Qué ver en Berlín: Guía de la capital de Alemania

Ya tenía ganas de visitar Berlín. La última vez que estuve en Alemania solo pisé el aeropuerto y la estación de tren para ir dirección Leipzig, y me quedó el gusanillo de disfrutar de todas sus maravillas. Como me imaginé, Berlín es una ciudad viva, multicultural, abierta y con una gran historia. Por desgracia, fruto de esa historia, la ciudad quedó destruida en la Segunda Guerra Mundial y mucho del patrimonio con el que contaba no ha llegado hasta nuestros días.  Aún así, merece la pena visitar y recorrer  lugares importantes para la historia de la humanidad como el Muro de Berlín o la Puerta de Brandemburgo. ¿No sabes qué ver en Berlín? Pues tras mi visita a la capital de Alemania voy a crear una guía de Berlín con los lugares que más me gustaron, los mejores puestos callejeros para comer, información sobre cómo moverte por el centro de la ciudad en transporte público, cómo llegar desde el aeropuerto al centro y las mejores opciones para disfrutar de Berlín con niños. Además,  un mapa con todas las ubicaciones y los mejores consejos para viajar a Berlín.

⚡Mapa con los lugares imprescindibles qué ver en Berlín

En el mapa aparecen señalados los lugares más interesantes que ver en Berlín. Como puedes ver, hay varios puntos de interés bastante alejados del casco histórico, lo que dificulta su visita y solo se recomiendan para estancias de 3 o 4 días en la capital de Alemania.

✍ Qué visitar en Berlín

La Puerta de Brandemburgo, la Isla de los Museos, el Reichstag, son algunos de los lugares que no debes perderte en una primera visita a la capital de Alemania. Para ayudarte a planificar tu viaje te propongo unas rutas con los principales lugares que ver en Berlín en función de los días de tu viaje.

Imprescindible: Free tour por Berlín

➡️ Qué ver en Berlín en un día

En esta ruta te cuento lo mejor que ver en Berlín si solo dispones de un día para conocer la ciudad. El recorrido empezaría en Alexanderplatz, para continuar por las calles del centro de la ciudad visitando sus principales lugares de interés: la Torre de Televisión, la Fuente de Neptuno, la Catedral de Berlín, la Isla de los Museos aunque apenas daría tiempo a visitar brevemente alguno, la Bebelplatz, el Reichstag, el Monumento al Holocausto y para finalizar el entorno de la Potsdamer Platz.

➡️ Qué ver en Berlín en dos días

Si se disponen de al menos dos días para ver Berlín mi plan ideal sería el siguiente. El primer día lo dedicaría a visitar todos los lugares de interés del entorno de Alexanderplatz, la Catedral de Berlín, la Isla de los Museos y la Bebelplatz. Para acabar un paseo en barco por el río Spree.

Paseo en barco al anochecer

El segundo día visitaría la Puerta de Brandemburgo, el Reichstag, el Monumento a los Judios, el Parque Tiergaten para después pasar al entorno de la Potsdamer Platz y visitar el Museo de Topografía del Terror, el Checkpoint Charlie y la Gendarmenmarkt. Para acabar el día cogería el transporte público para conocer los restos del muro de Berlín en la East Side Gallery.

➡️ Qué ver en Berlín en tres o más días

Considero que al menos tres días son imprescindibles para poder visitar Berlín. Permite tomarse las cosas con un poco más de calma e incluso visitar alguno de los interesantes lugares que hay en su entorno como el Campo de Concentración de Sachsenhausem, la Ciudad de Potsdam, el Tempelhofer Feld, el Estadio Olímpico de Berlín o el Palacio de Charlottenburg.

Interesante: Excursión a Potsdam

✍ Qué ver en Berlín: Lugares imprescindibles

De todos los lugares que visitar en Berlín he hecho una lista para que tengas a mano los que en mi opinión, no te puedes perder. También te facilito el horario y el precio de la entrada para que te sirva a la hora de planificar tu viaje.

Puerta de Brandemburgo

¿Te imaginas atravesar la puerta de Brandemburgo al igual que en su día lo hicieran Hitler o Napoleón? Actualmente es el icono de Berlín y el símbolo de la reunificación alemana. También es el monumento más fotografiado y uno de los lugares donde hay más aglomeración de turistas en Berlín. Si quieres disfrutar de ella sin muchos turistas, tendrás que madrugar o ir durante la noche. La verdad que impresiona estar frente a sus 26 metros de altura y 65 de anchura. Está compuesta por 12 columnas y coronada con la escultura de la diosa Victoria tirando de un carro con 4 caballos, una cruz de hierro y el águila prusiana.  Se levantó por orden de Guillermo II de Prusia en el año 1971 y originariamente era el símbolo de la paz. Es una visita obligada de Berlín.

Wowtrip

Parque Tiergaten

Es uno de los parques urbanos más grandes del mundo y el lugar ideal para desconectar del ajetreado casco histórico de Berlín. No te extrañe ver a los berlineses tomando el sol, disfrutando de una cerveza, leyendo un libro o haciendo ejercicio. Desde la Puerta de Brandemburgo sale una enorme avenida hasta llegar al centro del parque Tiergaten. Allí se ubica la imponente columna de la victoria, que conmemora los triunfos prusianos, y la estatua de Otto von Bismarck. Es recomendable dejar la avenida (mucha afluencia de tráfico) y adentrarte por el parque. Muy cerca se encuentra también el Bellevue Palace, actual residencia del presidente de Alemania. Solo se puede visitar durante la Bürgerfest des Bundespräsidenten, pero hay que inscribirse y el tiempo de espera puede superar el año.

Reichstag

Otro de los emblemas de Berlín y actualmente la sede del Parlamento Alemán. Al interior solo se puede acceder mediante una visita guiada, pero subir a la impresionante cúpula diseñada por Norman Foster y disfrutar de unas maravillosas vistas de Berlín es gratis, eso sí, es necesario reservar con una antelación de al menos dos semanas. Puedes reservar desde esta página. Horario del ascensor a la cúpula: 08:00 a 24:00 horas.

Catedral de Berlín

Ubicada a orillas del río Spree es el edificio religioso más importante de la ciudad. Lo más destacado de la catedral, construida entre los años 1895 – 1905 y reconstruida tras los daños sufridos en la Segunda Guerra Mundial, es la enorme cúpula de 85 metros de altura.  Se puede subir hasta la cúpula de la catedral, eso sí, a través de 270 escalones. El esfuerzo merece la pena y se  disfruta de una increíble panorámica de la isla de los museos. Aparte de por las vistas, es interesante visitarla por su cripta y las más de 90 tumbas que alberga con los restos de la dinastía Hohenzollem.  El precio de la entrada es de 9€ la normal, 5€ la reducida y el horario de 9:00 a 20:00, menos los domingos y festivos que es de 12:00 a 20:00.  No es posible realizar fotos en el interior.

Monumento al Holocasuto

Desde el año 2005, muy cerca de la Puerta de Brandemburgo, se puede visitar el monumento dedicado a los judíos asesinados en Europa. Es el mayor de todos los monumentos alemanes que recuerdan a las víctimas del holocausto nazi. Está compuesto por 2711 bloques de hormigón de diferentes tamaños formando una especie de laberinto. En uno de los extremos se encuentra el centro de información sobre el holocausto. Personalmente una de las salas del centro, con los nombres y las fechas de nacimiento y defunción en las paredes de las víctimas del holocausto, me impactó más que pasear entre los bloques de hormigón.  El acceso al centro de información es gratuito.  El horario es de 10:00h a 19:00h de octubre a marzo y de 10:00 a 20:00 de abril a septiembre, lunes cerrado.

Postdamer Platz

Una de las plazas más famosas de Berlín y la zona mas moderna de la ciudad, que fue construida después de la caída del muro.  Destaca la arquitectura de sus edificios, donde sobresalen tres torres. En la torre Kohlhot se puede subir, por uno de lo ascensores más rápidos de Europa, a una terraza al aire libre con unas increíbles vistas de la ciudad. El Panoramapunkt cuesta 7,5€ y en tan solo 20 segundos te lleva a lo alto de la torre. Pero si hay un edificio de referencia en la Postdamer Platz es el Sony Center y su llamativa cúpula de cristal. Además, también cuenta con su propio paseo de la fama al estilo Hollywood y como dato curioso, en la misma plaza se instaló el primer semáforo de Europa, del que actualmente hay una réplica.

East Side Gallery

Una de las visitas obligadas en Berlín es pasear junto al muro que dividió durante 28 años en dos la ciudad y el mundo, hasta que cayó en el año 1989. El mayor tramo que se conserva es de 1,3 kilómetros ubicado en Mühlenstrasse, y sobre él, se han realizado más de 100 impresionantes pinturas de artistas internacionales, formando un auténtico museo al aire libre. Aquí puedes contratar una interesante visita guiada sobre Berlín durante la Guerra Fría.

Muro-de-Berlín

Museumsinsel

El lugar que más me gustó de Berlín. Declarada Patrimonio de la Humanidad por la Unesco desde el año 1999, está compuesta por 5 edificios que guardan tesoros históricos de incalculable valor. Entre ellos el busto de Nefertiti en el Museo Nuevo o la puerta de Ishtar en el Museo de Pérgamo. Además, el Museo Bode, el Museo Antiguo o la Antigua Galería Nacional. Se pueden visitar individualmente, pero es recomendable una entrada conjunta que cuesta 18€ la normal y 9€ la reducida.

Iglesia Memorial Kaiser Wilhelm

La iglesia construida durante el mandato del último emperador de Alemania, Guillermo II, quedó en ruinas tras las II Guerra Mundial y se ha convertido en un símbolo de Berlín y de la Paz. El acceso al interior de la iglesia es gratuito y está abierta al público de 10:00 a 19:00 horas. También hay disponibles visitas guiadas por 5€ cada persona.

Alexanderplatz

Centro comercial y neurálgico de Berlín desde la edad media y punto de referencia desde cualquier punto de la ciudad por la torre de televisión, de 368 metros de altura. Si el día está despejado, una buena opción es subir hasta el mirador situado a más de 200 metros de altura, o disfrutar de una comida en el restaurante 360 grados de la torre.  El precio para subir a la torre es de 16,5€ la entrada normal y 9,5€ para niños. Una de las atracciones de la plaza y que verás siempre rodeada de gente, es el Reloj Mundial con la hora de todas las ciudades del mundo. También a destacar en Alexanderplatz es la fuente de Neptuno y el Rotes Rathaus (ayuntamiento de Berlín).

qué-ver-en-Berlín

Checkpoint Charlie

Puesto fronterizo durante el muro de Berlín que se convirtió en el principal lugar de paso diplomático entre las dos zonas.  Los turistas se amontan sobre el puesto y lo hace perder un poco el encanto, pero aún así, es un lugar que merece la pena ir, y encima gratis. Allí también se encuentra el Museo del Muro de Checkpoint Charlie con mucha información sobre la guerra fría. El precio del museo es de 14,5€ la entrada general, 9,5€ para estudiantes y 7,5€ para menores de edad.

Recomendable: Paseo histórico por el Berlín del nazismo

Gendarmenmark

La plaza más bonita de Berlín. Me gustó mucho más por la noche y sin apenas gente, pero  es recomendable pasarse tanto de día para entrar en sus principales edificios, como de noche para verlo sin turistas y con la iluminación nocturna. En sus alrededores se encuentran lujos hoteles, tiendas de renombre y grandiosas edificaciones. Entre sus edificios más destacados están la Französischer Dom (catedral francesa) que se puede visitar de manera gratuita, no así el museo que cuesta 3,5€ y 3€ subir a la torre, la Deutscher Dom (catedral alemana) cuya visita es gratuita y la Konzerthaus Berlin (sala de conciertos) con su gran escalinata y un interior precioso. Este se puede conocer mediante visitas guiadas o asistiendo a un concierto. De todos modos, puedes subir la escalinata y observar por los cristales la impresionante sala de manera gratuita.

visita-a-Berlín

Tempelhofer Feld

Este mítico aeropuerto de Berlín, donde aterrizó el primer zepelín y despegó el primer vuelo de Lufthansa, cesó su actividad en el año 2008 y se ha convertido en un parque público muy querido por los berlineses y frecuentado por turistas. La visita es gratuita y se puede pasear por las pistas, ver antiguos aviones o disfrutar de una barbacoa en las áreas recreativas. También se pueden hacer visitas guiadas por 13€ persona, 9€ las entradas reducidas.

Museo Judío

Inaugurado en el año 2001 es uno de los monumentos más conocidos de Berlín y de los museos judíos más grandes de Europa. El museo tiene una arquitectura particular y el contenido es muy abstracto. Personalmente no me esperaba lo que me encontré. No es el típico museo sobre la historia de los judíos y hay que tomarlo el pulso. El precio de la entrada es de 8€ la general y 3€ la reducida.  Por otros 3€ más puedes disfrutar de una audioguía durante la visita. El horario es de 10:00h a 20:00 horas todos los días.

Recorrido de patios y arte por el Barrio Judío

Topografía del Terror

Uno de los lugares que más me impacto en la capital alemana. Está ubicado en el antiguo cuarte general de la Gestapo y las SS, y la verdad que la exposición es intensa y a la vez interesante. Permite entender la organización y el funcionamiento de este cuerpo de seguridad desde los años 1933 hasta el 1945. Hay documentación sobre las torturas nazis que deja el cuerpo fatal, pero que es necesario conocer para que no se vuelvan a repetir estos errores.  La entrada es gratuita y es recomendable realizar la visita con audioguía. El horario es de 10:00 a 20:00h todos los días.

Berliner Unterwelten

Un recorrido por la Berlín subterránea a través de túneles, búnkeres y subterráneos abandonados. Hoy tours para todos los gustos y los precios varían en función de cada uno (de 10 a 15€). Personalmente la considero una de las mejores experiencias para realizar en Berlín. Toma nota, los niños menores de 7 años no pueden entrar y acuérdate de llevar ropa de abrigo porque allí abajo hace fresco. No se puede realizar fotografías en su interior.

Palacio de Charlottenburg

El palacio más importante de Berlín y antigua residencia de los Hohenzollern.  La edificación es preciosa, pero lo que más llama la atención son sus opulentos jardines, dignos de un paseo. El interior no lo visité, el precio de 17€ me pareció excesivo para lo que me gustan este tipo de cosas y además, para sacar fotografías hay que pagar 3€ más. Está un poco alejado del centro de Berlín, pero tiene buenas conexiones con el transporte público.

Bebelplatz

Fue una de las plazas que más me gustaron de Berlín. En ella se encuentran edificios importantes de la capital alemana como la Opera de Berlín, la Catedral de Santa Eduvigis y la Universidad Humbolt. Si no te suena por este nombre la plaza, tal vez si lo haga por ser el lugar donde se produjo la quema de miles de libros por el nazismo en el año 1933. En el centro de la plaza hay un monumento conmemorativo bajo el suelo de una librería, que se puede ver a través de un cristal. Por encontrar su ubicación no te preocupes, ve donde haya turistas en el centro de la plaza.

Bebelplatz

Puente de Oberbaum

Este precioso puente es uno de los lugares que me quedó por disfrutar de Berlín, solo pude verlo desde lejos y sin detenerme.  Es otro de los símbolos de Berlín y representa la unión de la ciudad. Si puedes verlo de noche con la iluminación nocturna y sin tanto turista, mejor.

Estadio Olímpico de Berlín

Y por último, si eres aficionado al fútbol no puedes dejar de visitar el impresionante estadio Olímpico de Berlín, donde juega el Hertha de Berlín. El precio es de 11€ por persona y permite acceder a los lugares más sagrados del estadio como son los vestuarios.  El estadio también representa la historia de la ciudad, en el se celebraron los juegos olímpicos de 1936 y se disputaron las finales del mundial de fútbol de los años 1974 y 2006.

Berlín desde el barco

Una buena opción durante tu visita a Berlín es disfrutar de las vistas que ofrece un paseo en barco por el río Spree.

Paseo en barco por el río Spree


Si tienes cualquier consulta para tu viaje sobre qué ver en  Berlín, no dudes en dejar un comentario. Y si te gustó, y quieres recibir más entradas como esta, suscríbete al blog.

Únete a otros 6.753 suscriptores

⚠️ Planifica tu viaje: Consejos para visitar Berlín

Una vez que ya conoces las mejores cosas que hacer y ver en Berlín, voy a darte algunos consejos que pueden ayudarte a planificar tu visita a la capital de Alemania. Como ya sabes es recomendable siempre viajar con seguro de viaje. Yo utilizo coverontrip y nunca he tenido ningún problema. Si usas el código «viajesymapas» obtienes un 10% de descuento.

⇨  Dónde comer, beber, dormir y comprar en Berlín

Los platos típicos que no te puedes ir sin probar en Berlín son el Currywurst, el Pfannkunchen y el Kebab. Hay restaurantes para todos los gustos, desde platos típicos de la gastronomía alemana como el codillo o el hígado de ternera, a restaurantes de diseño de comida internacional, hasta puestos de comida callejera. Estos últimos fueron los que más llamaron mi atención. En Berlín presumen de tener el mejor Kebab del mundo y tu mismo podrás opinar si acudes al Mustafa’s Gemüse Kebap. Tanto si te gusta el Kebab como si no, es recomendable ir y probar. Eso sí, las colas pueden superar la hora tranquilamente. Personalmente la espera mereció la pena, incluso repetí. En la calle del Mustafa también se encuentra el Curry36, donde se puede comer el mejor Currywurst de la ciudad.

Que no te extrañe ver a gente por Berlín con cervezas de la mano a cualquier hora del día y en cualquier lugar. Si te gusta la cerveza te encontrarás en tu salsa, es más barata que el agua. En cuanto a la noche, es una ciudad muy animada, conocida por ser un paraíso para los amantes de la música electrónica, pero hay locales para disfrutar de todos los estilos musicales.  Apunta los siguientes nombres referido a las discotecas:  Tresor Club, Berghain y el Suicide Circos y para las cervecerías la Tiagarten Quelle, Heidenpeters, Herman y la Berliner Republik. Aquí tienes información sobre un tour de la cerveza por Berlín. 

Berlín es una ciudad ideal para irse de compras, hay opciones para todos los gustos y bolsillos. Desde grandes calles comerciales como la Kurfürstendamn, pequeñas tiendas de barrio alejadas del casco histórico de Berlín, mercadillos de cualquier temática por plazas o callejuelas, hasta enormes centros comerciales como el Potsdamer Platz y Leipziger Platz.

Respecto a donde dormir, las posibilidades son inmensas. Los hoteles son algo caros en comparación a otras ciudades europeas, pero también hay alberges, B&B o alquileres temporales de una habitación. Lo que sí que te recomendaría es alojarte por el centro de la ciudad, sobre todo si dispones de pocos días para tu visita. Yo me alojé en el Hotel NH Berlin Alexanderplatz y fue todo genial. El desayuno una maravilla y en solo 4 paradas del tranvía estaba en Alexanderplatz. De todos modos puedes encontrar las mejores ofertas de hoteles para dormir en Budapest en Booking y en Trivago, y así encontrar el más afín a tus necesidades.

⇨ Qué ver en Berlín con niños

Si dudas en viajar a Berlín por como se lo pasarán tus hijos, no te preocupes. Tienen actividades de todo tipo y seguro que salen encantados. Sin duda, el Museo de Historia Natural es una visita obligada por su impresionante colección de dinosaurios. El precio del museo es de 8€ para los adultos, 5€ la entrada reducida y la de los niños. Si les gustan los animales, otra opción es visitar el Zoológico de Berlín. La entrada cuesta 14,5€ para los adultos (20€ si incluye el acuario) y 7,5€ para los niños (10€ con el acuario). Otra buena alternativa y donde los niños aprenderán, a la vez que se lo pasan bomba, es el Science Center Spectrum, además la entrada es gratuita a partir de las 3 de la tarde.   Más opciones son el Legoland Discovery Centre, el Museo del Muro si los niños ya están más creciditos, el AquaDom & SEA LIFE y como actividad al aire libre para toda la familia, dar un paseo por Berlín en bicicleta. Desde aquí puedes reservar un Free tour en bicicleta por Berlín.

Interesante: Entrada al LEGOLAND

⇨ Excursiones. Qué ver en los alrededores de Berlín

Si vas a estar más de 3 días, una buena opción es realizar alguna excursión por los alrededores de Berlín. Las dos más comunes son la excursión a Postdam y al Campo de Concentración de Sachsenhausen. Ambas se pueden hacer con el ticket de transporte público de las zonas A-B-C. Algo más alejadas, pero muy recomendables, son las visitas de las ciudades de Dresden y Leipzig. Y si aún tienes más días, desde Berlín puedes viajar a la ciudad de Wroclaw en Polonia y a Praga en la República Checa.

⇨ Cómo moverte por Berlín

Berlín es una ciudad muy bien conectada con transporte público, no tendrás ningún problema para moverte por la ciudad. Aunque voy a crear una entrada más completa sobre cómo moverte por Berlín, aquí te cuento lo fundamental.

Berlín cuenta con tres zonas de transporte público: A, B y C. Para moverte por el centro vale con las A y B, y para llegar al aeropuerto de Shönefeld y al campo de concentración de Sachesenhausen es necesario la zona C.  Los precios son:

Zonas A – B 2,8€ el billete sencillo y 7€ el diario.

Zonas B – C 3,1€ el billete sencillo y 7.4€ el diario.

Zonas A – B – C 3,4€ el billete sencillo y 7,7 € el diario.

Este billete es valido para el metro, el tren, el autobús y el tranvía. No te olvides de validar el billete antes te montar. No suelen pedirlo, pero te puede caer una buena multa.

Desde el aeropuerto al centro

Respecto a cómo llegar desde el aeropuerto al centro de Berlín, es muy sencillo. Desde el aeropuerto de Tegel la forma más sencilla es coger el autobús exprés TXL hasta Alexanderplatz y desde el aeropuerto de Schönefeld los trenes S9 salen cada 20 minutos hacia Berlín.

Una buena opción si vas a usar mucho el transporte público es adquirir la Berlín WelcomeCard que permite acceso ilimitado en el transporte y descuentos de hasta el 50% en los museos y atracciones de BerlínTienes más información sobre ella aquí.

⇨ Consejos para viajar a Berlín

  • Berlín es una ciudad enorme. Si vas pocos días es recomendable planear, según tus gustos, los lugares a visitar.
  • Si vas en invierno y eres frioler@ lleva buena ropa de abrigo.
  • Hay muchos museos y lugares que visitar, y si el presupuesto es ajustado puede ser un problema. Pero no te preocupes, también hay muchas visitas gratuitas para realizar. Para obtener descuento en las entradas, o incluso entradas gratuitas, no olvides llevar según el caso: la tarjeta joven, tarjeta de estudiante, tarjeta de desempleado o de minusválido. Aquí puedes reservar una visita guiada gratis por Berlín.
  • Come en los puestos callejeros y cuanta más cola haya, mejor.
  • Si te gusta la cerveza estás de suerte. Buena, bonita y barata.
  • Si vas a moverte mucho en transporte público es recomendable el billete diario. Y si tienes pensado visitar muchos museos y atracciones de Berlín, sale a cuento comprar la Berlín Welcome Card.
  • Cerca del muro encontrarás a gente vendiendo trozos de este. No te aconsejó comprarlos ya que, seguramente sean falsos. Y que no se te ocurra llevarte un trozo del muro a tu casa, está penado por ley.
  • Lleva siempre dinero en efectivo, en algunos lugares como en los puestos de comida callejeros no aceptan tarjeta de crédito.
  • No hay que olvidarse de la tarjeta sanitaria europea. Aparte yo siempre recomiendo añadir un seguro de viaje. Es un minúsculo gasto en el total de viaje y aporta mucha tranquilidad. Yo me aseguro cada viaje con coverontrip. Tienen buenos precios y buen servicio. Si metes el código de descuento promocional «viajesymapas» tienes un 10% de descuento en el precio.
  • Para entrar a los baños públicos hay que pagar, incluyendo los de las estaciones. Aprovechar los de los centros comerciales o los bares por donde paséis.

⇨ Cuándo ir a Berlín

Berlín es una ciudad con eventos importantes a lo largo del año. Te dejo el mejor de cada mes a mi parecer, por si quieres que tu viaje coincida con el evento.

Enero – Berlin  Fashion Week

Febrero – Festival Internacional de Cine de Berlin

Marzo – International Tourismus Börse

Abril – En primavera la vida comienza a desarrollarse en el exterior

Mayo – Las cervecerías salen a la calle

Junio – Desfile del orgullo gay

Julio –  Classic Open Air Festival

Agosto – Berlines Bierfestival

Septiembre – Maratón de Berlín

Octubre – Porn Film Festival

Noviembre – JazzFest Berlín

Diciembre – Mercados Navideñosz

☝ Mis 10 lugares imprescindibles qué ver en Berlín

Aunque es difícil, si tuviera que elegir solo 10 lugares que ver en Berlín serían los siguientes:

  • Pergamonmuseum
  • Postdamer Platz
  • Puerta de Brandembuergo
  • Reichstag
  • Callejones de Berlín
  • Campo de concentración de Sachsenhausen
  • Catedral de Berlín
  • Gendarmenmarkt
  • Monumento al Holocausto
  • Muro de Berlín

Espero que todo lo que te he mostrado de Berlín te haya gustado tanto como a mí, y tus ganas de visitarla hayan aumentado. Es una ciudad con mucha historia y con museos que albergan grandes tesoros de la humanidad dignos de ser visitados. Si te ha sido de utilidad la información de esta página compártelo en las redes sociales y suscríbete a la web.

Únete a otros 6.753 suscriptores


Puede interesarte: Ruta por Baviera en coche

  1. charlypriest dice:

    Me encanta viajar y no solo ver los monumentos y demás pero me encanta la historia. Historia del mundo.

Deja un comentario

Subir