Saltar al contenido

Acrópolis de Atenas

El segundo día de la ruta por Grecia pude cumplir uno de mis sueños de la infancia, visitar la Acrópolis de Atenas. Madrugué para evitar  colas en la entrada y tras un buen desayuno en el Hotel Pergamos me dirigí hacia la plaza Monastiraki, lugar desde donde inicié la subida hacia la Acrópolis.  Accedí a ella por la puerta de los Propileos y disfruté visitando el Odeón de Herodes Ático,  el Teatro de Dionisio, el Templo de Atenea Nike, el Partenón y el Erectión. Después de recorrerla con calma me acerqué hasta el museo de la Acrópolis, situado a escasos 300 metros. Para acabar el día di un paseo por el barrio de Plaka, la zona más céntrica y transitada de la ciudad. ¿Sabes qué ver en la Acrópolis de Atenas? Acompáñame a conocer un poquito más sobre su historia y sus lugares más emblemáticos.

✍ Acrópolis de Atenas – Un poco de historia

En el año 480 a.C, el Rey de los Persas, Jerjes I, saqueó la acrópolis y quemó los principales templos que allí se encontraban durante su guerra contra los griegos, antes de ser derrotado en las batallas de Salamina y Platea. Sobre estas ruinas, Pericles y el arquitecto Fidias, impulsaron en el S. V a.C la construcción del nuevo conjunto monumental que, malamente, ha llegado hasta nuestros días. Ya sin la amenaza persa y con el dinero que fue llegando de los tributos de la Liga de Delos, se fue fortificando de nuevo la Acrópolis y levantando sus monumentos. La ciudad de Atenas recibe su nombre de la diosa Atenea y Pericles se dispuso a convertir la Acrópolis en un recinto sagrado en su honor. El primer gran templo que se levantó en la Acrópolis de Pericles fue el Partenón, y con el paso de los años le siguieron los Propileos, el templo de Atenea Niké y el Erectión con su espectacular Tribuna de las Cariátides. También hubo otros monumentos que, desgraciadamente, no han llegado hasta nosotros como la Calcoteca, el Pandroseión, el altar de Atenea y el Santuario de Zeus Polieus.

El Partenón pasó a convertirse en una iglesia cristiana durante la dominación romana de Grecia, y siglos más tarde, durante la ocupación turca, lo transformaron en una mezquita, y la Acrópolis de Atenas se utilizó como polvorín. El final para la Acrópolis llegó durante la Guerra de la Liga Santa contra el Imperio Otomano en el año 1687, cuando los venecianos la bombardearon haciendo saltar por los aires sus principales monumentos. A partir de entonces sufrió un constante saqueo, hasta que, con la independencia griega, empezó una reconstrucción que ha llegado hasta nuestros días. En el año 1986 fue declarada Patrimonio de la Humanidad por la Unesco y actualmente es uno de los monumentos más visitados del mundo.

Imprescindible: Free tour por Atenas

➡️ Visita a la Acrópolis de Atenas

La Acrópolis de Atenas es la imagen más representativa de la Grecia actual y del mundo griego antiguo.  Elevada 156 metros sobre el nivel del mar, domina cada rincón de la ciudad.  Es un gustazo caminar por lugares con tanta historia.  Los restos de los monumentos que podemos ver en la actualidad son una reconstrucción de los que se construyeron en la Edad de Oro ateniense, tras la remodelación que se llevó a cabo después de que fuera arrasada por Jerjes y el ejercito persa.

Interesante: Tour en bicicleta eléctrica por la Acrópolis de Atenas

⚠️ Entradas para la Acrópolis de Atenas

La mejor información sobre las entradas para la Acrópolis y los horarios la tienes en la web oficial del Ministerio de Cultura griego. Pero básicamente los precios son los siguientes:

  • 20€ entrada general
  • 10€ entrada reducida
  • Gratuitas según las condiciones.

La entrada reducida de 10€ es durante la temporada baja (aproximadamente entre los meses de noviembre y marzo). También se benefician de la tarifa reducida los residentes en la UE y los mayores de 65 años.

La entrada gratuita es para las personas con discapacidad, estudiantes menores de 18 años, periodistas y desempleados. Oficialmente desempleados griegos, pero con un poco de fortuna si encuentras un guardia amable no te pondrá pegas. También hay determinados días que es gratuita para todo el mundo, pero tiene el inconveniente de que estará llena de turistas y no podrás disfrutarla como se merece. Son los días 6 de marzo, 18 de abril, 18 de mayo, último fin de semana de septiembre, 28 de octubre y primer domingo de mes entre el 1 de noviembre y el 31 de marzo.

Pagar 20€ por visitar la Acrópolis de Atenas no es dinero, pero si encima es gratis, sabe mucho mejor, todo hay que decirlo. Hay también una opción de entrada combinada por 30€ que permite acceder a la Acrópolis y además, a la Biblioteca de Adriano,  al Ágora Antigua y su museo, al Ágora Romana, al Liceo y al Templo de Zeus Olímpico. Si vais a ver todo merece la pena coger la combinada. El precio de la conjunta reducida son 15€.

Recomendable: Visita guiada + Museo de la Acrópolis

⇨ Dónde comprar las entradas para la Acrópolis y horarios

  • Solo la entrada para la Acrópolis en las taquillas oficiales de los dos puestos de acceso. Lo malo son las colas.
  • Los tickets combinados en cualquiera de las taquillas de los lugares visitables. Si vas a comprar el ticket combinado es recomendable hacerlo en cualquier monumento que no sea la Acrópolis para evitar colas.
  • Online para evitar colas y disfrutar de visitas guiadas.

Horarios

  • Abril-octubre: de 8 a 20h (última entrada: 19:30h)
  • Noviembre-marzo: de 8 a 17h (última entrada: 16:30h)
  • Días de cierre: 1 ene., 25 marzo, 1 mayo, Domingo de Pascua, 25 y 26 dic.

El mejor momento para visitar la Acrópolis de Atenas es tanto a primera hora de la mañana como a última de la tarde, para evitar la aglomeración de turistas. Merece la pena recorrerla con tranquilidad y disfrutar bien de los monumentos y las vistas. Mínimo 3 horas. En verano es recomendable evitar las horas de más calor porque en Atenas las temperaturas pueden llegar a ser bastante altas.

⇨ Cómo llegar a la Acrópolis de Atenas

Hay dos formas de acceder a la Acrópolis de Atenas: la primera es por la puerta principal, que se encuentra en el ala oeste y es el acceso que más recomiendo por la carga simbólica que tiene. Para llegar hay que tomar como referencia la Plaza Monastiraki, e iniciar desde ella una leve subida de un kilómetro aproximadamente hasta la Acrópolis. En el camino se dejan atrás lugares emblemáticos como la Biblioteca de Adriano o el Ágora Romana. El segundo acceso está en el ala sureste y para llegar hasta él se puede tomar como referencia el Museo de la Acrópolis. A unos 100 metros del museo se abre una puerta que permite entrar al recinto, y tras una breve caminata se llega a los Propileos.

 ➡️ Qué ver en la Acrópolis de Atenas

Ahora que ya conoces un poco más sobre la apasionante historia de la Acrópolis, y tienes la información sobre donde comprar, el horario y el precio de las entradas, te cuento los lugares más emblemáticos que ver en una visita a la Acrópolis de Atenas y las principales características de sus monumentos.

⭐ Propileos

Los Propileos es la puerta principal de acceso a la Acrópolis de Atenas. Fue un grandioso edificio rectangular compuesto por columnas dóricas que contaba con 5 puertas de acceso.  Se inició su construcción en la época de Pericles por el arquitecto Mnesicles, entre los años 437 a.C y 431 a.C, pero no se llegó a terminar por las guerras del Peloponeso.  Al Propileos se accede por la vía Panatenaica, la calle principal de la antigua Atenas, que recorre el corazón de la ciudad y es por donde antiguamente pasaba la procesión en honor a la diosa Atenea. Los Propileos estaban construidos de mármol pentélico, contaba con 5 puertas de acceso, teniendo la puerta central unas dimensiones de 4,13 metros de ancho y 7,38 metros de alto, y un vestíbulo de 24 por 18 metros, formado por columnas dóricas que delimitan las 5 puertas de acceso. La verdad que resulta impresionante cruzar los Propileos, pero lo malo es que suele ser una zona de bastante paso de turistas que entran y salen de la Acrópolis y hace que pierda bastante encanto.

Los-Propileos

⭐ Odeón de Herodes Ático

Aunque no se puede acceder a su interior, solo cuando hay representación de alguna obra, especialmente durante el Festival de Teatro de Atenas, merece mucho la pena disfrutar con sus vistas desde el mirador, son espectaculares. Está ubicado en la ladera sur de la Acrópolis y es la única construcción romana, del año 161 d.C, en el recinto de la Acrópolis. Tenía una capacidad para 5.000 espectadores repartidos en unas gradas con 31 filas de asientos. El escenario de 35 metros, construido de mármol blanco, y con mosaicos en el suelo, debió ser una maravilla durante su época de esplendor.

qué ver en la acrópolis de atenas

⭐ Templo de Atenea Niké

Debo reconocer que el Templo de Atenea Niké (Niké Áptera) es mi debilidad. Pequeño, sencillo y elegante. Fue construido para conmemorar la victoria en la Batalla de Salamina sobre los persas. En su interior albergaba una imagen de Atenea Niké, símbolo de la victoria, y aparecía sin alas para que nunca abandonara la ciudad de Atenas. El templo es uno de los primeros exponentes del arte jónico en Grecia. Se terminó de construir en el año 421 a.C y el arquitecto fue Calícrates.

Al entrar a la Acrópolis de Atenas por su puerta principal, los Propileos, es el primer edificio que se observa y seguramente te llamará la atención que da la espalda a la entrada principal y mira hacia oriente, por donde sale el sol. Del exterior destacan sus columnas jónicas de 4 metros de altura y el altorrelieve que muestra la aventuras de la diosa Victoria. El templo tiene una planta cuadrada de 5 x 5 metros y una sola sala donde estaba la escultura de Atenea Niké. Los relieves del friso se encuentran en el Museo Británico de Londres.

Templo-de-Atenea-Niké

⭐ El Partenón

El Partenón, ubicado en la parte más alta de la Acrópolis de Atenas, es el edificio más importante del arte griego. Se empezó a construir durante el gobierno de Pericles, y bajo la supervisión de los arquitectos Fidias y Ectinos, terminando en el año 432 a.C. El Partenón es una construcción que busca la perfección a través de sus proporciones matemáticas, consideradas por los griegos como un elemento sagrado, buscando la creación de un recinto verdaderamente sagrado a los ojos de sus dioses. Con sus 30, 88 metros de ancho, 69,50 metros de largo y 13,73 metros de altura, es impresionante e imponente a partes iguales. El friso original tenía 120 metros y por suerte, se conservan la mayoría de las esculturas, eso sí, repartidas entre el Museo de la Acrópolis y el British Museum.

Del exterior del Partenón decir que también da la espalda a la entrada de la Acrópolis ya que su fachada principal está orientada al punto donde sale el sol, oriente. Está compuesto por 46 columnas dóricas de 10,43 metros, 8 en las fachadas y 17 en los laterales. Durante sus años de esplendor debía ser espectacular ver el contraste entre el mármol blanco de las columnas y la policromía de sus partes altas, que contaban con llamativos colores rojos y dorados. La planta del Partenón es rectangular y en su interior parece haber dos estancias separadas por un muro. En la sala más pequeña se guardaba el tesoro del templo y en la mayor estaba la colosal estatua de la diosa Atenea, de 12 metros de altura y construida en madera, marfil y oro.

visita-a-la-acrópolis-de-atenas

⭐ El Erectión

El Erectión fue la última gran obra que se levantó en la Acrópolis de Atenas. Es el máximo exponente del arte jónico ateniense y de él destaca el precioso Pórtico de las Cariátides. El arquitecto fue Mnesicles y se terminó de construir en el año 406 a.C. Fue el lugar donde se celebraban los ritos antiguos que se habían quedado sin santuario y estaba dedicado a los dioses Atenea y Poseidón, y a lo héroes Erecteo, Cécrope y Pándrosos. Hay una bonita leyenda que cuenta que el dios Zeus prometió el Ática al dios que consiguiera para él un bien mayor. Poseidon, dios del mar, hizo brotar de las rocas una fuente, pero era de agua salada y resultaba poco útil, en cambio Atenea plantó un olivo y fue declarada ganadora, por lo que Atenas lleva su nombre en su honor. El Erectión se levanto en el mismo lugar donde Atenea hizo florecer el olivo.

Lo primero que llama la atención del templo es su forma irregular. Tiene un planteamiento innovador que nada se parece a los demás templos que se ven en la Acrópolis de Atenas. Realmente se podría decir que son dos templos unidos en uno, pero sin contacto entre ambos. Por un lado el templo principal dedicado al culto de la diosa Atenea, y el segundo templo dedicado a Poseidón, Erecteo, Cécrope y Pándrosos. Del exterior destaca el Pórtico de las Cariátides, columnas esculpidas con forma de mujer. Es una de las joyas que ver en la Acrópolis aunque no son las originales, estas se encuentran en el Museo de la Acrópolis.

Erecteión

⭐ Vistas desde la Acrópolis

No te olvides de disfrutar de las vistas de Atenas desde la Acrópolis. Son impresionantes.  Es el mejor lugar para contemplar la inmensidad del Monte Libaceto, la subida que realicé el día anterior en mi visita a Atenas. Puedes leer la subida al monte Licabeto aquí.

Monte Licabeto

⭐ Teatro de Dionisio

Después de recorrer la Acrópolis, según se sale dirección a la entrada sureste para acceder al Museo de la Acrópolis, está el Teatro de Dionisio. Está considerado el primer teatro del mundo (S. VI a.C) y es el más grande de la antigua Grecia, con una capacidad aproximada de 17.000 espectadores. Como su nombre indica, estaba dedicado a Dioniso, dios del vino y del teatro. En el se estrenaron las primeras obras de importantes autores clásicos como Aristófanes, Eurípides y Sófocles. Aunque es impresionante, personalmente me gustó mucho más el Teatro de Epidauro, que se sirvió del Teatro de Dionisio como modelo.

Paseo nocturno por Plaka y Monastiraki

➡️ Museo de la Acrópolis de Atenas

Ubicado a los pies de la Acrópolis, tiene el objetivo de reunir todas las piezas de la Acrópolis de Atenas que existen repartidas por el mundo, algo sin duda que será difícil.  Es una visita complementaría a la Acrópolis. A mí personalmente me decepcionó. Si tuviera que elegir preferiría ir mucho antes al Museo Arqueológico de Grecia. Tiene cuatro niveles, tres de ellos visitables. Entre sus restos arqueológicos más importantes están las 5 Cariátides originales del Erectión y fragmentos del friso del Partenón. No está permitido hacer fotografías.

⚠️ Precio y horario del Museo de la Acrópolis

Precios

  • Adultos: 5€.
  • Estudiantes de la UE: entrada gratuita.
  • Estudiantes de otros países: 3€.

Horarios del Museo de la Acrópolis.

Desde el 1 de abril hasta el 31 de octubre:

  • Lunes: de 8:00 a 16:00 horas.
  • De martes a domingo: de 8:00 a 20:00 horas (viernes hasta las 22:00).

Desde el 1 de noviembre hasta el 31 de marzo:

  • De lunes a jueves de 9:00 a 17:00 horas.
  • Viernes: de 9:00 a 22:00 horas.
  • Sábados y domingos: de 9:00 a 20:00 horas.
museo-acropolis-de-atenas

Tras una jornada intensa, donde cumplí un sueño de la infancia, visitar la Acrópolis de Atenas, ya solo quedaba volver a la zona del hotel. La vuelva la tomé con tranquilidad, paseando por el transitado barrio de Plaka, donde volví el día siguiente para conocerlo en profundidad. Por la noche cené en el restaurante Non Stop y salí muy satisfecho.  Ya en el hotel solo quedaba descansar y preparar la próxima jornada para seguir conociendo rincones de Atenas.

Si tienes pensado visitar los principales monumentos de Atenas, te recomiendo que adquieras la ¡Venture Card. Tendrás acceso a los monumentos y lo mejor, saltándote las colas, ademas de obtener descuentos en muchas tiendas y restaurantes de la capital Griega.

⌛ Planifica tu viaje a Atenas

La forma más fácil de llegar a Grecia es en avión, tomando como referencia el aeropuerto de Atenas, aprovechando los vuelos de bajo coste. Puedes encontrar las mejores ofertas de vuelos baratos a Grecia usando el buscador de vuelos Skycanner o de Momondo.

Para una ruta por la Grecia continental es necesario el coche. Yo siempre utilizo el  buscador de Rentalcars  para mis rutas en coche y nunca he tenido ningún problema, es más, una vez una compañía me realizó un cargo extra y desde Rentalcars me lo devolvieron sin poner ninguna pega.  El seguro como siempre en RentalCover que tienen los mejores precios.

Sin duda la visita a la Acrópolis de Atenas es una de las mejores cosas que hacer en Atenas y Grecia. Para alojarse, los hoteles es Atenas suelen tener magníficas ofertas. El tema del alojamiento siempre reservo a través de booking. Yo me alojé en el Hotel Pergamos Atenas, muy cerca de la Acrópolis de Atenas.

Es recomendable viajar con seguro de viaje.  Yo me aseguro siempre con Coverontrip, por ser mi lector si usas el código viajesymapas disfrutarás de un 10% de descuento en tu seguro.

Si vas a recorrer Grecia por libre, lo ideal es llevar una buena guía de viaje. Algunas de las mejores guías de Grecia puedes encontrarlas aquí.


Puede interesarte:

Ruta en coche por Grecia

Recomendable: Visita guiada + Museo de la Acrópolis


Si tienes cualquier consulta sobre la visita a la Acrópolis de Atenas y su museo, no dudes en dejar un comentario. Y si te gustó, y quieres recibir más entradas como esta, suscríbete al blog.

Únete a otros 6.576 suscriptores

A %d blogueros les gusta esto: