Castillo de Neuschwanstein en Alemania

Uno de los lugares que queríamos visitar sí o sí durante nuestra ruta en coche por el estado de Baviera era el Castillo de Neuschwanstein, también conocido como el "Castillo del Rey Loco". Está ubicado en un enclave natural maravilloso, entre el lago Alpsee y los Alpes Bávaros, y según dicen en él se inspiró Walt Disney para crear el castillo de la Bella Durmiente. En las siguientes líneas os contamos todo lo que debéis saber antes de ir a esta majestuosa fortaleza que parece sacada de un cuento de hadas. Por cierto, con más de 1,5 millones de visitantes anuales está entre las 5 principales atracciones turísticas de Alemania y es uno de los castillos más visitados de Europa.

Nota: Hemos inaugurado el Canal de YouTube. Echarle un vistazo y suscribiros para estar al tanto de nuestros últimos viajes y aventuras. 

neuschwanstein-castle-the-famous-castle
Índice

✍ Breves pinceladas históricas del Castillo de Neuschwanstein en Baviera

El rey Luis II pasó buena parte de su infancia en el castillo Hohenschwangau que su padre, Maximiliano II de Baviera, restauró en el año 1832 y lo utilizó como residencia de verano, quedado Luis II enamorado del entorno natural donde se ubicaba. Años más tarde, a tan solo dos kilómetros del Castillo de Hohenschwangau, Luis II, siendo ya rey, decidió construir el Castillo de Neuschwanstein con el objetivo de descansar y alejarse de la vida pública que tanto lo atormentaba.

La primera piedra del castillo se puso el 5 de septiembre del año 1869  y el encargado de materializar las ideas fantásticas de Luis II fue el arquitecto Christian Jank, que sin saberlo construyó un icono de la arquitectura romántica del siglo XIX. La idea era que el conjunto de torres y muros que componen el castillo se fusionaran con las montañas y los lagos de los Alpes. En esa época los castillos ya no cumplían ninguna función defensiva por lo que está construido principalmente por estética, dejando la funcionalidad y comodidad en un segundo plano.

El rey Luis II no pudo ver terminada su majestuosa obra y apenas disfrutó del castillo 5 meses. Falleció ahogado en el lago Starnberg, en muy extrañas circunstancias, en 1886 con solo 40 años de edad, aunque ya estaba recibiendo atención psiquiátrica y había sido declarado incapaz para gobernar Baviera. Tras su muerte las obras se paralizaron hasta el año 1892. En su reanudación el proyecto original se simplificó para terminar cuanto antes las obras y parar la sangría económica que estaba suponiendo para la monarquía de Baviera. Abrió sus puertas al público 7 semanas después de la muerte del rey y desde entonces la afluencia de turistas no ha dejado de crecer, hasta el punto de convertirse en el monumento más fotografiado de Alemania.

Más de 200 obreros estuvieron trabajando de forma ininterrumpida en el Castillo de Neuschwanstein. Está construido en piedra caliza blanca y tiene más de 200 estancias entre las que destacan el Salón del Trono y la Sala de los Cantores. El rey Luis II era un apasionado de las óperas de Wagner y de la mitología germánica que está muy presente en las pinturas decorativas de las salas del castillo.


Nota: En nuestro perfil de Instagram y de Facebook tenemos en las historias destacadas más información y vídeos sobre Alemania. No os olvidéis de seguirnos.


Castillo de Neuschwanstein

✍ Qué ver en la visita al Castillo de Neuschwanstein

Por un lado tenemos el exterior del castillo. Es una auténtica pasada y se puede observar desde diversos miradores, obteniéndose las mejores vistas desde el Puente de María (Marienbrüke), ya que se aprecia una espectacular panorámica del castillo con el lago de fondo y la inmensa llanura perdiéndose en el horizonte. El puente básicamente es una pasarela metálica que cuelga entre dos ricos que mandó construir Maximiliano II en homenaje a su mujer. Es segura aunque ojo las personas que padezcan vértigo.

Por otro lado está el interior del Castillo de Neuschwanstein al que solo se puede acceder con visitas guiadas en grupo. Duran una media hora y se realizan en inglés o en alemán, aunque hay disponible una audioguía en castellano. No se puede hacer por libre y es importante conocer que está prohibido sacar fotografías del interior del castillo. Durante la visita se recorren las siguientes salas:

➡️ Vestíbulo inferior: Es donde se inicia la visita guiada. Destacan las pinturas murales de la Saga de Sigurd que se corresponde con Sigfrido del Cantar de los Nibelungos.

➡️ Sala del trono: Una imponente sala, inspirada en la Iglesia de Todos los Santos de la Residencia de Múnich, llena de lujosos detalles que está construida siguiendo el estilo de las iglesias bizantinas. Alcanza una altura de 13 metros. El trono, que debería ir en el ábside, nunca se llegó a colocar.

➡️ Comedor: Sala revestida de madera de roble que está decorada con telas de seda de color rojo y pinturas con referencias a la mitología nórdica.

➡️ Dormitorio: Tras el comedor se visita el dormitorio del rey. Tiene un estilo neogótico con la tapicería de los sillones en seda de color azul. Está decorado con murales representando la leyenda de Tristán e Isolda.

➡️ Capilla: Se encuentra junto al dormitorio y al igual que éste tiene un estilo neogótico. Sus pinturas hacen referencia a Luis XI de Francia.

➡️ Vestidor: Destaca la tapicería de la sala de color violeta con bordados en oro y los murales que representan poemas de Walther von der Vogelweide. Junto al mirador se ubicaba el gran joyero del rey.

➡️ Salón: Tiene una llamativa decoración con murales representando escenas de poemas medievales y la tapicería de los muebles con seda de color azul, que era el color preferido del rey.

➡️ Gruta e invernadero: Sin duda uno de los lugares más curiosos que ver en el Castillo de Neuschwanstein. Entre el despacho y el salón hay una pequeña gruta artificial que lleva a un pequeño salón secreto que era utilizado para reuniones privadas.

➡️ Despacho: Era el lugar de trabajo del rey Luis II. Aún conserva la mesa original y los armarios donde se guardaban los planos de castillo.

➡️ Sala de los ayudantes: Una pequeña sala decorada en madera de roble donde esperaban los ayudantes del rey mientras eran requeridos por el monarca.

➡️ Sala de los cantores: La gran sala del Castillo de Neuschwanstein. Ocupa casi por completo la cuarta planta del castillo. Se llama así porque en ella tuvo lugar el torneo de los cantores. Está decorada con pinturas de la Saga de Parsifal y el Santo Grial.

➡️ La cocina: La visita finaliza en la cocina que fue una de las más avanzadas de su época.


Esta guía de Baviera y la Selva Negra puede interesaros.


castillo Hohenschwangau

✍ Ubicación, horarios, precio de las entradas y cómo llegar

El Castillo de Neuschwanstein se encuentra en la localidad de Schwangau, a unos 5 kilómetros de Füssen y muy cerca de la frontera con Austria. La capital de Baviera, Múnich, está a 120 kilómetros y es desde donde suelen llegar la mayoría de los turistas que visitan el castillo.

Las entradas se compran online o en el Centro de Visitantes del castillo que se ubica a unos 300 metros del parking y junto al lago Alpsee. La visita tiene una hora asignada así que no os retraseis o no podréis acceder al interior del castillo. El parking para dejar el coche cuesta 6€. Cuando nosotros fuimos vimos que la gente estaba aparcando en las cunetas de la carretera "Colomanstrabe" así que lo dejamos allí y no tuvimos ningún problema.

Horarios del Castillo de Neuschwanstein.

  • Horario de verano (del 1 de abril al 15 de octubre): de 9:00 a 18:00 horas.
  • Horario de invierno (del 16 de octubre al 31 de marzo): de 10:00 a 16:00 horas.
  • No abre sus puertas al público los días 24, 25 y 31 de diciembre y el 1 de enero.

Precio de las entradas al castillo.

  • Entrada general para adultos 15€.
  • Entrada para menores de 18 años gratuita.
  • Entrada reducida 14€ para personas con discapacidad, mayores de 65 años y estudiantes.
  • Posibilidad de comprar la entrada conjunta con el Castillo de Hohenschwangau por 32€, 31€ la reducida y 11€ los niños.

Nota: el acceso al Castillo de Neuschwanstein no es apto para personas con movilidad reducida porque hay que salvar más de 350 escalones.

Cómo subir al Castillo de Neuschwanstein.

  • Caminando: Es la opción que recomendamos para todas las personas que no tengan problemas físicos. Se tarda unos 40 minutos pero el paseo no tiene ninguna dificultad técnica y merece mucho la pena.
  • En autobús: Salen del P4 y llegan hasta el Puente de María. El ticket para subir cuesta 2,5€ y para bajar 1,5€. Se compran en el mismo autobús.
  • En carruaje: El precio para subir es de 8€ y para bajar de 4€.
subir al castillo de neuschwanstein

Cómo llegar al castillo

  • En coche de alquiler desde Múnich: Es la opción que nosotros utilizamos. Desde la capital de Baviera hay 130 kilómetros y se tarda aproximadamente unas dos horas en completar el trayecto.
  • En transporte público desde Múnich hasta Füssen y después cogiendo el autobús nº 78 dirección Schwangau. Nosotros descartamos esta opción para optimizar al máximo posible la visita y no perder el tiempo en transbordos.
  • En excursión desde Múnich que además incluye un guía en español. Tiene un precio de 55€ por persona. Nosotros si estáis pensando en hacer la excursión os recomendamos la que incluye también el Palacio de Linderhof.

¿Necesitas alojamiento ? Estos son algunos de los hoteles mejor valorados en la zona:

Nota: Recordar que siempre que se salga al extranjero es aconsejable contratar un seguro de viaje. Por muy poco dinero al día la tranquilidad que se gana ante cualquier imprevisto que pueda suceder no tiene precio. Nosotros nos aseguramos con Iati Seguros. Por ser nuestros lectores tenéis un 5% de descuento.


Para cualquier consulta sobre el Castillo de Neuschwanstein no dudes en dejar un comentario. Si quieres recibir más entradas como esta y noticias sobre viajes suscríbete al blog.

* indicates required

Otros post para seguir viajando por Baviera:

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Subir

Usamos cookies para asegurar una mejor experiencia en nuestra web. Si continúas usando el sitio, asumiremos que estás de acuerdo con ello. Más información