de Bohemia por la ciudad medieval hasta llegar al Castillo. Si te animas, y quieres disfrutar de unas bonitas vistas de Praga, solo tienes que subir 168 escalones para alcanzar los 63 metros de altura con los que cuenta el mirador de la torre.

Los horarios de visita de la Torre de la Pólvora son, de abril a septiembre, de 10 a 22 horas; de octubre y marzo, de 10 a 20 horas; y de noviembre a febrero, de 10 a 18 horas. El precio de la entrada es de 100 CZK.

torre-de-la-polvora-praga

Puente de Carlos

Al hablar de Praga, seguro que uno de los primeros lugares que se nos vienen a la mente es el majestuoso Puente de Carlos. Es de lo más turístico de la ciudad, y paso obligado en un viaje a Praga porque conecta la Ciudad Vieja con el barrio de Mala Strana. Recomendable para más información sobre el Puente de Carlos leer esta publicación específica sobre él.

Paseo en barca + Museo del Puente de Carlos

Puente de Carlos

Barrio Judío, las sinagogas y el cementerio viejo

Otra de las cosas que debes hacer en Praga es pasear por barrio judío (también llamado Josefov), para entre otros lugares visitar la estatua de Kafka, sus sinagogas y el antiguo cementerio judío. La comunidad judía fue muy importante en la República Checa aunque hay que decir que poco queda de ella en la actualidad. Está situado en la parte vieja de la ciudad, muy cerca de la plaza de la ciudad vieja. Para verlo en condiciones al menos necesitarás medio día, pero también es verdad que si vas justo de tiempo no hace falta entrar en todas las sinagogas, con visitar la la sinagoga Española o la Vieja Nueva considero que es suficiente. Uno de los lugares más visitados del barrio judío de Praga es el cementerio antiguo, que cuenta con más de 11.000 sepulturas amontonadas y 100.000 cuerpos enterrados, ya que era el único lugar donde se pudo enterrar a los judíos durante más de 300 años, hasta el año 1891 en el que se inauguró el cementerio nuevo a las afueras de la ciudad.

barrio-judio-praga

Las sinagogas del barrio judío son:

Sinagoga Vieja Nueva o Staronova: Construida en el año 1270 es una de las más antiguas de Europa en las que se sigue celebrando culto. Seguro que te resulta familiar la leyenda del Golem de Praga que protegía a la comunidad judía, pues bien, nos cuenta que descansa en el ático de la Sinagoga Vieja Nueva. La entrada a esta sinagoga se debe comprar por separado.

Sinagoga Española: Por su nombre te resultará sencillo entender su origen. Proviene de los judíos que se refugiaron en ella tras la expulsión del reino de España durante el reinado de los Reyes Católicos en el s. XV. Personalmente la considero la sinagoga más interesante que ver en Praga.

Sinagoga Maisel: en su origen, antes de ser pública, fue un templo privado de Josefov Mordechai Maisel, líder de la comunidad judía y de ahí su nombre. Su interior alberga una colección de objetos religiosos judíos.

La Sinagoga Pinkas: es un museo memorial sobre las víctimas del nazismo en Bohemia y Moravia, con los nombres de los más de 77.000 personas asesinadas.

Sinagoga Alta: Solo con su nombre te imaginarás que procede por la altura del edificio, pero no, es porque los ritos religiosos, al contrario que en el resto de los templos, se celebraban en la primera planta. No es posible visitar su interior.

Sinagoga Klausen: su visita es interesante si te interesa conocer más sobre la historia del gueto de Praga y sobre las tradiciones del mundo hebreo.

Si tienes pensado visitar todo del barrio judío, la mejor opción es comprar la entrada conjunta que cuesta 330 Kč (12,50 €). Lo menores de 15 años y estudiantes tienen descuento 220 Kč (8,30 €). La entrada incluye la visita al antiguo cementerio judío, a la sala ceremonial, y a las sinagogas Maisel, Española, Pinkas y Klaus. Los sábados y fiestas judías está cerrado a las visitas.

Recomendable: Tour por el barrio judío.

Clementinum

Uno de los lugares con más encanto de Praga es el Clementinum, donde podrás disfrutar de joyas como la Capilla de los Espejos, en la que se encuentra el órgano que tocó Mozart en su visita a Praga, la Torre Astronómica con 70 metros de altura que ofrece unas de las mejores vistas del Praga, la Sala del Tesoro, la Sala de los Meridianos y la Biblioteca Nacional que cuenta con más de 20.000 ejemplares, algunos incunables.

La entrada al Clementinum con visita guiada cuesta 220 CZK. El único inconveniente es que sólo es posible acceder con una visita guiada en inglés. Abre todos los días de 10:00 a 18:00h y los meses de abril a octubre cierra a las 19:00h.

Clementinum-biblioteca

Monte Petrín

La ciudad de Praga cuenta con un enorme patrimonio y podrías pasear por sus calles durante días, pero para desconectar, un plan perfecto que hacer en Praga es subir hasta el Monte Petrín. En lo alto de la colina se encuentra la llamada Torre Eiffel de Praga, una torre metálica del S.XIX de 63 metros de altura desde donde se obtienen unas espectaculares vistas de la ciudad. Te recomiendo que subas a la cima caminando, un paseo de unos 30 minutos, pero si lo prefieres puedes coger el funicular en el pasaje de U Lanové Dráhy. El acceso al mirador de la torre cuesta 150 CZK y al Laberinto de los Espejos 90 CZK.

torre-petrin

Castillo de Praga

Uno de los lugares más visitados de Praga es su castillo, el más grande del mundo en su «estilo». No esperes encontrar una enorme fortaleza, realmente es un recinto amurallado, una ciudad propia dentro de Praga, en el que se encuentran importantes edificios como la Catedral de San Vito, el Palacio Real, que fue residencia de los reyes de Bohemia y lo es en la actualidad del presidente de la República Checa, la galería de Pintura Obrazarna, aunque apenas muestra unas cientos de obras de una colección de más de 4.000, la Torre Blanca, el Palacio Rosenberg, el Monasterio de San Jorge y el Callejón del Oro, uno de los rincones del castillo con más encanto, siempre que no este lleno de turistas y no sea un agobio pasear por él, ya no digo sacar una foto en condiciones porque es prácticamente imposible al estar tan masificado.

palacio-real-praga

Para las entradas atento, porque hay tres circuitos disponibles:

Opción A: Incluye la Catedral de San Vito; Palacio Real, Basílica, Monasterio de San Jorge; Callejón de Oro y el Palacio Rosenberg por 350 CKZ.

Opción B: Incluye Palacio Real, Basílica de San Jorge, Callejón del Oro y Catedral de San Vito POR 250 CKZ.

Opción C: Incluye la exposición del tesoro de San Vito y la Pinacoteca del Castillo de Praga POR 350 CKZ.

Imprescindible: Visita guiada gratuita por el Castillo de Praga

Catedral-de-San-Vito-Praga

Catedral San Vito en el Castillo de Praga

Si hay un edificio simbólico que ver en el Castillo de Praga es la impresionante catedral gótica de San Vito, la más grande de la República Checa y el lugar donde se coronaron y enterraron a los reyes de Bohemia. Es del siglo XIV, aunque no se finalizó la construcción hasta el año 1929. El exterior es una pasada, con sus torres, que casi alcanzan los 100 metros de altura, y la famosa Puerta Dorada, pero su interior lo es aún más, sobre todo por sus coloridas vidrieras, el coro, el tesoro de la corona, la Tumba de San Juan de Nepomuceno y la capilla de San Wenceslao. También es posible subir a la torre sur de la catedral desde donde se obtienen unas increíbles vistas del Puente de Carlos y el Staré Mesto.

catedral-de-praga

Mala Strana y la Isla Kampa

Desde la Ciudad Vieja, cruzando el río Moldava por el Puente de Carlos, se llega al barrio de Mala Strana, conocido como la «Perla del Barraco«. Sus edificios más emblemáticos son la iglesia de San Nicolás, una obra maestra del barroco, la Iglesia del Niño Jesús y el Muro de John Lennon , pero lo mejor es dejarse llevar por sus calles e ir admirando los tesoros que se presenten en forma de casas, palacios y jardines. Es una zona con un gran ambiente, llena de bares y restaurantes muy frecuentados por los turistas que suben o bajan del castillo. Como consejo personal no te recomiendo comer en los restaurantes de las calles principales, al ser muy turísticos el precio suele ser más elevado. Junto a Mala Strana está la isla de Kampa, una de las ocho islas del río Moldova a su paso por Praga y un buen lugar para desconectar del ajetreo de las bulliciosas calles de la ciudad.

Interesante: Visita guiada por Mala Stena y Hradcany.

Nove Mesto «la Casa Danzante y la Plaza Wenceslao«

La Nove Mesto, o la ciudad nueva, es otra de las zonas que hay que conocer en una visita a Praga, pero ojo, que para recorrerla hay que dedicar bastante tiempo porque cuenta con una extensión considerable, aproximadamente es tres veces la Ciudad Vieja. A pesar de su nombre, el barrio ya existía en la Edad Media, pero si bien es cierto que la arquitectura de sus edificios dista mucho de los que podemos ver en la Ciudad Vieja. Tiene edificios interesantes como el Teatro Nacional, la Casa Municipal, el Museo del Comunismo, el Museo de la Mucha, la Sinagoga de Jerusalén y la Opera Estatal, pero dos lugares destacan a mi parecer sobre el resto: La Casa Danzante y la Plaza Wenceslao. La primera se ha convertido en uno de los símbolos más reconocidos de Praga por la singular arquitectura del edificio, que simula a dos bailarines, pero debes de saber que no se puede visitar su interior, aunque tampoco se pierde mucho porque son oficinas. La segunda es el corazón de la ciudad nueva y se asemeja a cualquier gran avenida de las ciudades actuales, llenas de centros comerciales con tiendas de reconocidas marcas internacionales. En uno de los extremos luce imponente la estatua ecuestre de San Wenceslao.

plaza-de-san-wenceslao-praga

Vyšehrad

La Fortaleza de Vyšehrad es el segundo castillo de Praga, y menos visitado, en parte porque se encuentra algo alejado del casco histórico. La verdad que me decepcionó un poco, pero si te lo recomiendo si vas a estar 3 o más días en la capital de la República Checa. Se le conoce como castillo en las alturas por estar ubicado en una gran roca sobre el río Moldava. Poco queda del castillo original del siglo X, ya que un gran incendio arrasó la fortaleza y lo que se ve en la actualidad en una reconstrucción de finales del XIX. El mayor encanto que tiene es que no es demasiado turístico, y eso en Praga ya es mucho decir, porque cuesta encontrar lugares para pasear que no estén abarrotados de gente. Lo más destacado es la Iglesia de San Pedro.

Free tour por Vyšehrad

Barrios de Karlín y Zizkov

De los mejores lugares que ver en Praga, fuera de los itinerarios turísticos más comunes, son los barrios de Karlín y Zizkov. Personalmente me gustaron bastante y merece la pena darse un paseo para conocer la Praga más auténtica y desconocida. No esperes encontrar grandes monumentos, pero si podrás sentir la vida cotidiana de los habitantes de Praga. Entre los lugares más interesantes para visitar en estos barrios apunta la iglesia de San Cirilo y San Metodio, la Colina de Zirkov con el monumento conmemorativo a la liberación y la impresionante estatua ecuestre de Jan Zizka, la torre de televisión donde puedes subir para disfrutar desde otra perspectiva de las vistas de la ciudad de Praga y el nuevo cementerio judío, donde entre otros descansan los restos de Kafka.

barrios-de-praga

Museos de Praga

Museo Nacional de Praga: Ubicado en la Plaza de Wenceslao en un precioso palacio, alberga exposiciones permanentes sobre minerales, paleontología, antropología y zoología. La entrada cuesta 260 coronas, unos 10€.

Museo del Comunismo: Visita recomendable si os interesa conocer más sobre la implantación, transcurso y caída del régimen comunista en la República Checa. Personalmente lo considero algo caro para lo que ofrece, cuesta la entrada 380 coronas (unos 12€).

Museo Mucha: Interesante para los amantes del Art Nouveau ya que alberga las obras del artista checo Alfons Mucha. El precio es de 300 coronas (algo más de 11€).

Galería Nacional de Praga: El museo más interesante que ver en Praga para los amantes del arte. Cuenta con la colección de arte más importante de la República Checa y la segunda más grande de Europa después del Louvre. Tiene la ventaja de que al estar dividido en 6 sedes puedes ver las más afines a tus gustos. Hay entrada individual por cada sede y también una conjunta (500 coronas).

Más museos que ver en Praga: Hay muchos más museos en Praga, te dejo una lista por si hay alguno que te interesé visitar: Museo de la Ciudad de Praga, Museo Técnico Nacional, Museo de las Artes y Habilidades, Museo de Mozart, Museo Naprstek, Museo de Kafka, Museo de los Juguetes, Museo de Cera, Museo de Kampa y el Museo de Torturas Medievales.

✍ Qué hacer en Praga

Ahora que ya conoces los lugares imprescindibles que ver en Praga, te cuento algunas cosas que puedes hacer en tu visita a la capital de la República Checa para exprimir al máximo el viaje. Algo que no puede faltar para descubrir los mejores secretos de Praga es hacer un free tour por la ciudad. Si te gusta no olvides dejar algo de propina.

▷ Una de las mejores cosas que hacer en Praga es pasarse por sus tabernas típicas y saborear alguna de las mejores cervezas del mundo. Apunta este tour de la cerveza para degustar varias de sus marcas. Otra interesante opción es asistir en las tabernas, mientras bebes cerveza, a un espectáculo medieval.

▷ Asistir a un espectáculo de Teatro Negro. Muy recomendable y para todos los públicos es la obra de Alicia en el País de las Maravillas o las Marionetas Don Giovanni. A parte del teatro puedes completar tus jornadas de ocio nocturno en Praga con un concierto de Mozart en el Gran Hotel Bohemia con cena incluida.

▷ Un viaje a Praga no estaría completo sin un crucero por el río Moldava para conocer la ciudad desde otra perspectiva. También los hay nocturnos que incluyen la cena.

▷ Praga es una ciudad llena de misterios y leyendas, que mejor forma de descubrirlas que haciendo un tour nocturno y si te gusta la historia apunta este tour del nazismo o por la Praga comunista.

▷ Si eres perezoso para andar, puedes llegar a los principales monumentos que ver en Praga con el autobús turístico o con un tour en bicicleta.

▷ Algo que me hubiera gustado hacer y no puede son las prácticas de tiro con Kalashnikov, así que lo tengo pendiente para mi próxima escapada a Praga.

▷ Si viajas a Praga en época navideña no olvides hacer un tour por sus famosos mercadillos de Navidad. Otra de las cosas que hacer en Praga que tengo pendientes.

✍ Qué ver en el entorno: Excursiones desde Praga

Tres días mínimo es lo necesario para visitar Praga. Si tienes algunos más disponibles mejor, así podrás hacer alguna excursión por la República Checa.

⚠️ Planifica tu viaje: Consejos para viajar a Praga

Una vez que ya conoces las mejores cosas que hacer y ver en Praga, voy a darte algunos consejos que pueden ayudarte a planificar tu visita a la capital de la República Checa. Como ya sabes es recomendable siempre viajar con seguro de viaje. Yo utilizo coverontrip y nunca he tenido ningún problema. Si usas el código «viajesymapas» obtienes un 10% de descuento.


Tarjeta turística

Una de las primeras cosas que me planteo cuando viajo a una nueva ciudad es valorar si merece la pena o no comprar la tarjeta turística. En el caso de la Prague Card, la verdad que si que recomiendo comprarla porque sale bastante rentable si tienes prensado entrar en los principales monumentos de Praga, ya que ofrece el acceso gratuito a más de 50 monumentos de la ciudad y ademas, incluye una guía muy completa de Praga. Para un adulto 2 días es de 62€, y tres días 72€ (46€ y 53€ los niños y estudiantes).

⇨ Dónde dormir y comer

Seguramente, al buscar alojamiento en Praga, te plantees cual es la mejor zona para dormir en la ciudad. Como es normal, cuanto más te alejes del casco histórico más económico será el hotel. Yo durante mi primera visita me alojé en el Hotel Olga (30€ noche), económico pero bastante alejado del centro por lo que cada día tenía un buen paseo. En la segunda visita dormí en el Golden Star (40€ noche), un lujoso apartamento a muy buen precio cerca del castillo. Y por último, en mi tercera visita en la Ciudad Vieja, concretamente en el Palac U Kocku y bueno, la relación calidad/ precio no estuvo mal, 50€ la noche. De todos modos puedes encontrar las mejores ofertas de hoteles para dormir en Praga en Booking y en Trivago, y así encontrar el más afín a tus necesidades.

Para comer hay muy buenos restaurantes y cervecerías, pero te voy a decir una imprescindible que visitar en Praga. Es la cervecería el Tigre Dorado (U Zlatého Tygra) ubicada en la Ciudad Vieja de Praga. Recomiendo ir a primera hora para pillar sitio, abre de 15:00 a 23:00 horas. Y ojo, porque no hace falta que pidas, si estás sentado cada cierto tiempo te van llevando una jarra de rica cerveza local.

⇨ Cómo llegar y moverse por la ciudad

La forma más sencilla de llegar a Praga es en avión, tomando como referencia el Aeropuerto Internacional de Praga Václav Have, y aprovechando los vuelos de bajo coste. Puedes encontrar las mejores ofertas usando el buscador de vuelos Skycanner o de Momondo. Si te encuentras en otras ciudades europeas cercanas a Praga como Budapest, Viena, Dresde o Bratislava, una forma económica de llegar es con los autobuses de Flixbus.

Si sales de Praga para moverse por la República Checa la mejor opción es el coche.  Yo siempre utilizo el buscador de Rentalcars para mis rutas en coche y nunca he tenido ningún problema, es más, una vez una compañía me realizó un cargo extra y desde Rentalcars me lo devolvieron sin poner ninguna pega.   El seguro como siempre en RentalCover que tienen los mejores precios.

En Praga, aunque es una ciudad grande, no es necesario utilizar el transporte público, ya que se puede llegar a sus lugares más emblemáticos caminando. De todos modos cuenta con una buena red de transporte público compuesta por metro, tranvía, autobús y funicular. El billete es el mismo para todos los medios de transporte y cuesta 32 CZK un billete sencillo válido para 90 minutos, y 24 CZK uno billete reducido válido 30 minutos a partir de la convalidación. Hay bonos de 24 horas por 110 CZK y de 72 horas por 310 CZK.

☝ Cómo ir del aeropuerto al centro

El aeropuerto de Praga, Václav Havel se encuentra a unos 18 km del casco histórico de la ciudad. Para llegar al centro de Praga desde el aeropuerto tienes el Autobus Airport Express que te deja en la estación de trenes Hlavni Nadrazi a unos 10 minutos caminando de la Plaza de Wenceslao (60 coronas), la línea de autobús 119 + más línea verde del Metro con paradas en Mala Strana o Staré Mesto, el autobús 100 + la línea amarilla del Metro con paradas en la Plaza de Wenceslao, el taxi, o el traslado privado, útil sobre todo si llegas por la noche o sois más de 3 personas..


Quizás estas publicaciones sobre la República Checa sean de tu interés


Si tienes cualquier consulta sobre que ver en Praga no dudes en dejar un comentario. Y si te gustó y quieres recibir más entradas como esta, suscríbete al blog y sígueme en las Redes Sociales.

Únete a otros 6.599 suscriptores

A %d blogueros les gusta esto: