Saltar al contenido

Campo de Concentración de Terezín

El Campo de Concentración de Terezín no es el más grande o famoso de todos los que he visitado, pero si el que peores sensaciones me provocó. Tal vez, visitarlo en el duro invierno de la República Checa ayudara. Además, apenas había gente visitando la pequeña fortaleza de Terezín y prácticamente pude recorrerla en solitario, al contrario que en Auschwitz o Sachsenhausen, con tantos turistas que se hacía hasta molesta la visita. Si vas a estar unos días en Praga, es una excursión que recomiendo.

Cómo llegar al Campo de Concentración de Terezín desde Praga

  • Coche de alquiler: Una opción para visitar el Campo de Concentración de Terezín es alquilando un coche en Praga. Hay una distancia de 62 km que se completa en menos de una hora.
  • En autobús desde la estación Nádrazí Holesovice. El trayecto se completa en una hora. El autobús nº 7 para en la pequeña fortaleza en la ida, y para volver a Praga, se coge el autobús en el parque central de la fortaleza grande. El precio es aproximadamente de 5€ al cambio el billete de ida y vuelta. El primer autobús sale desde Praga a la 08:00 horas y el último de regreso desde Terezín es a las 18:35. Los billetes se compran en el mismo autobús, no se pueden comprar online.
  • Excursión y visita guiada a Terezín: La forma más cómoda de ir al Campo de Concentración de Terezín es contratando una excursión desde Praga, que además incluye visita guiada. El precio es de 35€. Pincha aquí para más información sobre esta excursión.

Horarios y precio de la entrada al Campo de Concentración de Terezín

Abril a Octubre: todos los días de 8:00 a 16:30.
Noviembre a Marzo: todos los días de 8:00 a 18:00.

Pequeña Fortaleza y Museo: 180 CZK – 7€ 
Pequeña Fortaleza, Museo y Barracas: 220 CZK – 8,50€ 

Breve historia del Campo de Concentración de Terezín

El 24 de noviembre de 1941 llegaron los primeros 300 hombres a Terezín. Fueron los encargados de construir cocinas y literas de tres niveles en los barracones para recibir a los primeros reclusos, que llegaron 6 días después. El gueto contaba con unas murallas de 12 metros, un foso y solo tenía tres puertas de acceso con puentes levadizos.

Literas de tres niveles en el Campo de Concentración de Terezín

Los primeros reclusos que llegaron a Terezín llevaron una actividad cultural oculta dentro del campo de concentración. Pretendían animar a la gente recluida siguiendo el estilo de vida de la Praga de la época. Organizaron coros, recitales de poesía, cabaret, charlas sobre ciencias, teatro, clases de pintura y dibujo. Como era de esperar, mas tarde o temprano, los nazis lo descubrieron, pero curiosamente se lo permitieron. En Terezín se llegó a representar la ópera infantil Brundibár, del famoso compositor checo Hans Krása.

Dentro del Campo de Concentración de Terezín había un consejo de judíos que actuaban de intermediarios entre los nazis y la población presa. El consejo tenía algunos privilegios, como mejores habitaciones o más raciones de comida, pero también eran los encargados de decidir quien vivía y quien moría en Terezín. Los nazis, semanalmente les pedían un determinado número de prisioneros para mandar a los campos del este y ellos tenían que elegirlos. El consejo elegía en función de la condición física y la salud de los presos, dando siempre prioridad a salvar la vida de niños y de la gente joven y sana. El 9 de enero de 1942 salió el primer transporte de 1.000 presos hacia los campos del este.

En la primavera del año 1942 llegaron al Campo de Concentración de Terezín importantes personajes judíos que vivían en Alemania y que, por tema de imagen publica, no podían llevar a los campos del este. Además, empezaron a ser transportados en masa judíos a Terezín, llegando, en septiembre del 42, a haber 10 veces más de población que en el pueblo original. Vivían en unas condiciones insoportables, hacinados, entre chinches y con la mayoría de los reclusos enfermos. 1 de cada 4 judíos moría debido a las malas condiciones de vida en el gueto.

Lavabos en el Campo de Concentración de Terezín

Ante el aumento de muertes, casi el 30% de los judíos que llegaban a Terezín morían, los nazis necesitaron construir un crematorio. Entre los privilegios que tenían los judíos en Terezín estaban los funerales a sus familiares muertos. El campo fue liberado el 9 de mayo de 1945 por el Ejército Rojo. Días antes de la liberación los nazis intentaron destruir las pruebas de todas las atrocidades que allí cometieron.

Propaganda Nazi en Terezín

Theresienstadt (Terezín) fue un campo de concentración atípico. Se utilizó por la propaganda nazi para mostrar a la opinión pública lo bien que vivían los judíos en un contexto de una Europa que se mataba.

El Campo de Concentración de Terezín fue inspeccionado por la Cruz Roja en el otoño de 1942. Antes, lo nazis adecentaron para demostrar lo las buenas condiciones de vida de los judíos. Incluso se llegaron a rodar dos documentales y una película para difundir Terezín como una ciudad judía modelo. La película se tituló de Der Führer schenkt den Juden eine Stadt (El «Führer» regala una ciudad a los judíos) y dio resultado, porque la Cruz Roja hizo una crítica buenísima del campo y lo difundió por toda Europa. Los documentales por alguna extraña razón no se llegaron a publicar.

Para el rodaje de la película dieron a los reclusos más famosos las mejores habitaciones, abrieron perfumerías, tiendas de ropa, planificaron actividades culturales, decoraron las fachadas de los edificios con jardineras y hasta crearon una liga de fútbol con 22 equipos que jugaban en los muros del gueto. A los presos los obligaron a interpretar el papel de ciudadanos felices. Todos aquellos presos enfermos o delgados que no sirvieron para el rodaje, los enviaron directamente a Auschwitz.

Cuando terminó el rodaje y la inspección de la Cruz Roja, los nazis decidieron que no necesitaban ya la buena imagen pública de Terezín, y todos los actores que participaron en la película fueron llevados a la muerte en Auschwitz .

Terezín en cifras

Aunque Terezín fue un campo de concentración y no de exterminio como Auschwitz, sus cifras asustan. En 4 años pasaron por Terezín cerca de 150.000 personas, de las cuales, solo sobrevivieron 17.247. Más de 120.000 personas murieron, bien en el propio Terezín (+ de 35.000), o en los campos del este, mayoritariamente en Treblinka o Auschwitz (casi 90.000).

Campo-de-Concentración-de-Terezín
Campo de Concentración de Terezín

Algunas historias dentro de Terezín

Viktor Ullmann, famoso compositor Checo, estrenó en Terezín la ópera Der Kaiser von Atlantis con una temática contra la guerra y el totalitarismo. Pocos días después del estreno, fue deportado a Auschwitz y directamente enviado a la cámara de gas.

Gavrilo Princip fue el revolucionario serbio autor del atentado de Sarajevo contra el archiduque de Austria en 1914 que desencadenó la I Guerra Mundial. Estuvo encerrado en la fortaleza pequeña de Terezín hasta su muerte, antes del final de la II Guerra Mundial. Su celda fue la número 1.

Celdas individuales en Terezín

La Visita: Recorrido por Terezin

Es recomendable empezar la visita al Campo de Concentración de Terezín por la pequeña fortaleza, aprovechando que el autobús de Praga tiene la primera parada casi en la puerta. Personalmente, la pequeña fortaleza de Terezín fue lo que más me impactó y es lo que considero más interesante de la vista.

Pequeña fortaleza

En unas dos horas se recorre la pequeña fortaleza de forma tranquila. La visita se puede realizar por libre, siguiendo las paradas que están numeradas en el folleto que te dan al comprar la entrada. Los lugares más destacados para visitar son:

Cementerio Nacional: Ubicado en el exterior de la pequeña fortaleza es la primera toma de contacto con el Campo de Concentración de Terezín. Fue fundado por los supervivientes y las familias de los fallecidos. Está compuesto por 2.386 tumbas individuales, pero hace honor a los casi 35.000 fallecidos en Terezín.

Cementerio Nacional

Ya en el interior de la pequeña fortaleza las primeras estancias que se visitan son la Oficina de Admisión, donde se tomaba nota de los presos, el Puesto de Guardia, donde se hacia la primera entrevista a los presos, y el Depósito de la ropa, donde se les entregaban los uniformes que llevarían en el campo.

Antes de llegar al primer patio con los Bloques A y B, que albergaban 1.500 prisioneros, hay que cruzar la entrada con la famosa inscripción de los campos de concentración nazis «Arbeit macht frei«. En las celdas de estos bloques había ciudadanos soviéticos y judíos enviados por mal comportamiento en el gueto. Hay un edificio con celdas individuales donde se encerraban a los presos que iban a ser torturados o ejecutados. Otra edificio alberga la sala de duchas y la enfermería.

Terezin
Primer patio de Terezín

Del primer patio se llega hasta el hospital, que más tarde fue utilizado como barracón para albergar mujeres, la morgue, donde se depositaban los cuerpos de los prisioneros, y uno de los lugares más impactantes del campo, un pasaje subterráneo de aproximadamente medio kilómetro que era el recorrido que hacían los presos antes de su ejecución. Al recorrerlo se ponen los pelos de punta.

Túnel de la muerte

Al salir del túnel se llega al campo de ejecuciones. Fueron asesinados unos 300 presos. También hay una horca, aunque solo fue utilizada una vez para ejecutar a 3 prisioneros. Se continúa la visita por las fosas comunes hasta que se atraviesa la Puerta de la Muerte, llamada así porque cuando un preso la cruzaba, jamás regresaba.

La horca de Terezín

Junto a la Puerta de la Muerte hay una piscina y una sala de cine donde se proyecta un documental muy interesante sobre Terezín. La visita sigue por el cuarto patio, que se construyó posteriormente para alojar más presos ante la falta de espacio.

Puerta de la muerte

En el patio central se encuentra un Museo sobre Terezín, ubicado en el edificio que era el Cuartel de las SS y justo enfrente, está la Casa de los Caballeros, el edificio donde se alojaba el comandante de la prisión y su familia.

Lo último en la pequeña fortaleza es la visita al Segundo Patio, donde los prisioneros realizaban talleres, y Tercer Patio, lugar donde estaban recluidas las mujeres.

Tercer Patio

Memorial del río Ohre

Desde la pequeña fortaleza, antes de llegar al gueto de Terezín, junto al río sale un camino que lleva hasta el Memorial del rió Ohre. Es corto, unos 15 minutos, y merece la pena hacerlo para reflexionar sobre lo ocurrido en Terezín.

Memorial del río Ohre

La gran fortaleza

Lo primero que me llamó la atención en la gran fortaleza de Terezín fue la organización de las calles, en forma de cuadrícula en torno a una plaza central, y el mal estado de conservación de los edificios. Había zonas que parecían de un auténtico pueblo gris y fantasma. En esta parte debo reconocer que hubiera agradecido una visita guiada. Los lugares más destacados son:

Gueto de Terezín

Museo del gheto: Próximo al parque central de Terezín, cuenta con información muy interesante sobre el gueto y la forma de vida de los reclusos.

Barracones de Mardeburgo: Uno de los lugares que más me impactaron de la visita. Ver los barracones con la ropa, las maletas y objetos de los presos, e imaginarme a los reclusos allí hacinados, me dejaron un estado de angustia en el cuerpo nada agradable. Hay una interesante colección de imágenes y dibujos que permiten entender como era la vida de los presos en el campo.

Barracones de Mardeburgo

Columbario: El lugar donde se depositaban las cenizas de los cuerpos incinerados. Antes de la caída de Terezín a manos del ejercito rojo, los nazis lanzaron las cenizas al río Ohre para no dejar huellas de los asesinatos realizados.

Crematorio, Cementerio Judío y Cementerio Ruso: La última parada de la visita, y de las más impactantes, fue el crematorio. La sensación al ver los 4 hornos y pensar que allí incineraron a más de 30.000 personas fue muy dura. Junto al crematorio se ubica el Cementerio Judío y el Cementerio de los Soldados Rusos.

Crematorio--Terezin
Horno en el crematorio de Terezín

Si tienes cualquier consulta sobre el Campo de Concentración de Terezín, no dudes en dejar un comentario. Y si te gustó, y quieres recibir más entradas como esta, suscríbete al blog.

Planifica tu viaje

Las mejores ofertas en vuelos para viajar a Praga las encuentras en el buscador de vuelos Skycanner.

Con el buscador de Rentalcars tienes el mejor precio garantizado en alquiler de coches.

El tema del alojamiento, siempre reservo a través de booking.

Las mejores actividades para tu viaje las tienes en Civitatis

Es recomendable viajar con seguro de viaje.  Yo me aseguro siempre con Coverontrip, por ser mi lector si usas el código viajesymapas disfrutarás de un 10% de descuento en tu seguro.

Para sacar dinero sin comisiones en el extranjero siempre uso la cuenta de N26. Es totalmente gratuita y sin ningún tipo de comisión.



Puede interesarte:

El Puente de Carlos en Praga
Cementerio Judío de Praga y Tumba de Kafka

Para ver más imágenes de la República Checa entra en mi perfil de PinterestFacebookTwitter e Instagram.

A %d blogueros les gusta esto: