Saltar al contenido

Medina del Campo y el Castillo de la Mota

De niño jugaba por los alrededores del castillo de la Mota a ser un valiente caballero y a defender a mí pueblo de los invasores. Hoy me siento afortunado de haber podido crecer e imaginar miles de hazañas en este lugar, el mismo en el que nacieron y murieron reyes, conquistadores y grandes personajes de la época, siendo Medina del Campo un enclave importante donde en algún momento, se tomaron decisiones que contribuyeron a crear lo que un día fue, el mayor imperio del mundo. Cuánto me hubiera gustado vivir en la villa durante el reinado de Isabel la Católica y sentir el esplendor de Medina en aquella época. Corretear por la plaza los días de feria y curiosear por los puestos para ver los productos que traían los mercaderes de todas las partes del mundo conocido: lanas, especias, aceites, ganados y muchos productos más. Por la importancia que llegaron a alcanzar sus mercados, se la conoce hoy en día como “Villa de las Ferias”. Acompáñame de visita al Castillo de la Mota y conocer los lugares imprescindibles que ver en Medina del Campo.

Un poco de historia: Isabel la Católica

Isabel nació en Madrigal de las Altas Torres, un pueblo cercano a Medina, y aunque la mayor parte de su infancia la pasó en Arévalo, fue Medina del Campo la que despertó en ella más interés. Esto favoreció el crecimiento de la villa, ya que Isabel, que era   Señora de Medina antes de ser reina, pasó aquí largas épocas de su vida, convirtiendo el Palacio Real en su residencia habitual y además fue donde pasó sus últimas horas, dictando sus voluntades y falleciendo el 26 de noviembre de 1504.

Durante su estancia en la villa, los Reyes Católicos nombraron a los primeros inquisidores en 1480, aprobaron las Ordenanzas de la Chancillería de Valladolid, buscaron fondos para la construcción de las Reales Carnicerías y se firmó la Real Provisión, donde se recoge el proyecto del Tercer Viaje de Colón al Nuevo Mundo. Las huellas de la reina en la villa están muy presentes y el cariño de los habitantes de Medina hacia ella, es muy grande.

Isabel la Católica
Isabel la Católica

Qué ver en Medina del Campo – Lugares imprescindibles

Te cuento los lugares imprescindibles que ver en Medina del Campo durante su visita.

Castillo de la Mota

No hay palabras para definir lo que se siente cuando estás delante de tan imponente fortaleza, lo mejor es comprobarlo por uno mismo y dejar correr la imaginación mientras se rodean sus murallas, se cruza el puente sobre el foso (en el que nunca ha habido cocodrilos), se baja a las galerías subterráneas o se sube a la Torre del Homenaje y se contempla el horizonte.

Hoy si alguien habla de Medina, lo primero que le viene a la cabeza es el Castillo de la Mota. Sin duda uno de los castillos mejor conservado y más bonito de Europa. La fortaleza como la conocemos hoy en día, es por el padre de la reina Isabel, Juan II, que la mandó reconstruir sobre los restos de una fortaleza árabe del siglo XII, convirtiéndola en una de las mejores plazas artilleras de la época en toda Europa.

Su función era de fortaleza defensiva, por lo que Isabel nunca estuvo alojada en el castillo, para eso utilizaba el Palacio Real. Su hija Juana I, en cambio, sí que pasó un tiempo encerrada en contra de su voluntad, lo cual según dicen, le provocó un trastorno mental por el que se la conocería como Juana la Loca, aunque yo personalmente no tengo tan claro que estuviera loca de verdad. Fue en el Castillo de la Mota en el año 1503 la última vez que Isabel y su hija Juana se vieron.

También se utilizó como  archivo de la corona y prisión real, estando entre sus presos más ilustres el conquistador Hernando Pizarro y César Borgia. Este último, según cuenta la leyenda, consiguió escapar de su mazmorra ayudado con una cuerda hecha con sabanas.

Castillo de la Mota
Castillo de la Mota

Visita al Castillo de la Mota

Es una construcción de estilo mudéjar, lo que significa que está construida solamente de ladrillo. La muralla al no ser de piedra puede parecer más frágil, pero todo lo contrario porque los muros de ladrillo soportan mejor el impacto de la artillería al desformarse y no abrir brecha. Si se observa con detalle se pueden apreciar los impactos recibidos por la artillería.

Rodeando la muralla está el foso y sobre éste se levanta un puente que da acceso a la puerta de la muralla.  Hay que fijarse en ésta, porque tiene labrado en piedra el escudo de armas de los Reyes Católicos. Hay que prestar atención a que no tiene la granada en la parte superior. Ésto se debe a que el escudo se finalizó en el año 1483 y aún no se había producido la toma de Granada. También llama la atención como está orientado el puente que da acceso a la puerta de la muralla, porque no es recto. Ésto facilitaba la defensa de la fortaleza y que el enemigo no pudiera utilizar un ariete para derribar la puerta.

Desde el interior de la muralla se puede acceder en las visitas guiadas a las mazmorras y galerías subterráneas.  Es impresionante poder estar en el mismo lugar donde los soldados disparaban la artillería.  De las galerías destaca su  altura para que así, el humo de los cañones ascendiera a la parte superior y a los soldados no les afectara la visión para seguir disparando. También contaban con pozos de agua y respiraderos. Otra cosa que llama la atención en los subterráneos es el grosor de los muros, de más de un metro. Un sitio curioso más es el pozo conocido como la “pudridera”, donde los enemigos eran arrojados hasta que morían o se hacía  un intercambio de rehenes.

Visita al Castillo de la Mota
Visita al Castillo de la Mota

Dentro de la fortaleza, lo primero que llama la atención es una de las fachadas del patio, concretamente la que da acceso a la sala de Juan de la Cosa que contiene información audiovisual y un mapa de América del cartógrafo de grandes dimensiones en la pared. La fachada, es una réplica del hospital de la Latina en Madrid del que ya no quedan restos. El hospital fue fundado por Beatriz Galindo, conocida como la Latina, que fue sirvienta de la reina Isabel. Desde el patio interior, también se accede a la capilla de Santa María del Castillo, donde destaca el crucifijo de marfil filipino del SXVII y un tríptico flamenco del siglo XV.  La última sala, a la que da acceso el patio, se utiliza para exposiciones temporales.

Castillo de la Mota Medina del Campo
Castillo de la Mota Medina del Campo

Torre del homenaje del Castillo de la Mota

Lo más impresionante de la visita al Castillo de la Mota es la Torre del Homenaje, de 40 metros de altura y 5 plantas, conservándose las dos últimas del siglo XV. Solo se puede acceder con una entrada aparte de la visita guiada, pero merece la pena. Abstenerse gente con dificultades físicas, pues los escalones de las últimas plantas son algo complicados de subir. También se hacen visitas teatralizadas a la torre, donde explican la historia de la fortaleza. Sobre todo es interesante si se va con niños, porque lo disfrutan mucho más.

qué ver castillo de la mota
Torre del homenaje en el Castillo de la Mota

El Castillo de la Mota es uno de los lugares imprescindibles que ver en Medina del Campo. Esta información puede interesarte:

Se puede visitar de forma gratuita los exteriores del castillo y la planta baja de lunes a sábado por la mañana y por la tarde ( 11:00h a 14:00h y 16:00h a 19:00h), y los domingos y festivos por la mañana (11:00h a 14:00 h) durante el verano. En invierno por las tardes cierra a las 18:00 horas.

Para la visita guiada al Castillo de la Mota hay dos opciones. La primera es una visita al castillo sin subir a la Torre del Homenaje que cuesta 4€, o la visita completa con acceso a la torre que cuesta 6€. También es posible subir solo a la torre por 4€.

Es recomendable reservar las visitas guiadas. 983812724

Colegiata de San Antolín

Ubicada en uno de los extremos de la Plaza Mayor de la villa, es junto al castillo de la Mota, su otro buque insignia y uno de los lugares imprescindibles qué ver en Medina del Campo.  El templo que ha llegado hasta nuestros días, es debido a la remodelación que le hicieron los Reyes Católicos con la financiación conseguida, al elevarse la categoría del templo, de parroquia a Colegiata, por la Bula Papal de Sixto IV.

Lo que más destaca del exterior del edificio es la “Torre del Reloj” y el “Balcón del Pópulo”, que es el lugar donde antaño se realizaban las misas los días del mercado, debido a la importancia que alcanzaron, sobre todo después de ser proclamadas como las Ferias Generales del Reino en 1491. En el interior, hay que destacar el retablo Mayor y la Capilla de las Angustias, que además es la patrona de Medina y también la alcaldesa perpetua de la villa.

Hay visitas guiadas que permiten subir a lo alto de la torre, si no padeces de vértigo es una parada obligatoria y podrás disfrutar de las mejores vistas de la Villa.

La visita guiada a la Torre de la Colegiata cuesta 3€, dura 60 minutos y se puede hacer los domingos a las 10:30 horas y de martes a sábado a las 10:30 horas y a las 16:00 horas. La visita al interior del templo cuesta 2€. Para reservas llamar al 983 81 00 63.

Colegiata de Medina del Campo
Colegiata de Medina del Campo

Palacio Real Testamentario

A pocos metros de la Colegiata se localiza también, en una de las esquinas de la Plaza Mayor, el Palacio Real Testamentario. Es lo poco que se conserva de lo que en su día fue el Palacio Real. Entre sus muros nacieron importantes reyes, como Fernando de Antequera, futuro Fernando I de Aragón, y también fallecieron, como la Reina Isabel.

El palacio se visita por libre, pero está muy bien señalizado y con buenas explicaciones durante todo el recorrido. Desde el año 2004, en el cual se celebró el V Centenario de la muerte de Isabel, se ha convertido en un centro de interpretación, donde se detallan los principales momentos de la vida de la reina, además de información sobre las costumbres de la época. También es muy interesante, una sala con información audiovisual, sobre como se preparó el tercer viaje de Colón a América, ya que este viaje se organizó en una de las salas del Palacio Real.

Para mí, lo más espectacular, es la sala que contiene la recreación del cuadro de Eduardo Rosales, “Doña Isabel la Católica dictando su testamento”, que se alberga actualmente en el museo del Prado en Madrid.  Solo estar en la sala con la alcoba, me transmite muchas sensaciones sobre lo que debió palparse en el ambiente, en ese momento tan tenso y crucial para la historia, con los designios de un reino en juego. También durante la visita, se puede ver una reproducción del testamento y el codicilo que dictó la reina.

Palacio Real Testamentario
Palacio Real Testamentario

Más lugares qué ver en Medina del Campo

El Castillo de la Mota, la Colegiata de San Antolín y el Palacio Real Testamentario, los lugares más importantes para Isabel en la villa, se pueden visitar con una entrada conjunta. El precio es de 8 euros y sin duda es recomendable para empaparte de toda la historia de la villa. Pero hay muchos más lugares que ver en Medina del Campo durante tu visita.

Plaza Mayor: es el punto de reunión de los medinenses y el lugar donde antiguamente se celebraban las famosas ferias de Medina. Entre los edificios más destacados de la Plaza Mayor se encuentran el Ayuntamiento, el Palacio Real Testamentario, la Colegiata de San Antolín, la Casa de los Arcos y la Casa del Peso.

Museo de las Ferias: es uno de los lugares imprescindibles que ver en Medina del Campo y sirve para comprender las actividades comerciales del siglo XV – XVI, su importancia internacional y la figura de Simón Ruiz. Entre sus obras más destacadas se encuentran la Piedad de Juan de Juni, el Retablo de la Virgen del Pópulo y Cajas de Cambio de diferentes siglos. La entrada al museo cuesta 2€.

Centro de Interpretación Huellas de Pasión un lugar muy interesante para conocer el origen de la Semana Santa y comprender lo que significa para los Españoles. Una parte importante está dedicada a la Semana Santa de Medina del Campo declarada de Interés Turístico Internacional.

Reales Carnicerías: Situado a la orilla del río Zapardiel este singular edificio de tres naves alberga el mercado de abastos de la villa, cumpliendo la misma función que cuando se construyó en el siglo XVI. Está declarado Bien de Interés Cultural.

Ruinas con encanto que merecen ser visitadas como el Cuartel Marqués de la Ensenada o el Hospital Simón Ruiz, que está en proceso de restauración.

Hay más templos que ver en Medina del Campo a parte de la Colegiata de San Antolín. Si tienes tiempo visita la Iglesia de la Inmaculada Concepción, Santiago el Real y la de San Miguel.

También están los conventos de los Padres Carmelitas, de Santa María Magdalena y el Convento de San José que como dato curioso fue el primer convento que Santa Teresa de Jesús fundó fuera de Ávila. Además el Monasterio de Santa Clara con sus famosos dulces.

Los palacios de la villa han corrido distinta suerte, pero merece la pena visitar su exterior para entender el gran esplendor que tuvo Medina del Campo siglos atrás. Ahí quedan los restos del palacio de los Quintanilla, del Marqués de Falces, de los Montalvo, del Almirante o el de los Dueñas. Este último actualmente es un instituto y se puede visitar su interior.

Las Bodegas subterráneas de la villa que están restaurando y abriendo al público mediante visitas guiadas. Están situadas en el entorno del casco histórico y hay más de 140 inventariadas. Se pueden recorrer tres bodegas por 5,5€.

Balneario de las Salinas y la Capilla del Milenio que está dedicada a Nuestra Señora de las Salinas por los milagros que realizaba con las aguas minerales donde se asienta el balneario. El Balneario de las Salinas es un lugar espectacular y un buen lugar donde dormir en Medina del Campo.

Balneario de las Salinas

Planifica tu visita a Medina del Campo

Sin duda la visita al Castillo de la Mota en Medina del Campo es una de las mejores cosas que hacer en la provincia de Valladolid. Para alojarse  hay muy buenas ofertas de hoteles en Medina del Campo.

Ferias y eventos que ver en Medina del Campo

Mención especial para las fiestas y eventos que se celebran en la villa, sobre todo la Feria Renacentista que está creciendo en número de visitantes e importancia cada año. Puedes leer más información aquí. También hay que destacar la Feria de Enoturismo.

Gastronomía en Medina del Campo

Por último, no te puedes ir de Medina del Campo sin disfrutar de su gastronomía. Tampoco me expando más porque también será el contenido de una futura entrada, pero no dejes de degustar el lechazo asado, sus quesos o los vinos de la Denominación Origen Rueda.

Aquí una entrada sobre Quesos Br, una quesería artesanal.
La bodega Castelo de Medina y sus vinos
Hotel Restaurante San Roque
Restaurante la Botica de Matapozuelos

Si tienes cualquier consulta sobre qué ver en Medina del Campo y la visita al Castillo de la Mota, no dudes en dejar un comentario. Y si te gustó, y quieres recibir más entradas como esta, suscríbete al blog.

Para ver más imágenes de Medina del Campo y el Castillo de la Mota entra en mi perfil de Pinterest 

A %d blogueros les gusta esto: