Saltar al contenido

Ruta por Bretaña en coche

Si estás pensando en realizar un viaje mágico e inolvidable, estás en el lugar adecuado. La visita a la Bretaña francesa cumplió todas mis expectativas, y solo puedo decir que salí enamorado y no veo el momento de volver. ¿No sabes qué ver ? Pues acompáñame en mi ruta en coche por Bretaña para recorrer una tierra mágica, llena de mitos y leyendas, donde seguiremos las huellas del mago Merlín, exploraremos las tierras del rey Arturo  y buscaremos Camelot. Llegaremos hasta el fin del mundo en la punta de la península de Bretaña. Conoceremos sus mejores playas y acantilados salvajes. Haremos una escapada a la cercana Normandía para visitar lugares importantes de la 2º Guerra Mundial. Subiremos al Mont Saint Michel y disfrutaremos de sus famosas ostras, uno de los pilares de su gastronomía. Como puedes ver, el turismo en Bretaña ofrece posibilidades para todos los gustos, incluyo es ideal para ir con niños. En el mapa de Bretaña he marcado los principales lugares que visitar. ¿Te animas y vienes de ruta por Bretaña?

Mapa de Bretaña

Francia es un país ideal para realizar rutas en coche, Algunas de ellas, como la Ruta de los Castillos, Ruta por los campos de lavanda de la Provenza o la Ruta por el Midi-Pyrénés, las trataré en otra ocasión. Vamos a centrarnos en un road trip que recorre Bretaña, en el noroeste de Francia, limitando al norte con la región de Normandía, a la cual hicimos una breve expedición para ver algunos lugares históricos que tuvieron importancia en la 2º Guerra Mundial. En el mapa de Bretaña he señalado los principales lugares de interés de la ruta en coche y cada día está marcado de un color diferente.

Mapa de Bretaña
Mapa de Bretaña

Cómo llegar a Bretaña y cómo moverte

Rennes es la capital de Bretaña y el lugar ideal para iniciar la ruta. Hay dos preguntas que seguramente puedes hacerte. ¿Cómo llegar a Bretaña y cómo moverte por la región? Responder a la última pregunta es fácil, es necesario realizar la ruta por la Bretaña francesa en coche. Aunque hay conexiones de transporte público, tanto en tren como en autobús, entre las ciudades más importantes de Bretaña, no son suficiente para visitar los principales lugares de interés, algunos aislados o en pueblos pequeños que eternizarían la ruta, o directamente no se podría acceder.

Sobre cómo llegar a Bretaña, en mi caso lo hice en coche desde Zaragoza en una jornada de más de 10 horas en la carretera. Otra alternativa es llegar en avión hasta el aeropuerto de Rennes, o de París que se encuentra a 2 horas, y alquilar un coche. Seguramente esta última opción de volar a París sea más económica aprovechando los vuelos de bajo coste. Durante toda la ruta por la Bretaña francesa me encontré muchas auto-caravanas, y sin duda, es otra alternativa muy interesante a considerar.

Lugares imprescindibles qué ver en una ruta por Bretaña

El turismo en Bretaña ofrece actividades para todos los gustos. Si piensas visitar Bretaña lo mejor es tomárselo con calma y sin prisa, disfrutando de todos sus recursos. Si dispones de menos de una semana, lo mejor sería centrarte en una sola zona, costa de Bretaña o el interior . Si al menos puedes dedicar 10 o más días en una ruta en coche por la Bretaña francesa, entonces si puedes plantearte recorrerla entera. En mi ruta de 7 días, si bien pude visitar todos los lugares de interés que me había marcado, me fue algo corrido y no pude dedicarle el tiempo que se merecían muchos lugares. Te cuento, resumido por cada día de la ruta, los lugares imprescindibles que ver en Bretaña y no debes perderte.

Itinerario de la ruta por Bretaña en coche

En las siguientes líneas comento brevemente el itinerario del viaje a Bretaña. Fueron 7 días intensos recorriendo tanto la costa norte como la sur, las tierras del interior, sus densos bosques y los pueblos más bonitos de Bretaña. Cada día del itinerario por Bretaña te llevará a una publicación más detallada.

Día 1 – Inicio de la ruta por Bretaña : Zaragoza – Rennes

El primer día de ruta por la Bretaña francesa en coche fue para cubrir el trayecto que separa Zaragoza de la ciudad de Rennes, casi 1.000 kilómetros de distancia. A medio camino, no pude resistirme a parar en la Rochelle y disfrutar de su gastronomía comiendo las famosas ostras de la Rochelle. Además, para soltar las piernas de tanto conducir, un pequeño paseo por la ciudad, visitando el paseo marítimo con sus dos impresionantes torres medievales, La Torre de Cadenay y la Torre de San Nicolás. Muy cerca de la Rochelle se encuentra la isla de Ré, hasta donde me acerqué para visitar el impresionante puente que une la isla con el continente. Ya en Rennes, disfruté paseando por su casco histórico, cruzando la Puerta de Mordelaises y admirando la arquitectura de las casas de madera de la Plaza Cham Jacquet. La ciudad de Rennes es el lugar ideal para comenzar la visita a Bretaña.

Casco histórico de Rennes
Casco histórico de Rennes

Día 2 – Castillos de Bretaña: Vitré – Fougeres – Normandía

Día 2 de la ruta en coche por Bretaña. Fue uno de los más intensos porque no pude resistirme a acercarme hasta vecina Normandía, para ver algunos de sus lugares históricos más emblemáticos como la Punta de Hoc, la playa de Omaha Beach, la batería de Longues sur Mer o el Puerto de Arromanches. Además visité el increíble Castillo de Vitré y el Castillo de Fougeres. De Vitré debo decir que salí enamorado, es sin duda uno de los pueblos más bonitos de Bretaña. Si vas a recorrer la Bretaña francesa con niños, se lo pasarán genial este día de la ruta recorriendo impresionantes castillos y fortalezas.

Castillo de Vitré
Castillo de Vitré

Día 3 por Bretaña: Mont Saint Michel – Cancale – Saint Malo – Saint Suliac – Dinan

El tercer día de la ruta por Bretaña me llevó a cumplir uno de mis sueños, visitar el Mont Saint Michel. A primera hora ya estaba en la Abadía de Saint Michel para evitar lo máximo posible la afluencia de turistas. Aún así, al ser agosto, resultó difícil. Es uno de los lugares más visitados de Francia y con razón, es mágico. Desde Saint Michel me acerqué hasta Cancale para degustar sus famosas ostras, muy recomendable. Por la tarde una breve parada en el pueblo vikingo de Saint Suliac y el pueblo pirata de Saint Malo. Por último, visité el precioso pueblo medieval de Dinan, donde pasé la noche. Dinan fue una grata sorpresa y uno de los pueblos que más me gustaron de la Bretaña francesa.

mont saint michel
Mont Saint Michel

Día 4 – Bretaña mágica: Abadía de Beauport – Sillón de Talbert – Costa de Granito Rosa – Huelgoat

Cuarto día visitando la Bretaña francesa en coche y sin duda, uno de los que más disfruté recorriendo lugares mágicos y misteriosos. El despertador como de costumbre sonó temprano. Eran las 07:00 de la mañana y después de mirar por la ventana nuestros peores presagios se confirmaron, el cielo estaba gris y llovía con fuerza, algo que por otra parte es habitual en estas tierras bretonas. Fue el día más largo de la ruta. Desde Dinan, en la parte noreste de la Bretaña, recorrimos toda la costa norte de Bretaña. En el camino paramos en el Cap Frehel, la Abadía de Beauport, el Sillón de Talbert y la impresionante Costa de Granito Rosa. Acabamos  en el Bosque de Huelgoat, a la entrada del Parque Natural Regional de Armónica, a pocos kilómetros de la costa oeste del Finisterre francés. Resaltar que la ruta por Huelgoat fue de lo más impresionante de todo el viaje por Bretaña. 

Abadia de Beauport Paimpol
Abadia de Beauport Paimpol

Día 5 – Finisterre Francés: Le Faou – Punta de Penhir – Locronan – Punta Du Raz – Quimper

El quinto día de la ruta por Bretaña en coche me llevó a recorrer la punta de la península, el finisterre francés. La primera parada fue en el pueblo de Pleyben para conocer su impresionante conjunto religioso. Desde allí, la ruta continuó visitando Le Faou, considerado uno de los pueblos más bellos de Francia, la Punta de Penhir con su impresionante búnker de la 2º Guerra Mundial , la playa de Pentrez, el pueblo de Locroman, otro de los más bonitos de Bretaña, la impresionante Punta Du Raz, el fin de la tierra para los franceses que tiene la denominación de «Gran Sitio Nacional de Francia» y la ciudad Quimper, donde pasaría la noche.

Punta de Pen Hir
Punta de Pen Hir

Día 6 – Sur de Bretaña : Concarneau – Península de Quiberon – Carnac – Auray – Vannes

El sexto día de la  ruta en coche dejamos atrás el finisterre  francés para adentrarnos en el sur de la península de Bretaña. Salimos  de Quimper a las 08:00 de la mañana hasta llegar a Vannes, donde haríamos noche. Por el camino una parada en Concarneau, visitando su impresionante ciudad medieval fortificada, después nos adentramos en la península de Quiberon para tener las mejores vistas de Golfo de Morhiban, disfrutar de sus playas salvajes y visitar el Castillo de Turpault. Seguimos por uno de los lugares imprescindibles qué ver en Bretaña, los alineamientos de Carnac y por último, visita al puerto medieval de Auray.

Puerto de Auray
Puerto de Auray

Día 7- Ideal Bretaña con niños: Rochefort en Terre – Malestroit – Josselin – Paimpont – Nantes

Llegó nuestro último día de la visita a Bretaña. El cansancio hacia mella por la acumulación de kilómetros, pero como de costumbre nos despertamos temprano y sobre las 8 de la mañana ya estábamos en el coche dirección a nuestro primer destino del día, el pueblecito de Rochefort en Terre, en el que teníamos puestas muchas esperanzas y la verdad, no defraudó, es precioso. La siguiente parada fue en Malestroit, otro pueblo medieval de Bretaña con un impresionante mercado. Después llegamos a Josselin para ver su impresionante castillo. Por último, antes de llegar a Nantes, visita a Paimpont y el Bosque de Broncelianda. Esto último seguro que gustará más a los niños que a lo mayores, al menos yo me llevé una pequeña desilusión.

Bretaña francesa
Castillo de Josselin

Si tienes cualquier consulta sobre el viaje a la Bretaña, no dudes en dejar un comentario. Y si te gustó, y quieres recibir más entradas como esta, suscríbete al blog.


Planifica tu ruta por la Bretaña francesa

Si no puedes llegar en tu propio coche desde España, la forma más fácil de llegar es en avión, tomando como referencia el aeropuerto de Rennes o incluso de París, aprovechando los vuelos de bajo coste. Puedes encontrar las mejores ofertas usando el buscador de vuelos Skycanner.

Si viajas por libre, estas guías de viaje con mapas de la Bretaña pueden interesarte para tu ruta.

Para moverse es necesario el coche. Yo siempre utilizo el buscador de Rentalcars para mis rutas en coche y nunca he tenido ningún problema, es más, una vez una compañía me realizó un cargo extra y desde Rentalcars me lo devolvieron sin poner ninguna pega.  

Dónde dormir: Hoteles en la Bretaña Francesa

Tienes todo tipo de alojamientos para hospedarte durante la visita a Bretaña. En los pueblos los hoteles pueden llegar a estar algo caros. Por ejemplo, en Dinan una pensión me costó 62€ la noche, pero he de decir que era el mes de agosto. Te pongo el nombre y el precio de mis hoteles durante ruta por Bretaña.

Las mejores actividades para tu viaje las tienes en Civitatis, echa un ojo para ver las más afines a tus gustos.  

Es recomendable viajar con seguro de viaje.  ​Yo me aseguro siempre con Coverontrip, por ser mi lector si usas el código viajesymapas disfrutarás de un 10% de descuento en tu seguro.

Para sacar dinero sin comisiones en el extranjero siempre uso la cuenta de N26. Es totalmente gratuita y sin ningún tipo de comisión.

Consejos para la ruta por Bretaña:

  • La gasolina en Francia es mucho más cara que en España, es recomendable llenar el deposito justo antes de pasar la frontera. Hay gasolineras como las de E´Leclerc o Carrefour que tienen precios mucho  más baratos en comparación con otras estaciones de servicio. Eso si, casi todas son de autoservicio.
  • Comer en Francia es caro y vamos a una zona donde muchas de las paradas son en plena naturaleza. Recomiendo llevarse una nevera de casa y comprar comida en los supermercados para tenerla disponible en cualquier momento. Cuando se viaja a un lugar es indispensable probar su gastronomía, pero también hay que contar con el presupuesto que tenemos. La mejor opción es comprar los productos en los mercadillos que se encuentran por todas las ciudades, ahorraremos más de un 70% del precio que encontraremos en un restaurante.
  • La bebida es muy cara en los restaurantes, siempre hay la posibilidad de pedir agua del grifo que sirven en una jarra.
  • Prestar atención a la hora para visitar los monumentos o comer en los restaurantes. Los restaurantes sirven de 12 a 2h,  y en España estamos acostumbrados a comer más tarde. No os quedéis sin comer. En cuanto al horario de visita de los monumentos varía, pero en general, es de 10h a 18h, haciendo una pausa de 12h a 14h para comer.
  • Hay baños públicos gratuitos por todas las ciudades.
  • No olvidarse de llevar la tarjeta sanitaria europea.
  • Los hoteles, al menos en agosto son caros. Hay la opción por toda Bretaña, si se va a la aventura, de reservar casonas de la gente de los pueblos a un precio muy inferior, en torno a los 30€ con desayuno incluido.
  • Las carreteras están muy bien para viajar en coche, pero también hay mucho peaje y además caro.
  • Todas las ciudades turísticas tienen parking y caro, pero existe la posibilidad de aparcar siempre un poco mas lejos de forma gratuita.

Para ver más imágenes de la ruta por Bretaña entra en mi perfil de Pinterest 

A %d blogueros les gusta esto: