fbpx

Un paseo por Sepúlveda, uno de los pueblos más bonitos de España

La villa medieval de Sepúlveda bien merece un paseo. Es un museo al aire libre, lleno de historia, rodeado de naturaleza y con una afamada gastronomía, llegando a presumir de tener el mejor asado de Castilla.  Ubicada en el nordeste de la provincia de Segovia, está declarada Conjunto Histórico Artístico desde el año 1951, y desde el año 2016, se  ha catalogado a Sepúlveda uno de los pueblos más bonitos de España. Su ubicación privilegiada dentro del Parque Natural de las Hoces del Río Duratón, y entre los cerros de Somosierra y la Picota, la convierten en un destino ideal para disfrutar de la naturaleza. Acompáñame en mi visita y descubre todo lo que hay qué ver en Sepúlveda.

Sepúlveda uno de los pueblos más bonitos de España

¿Cómo llegar a Sepúlveda?

La mejor forma para llegar es en coche. Desde Segovia por la    N-110 se tarda 1 hora en recorrer los 60 kilómetros de distancia. Desde Madrid hay buenas comunicaciones por la A-1, y en 1 hora y media se salvan los 130 km entre ambas ciudades. El coche se puede dejar los parkings que hay a la entrada del pueblo, pero si no es fin de semana, se puede subir sin problemas hasta el centro del casco histórico.

Un paseo por Sepúlveda

A continuación, comento los lugares que me parecen más interesantes durante una visita a Sepúlveda.

Qué ver en Sepúlveda

Plaza de España

El centro neurálgico de la villa y el lugar ideal para empezar el recorrido, puesto que en sus alrededores, se encuentran los principales edificios de interés. De la plaza, destaca su arquitectura tradicional castellana y los restos del castillo. Es muy bonita, pero es difícil poder hacer una foto en condiciones porque suele estar llena de coches aparcados.  No estaría mal que prohibieran aparcar allí, tendría mucho más encanto.

Plaza de Sepúlveda
Plaza de España de Selpúlveda
arquitectura tradicional de sepulveda
Arquitectura tradicional de Sepúlveda

Prisión del Concejo

Por uno de los accesos a la plaza, junto al castillo, se encuentra el edificio que antiguamente albergaba la cárcel de la villa. Al ser invierno y día de diario, no pude visitarla, pero me hubiera gustado conocer más sobre la historia de este lugar. En el edificio anexo, se encuentra la oficina de turismo, recomendable para orientarse sobre qué hacer y visitar, tanto en Sepúlveda como en el entorno.

Iglesia de San Bartolomé

Iglesia románica construida entre los siglos XI y XII. Es pequeña, de una sola nave y con dos capillas en el interior. Lo que más me gustó, fue la escalinata de piedra con una cruz que da acceso pórtico de la iglesia.

un paseo por Sepúlveda
Prisión del Concejo
Qué ver en Sepúlveda
Iglesia de San Bartolomé

Castillo y las murallas

Poco queda ya del antiguo Castillo de Fernán González, construido en el siglo X cuando se fundó la ciudad. Adosado al castillo, sobre una construcción del siglo XVIII, se encuentra el Reloj de la Plaza.  Lo mismo sucede con las murallas, apenas se conservan algunos tramos, los más llamativos en la calle Barbacana, para acceder a estas hay salir de la plaza dirección a la puerta del Ecce Homo, una de las 7 puertas que llegó a tener la ciudad.

Castillo de Sepúlveda
Castillo de Sepúlveda
cómo llegar a Sepúlveda
Puerta del Ecce Homo

Museo de los fueros

Nada más cruzar la puerta del Ecce Homo se llega a la iglesia románica de los Santos Justo y Pasto, en la que se ubica el museo de los Fueros. También se encontraba cerrado, es lo que tiene ir en temporada baja y día de diario. Me hubiera gustado conocer más pinceladas de la historia de Sepúlveda.

Iglesia de Nuestra Señora de la Peña

Continuando por la calle Santos Justo y Pastor, se llega hasta la Iglesia de Nuestra Señora de la Peña. Es una monada, también de estilo románico, tiene una planta similar  y un ábside casi idéntico a la iglesia de el Salvador . Lo más característico es el tímpano situado en la puerta de entrada a la iglesia, único en todos los edificios románicos de Segovia. En el interior se alberga la imagen de la patrona de la villa, la Señora de la Peña.

Museo de los Fueros
Iglesia de Nuestra Señora de la Peña

Mirador de la Virgen de la Peña

Justo detrás de la iglesia, se encuentra el mirador que lleva el mismo nombre. La vistas que ofrece de las hoces son espectaculares y hay carteles didácticos que permiten entender cómo se formaron, junto a la flora y fauna que habitan en el Parque Natural.

Cueva de la Virgen de la Peña

Entre el mirador y la Iglesia de Nuestra Señora de la Peña, hay una pequeña señal que indica cueva. Es un descenso de unos pocos metros con una pendiente muy pronunciada y luego, hay que subirlo. Ojo si es temporada de hielo, puede ser peligroso.

Mirador de la Virgen de la Peña
Mirador de la Virgen de la Peña
Cueva de la Virgen de la Peña
Cueva de la Virgen de la Peña

Iglesia el Salvador

Desde la Iglesia de Nuestra Señora, hay que volver al centro del pueblo hasta los Jardines de la Señora, y desde allí, volver a tomar altura por una empinada cuesta hasta la Iglesia el Salvador, uno de los iconos más representativos de Sepúlveda. Construcción románica del siglo XI, cuenta con una sola nave y un ábside. Lo más llamativo sin duda, son los arcos que descansan sobre columnas y sus capiteles.  No pude acceder a su interior.

Sepúlveda uno de los pueblos más bonitos de España
Iglesia el Salvador
Iglesia el Salvador Sepúlveda
Iglesia el Salvador Sepúlveda

Casas palaciegas

Por toda la villa se pueden observar blasones y ejemplos de la arquitectura palaciega.

Sepúlveda
Blasón en Sepúlveda
Casas palaciegas

Iglesia de Santiago o Casa del Parque

La iglesia ha sido restaurada y en su interior, se encuentra la Casa del Parque de las Hoces del Río Duratón. Es de visita obligada, sobre todo si tiene pensado hacer una ruta por las hoces entre los meses de enero y julio, puesto que hay que pedir autorización en la Casa del Parque.  Si queréis información sobre las rutas disponibles en las Hoces del Duratón podéis leer la entrada que escribí sobre ellas.

Mirador de Zuloaga

Y por último, para conseguir las mejores vistas de Sepúlveda, recomiendo acercarse en coche hasta el mirador de Zuloaga.

Vistas de Sepúlveda

¿Qué comer en Sepúlveda?

No te puedes ir de Sepúlveda sin probar su deliciosa gastronomía y comprobar si la fama que tienen sus asados es cierta. Yo te recomiendo sin duda un lechazo asado, su plato mas típico.  Si vas entre semana puedes encontrarte la mayoría de los restaurantes cerrados, y si vas los fines de semana todos llenos. Te recomiendo que hagas tu reserva con antelación. Puedes hacerlo con el Tenedor y aprovecharte de hasta el 50% de descuento.

¿Dónde dormir en Sepúlveda?

Sepúlveda se puede ver perfectamente en un día, pero si se tiene pensado hacer alguna ruta por las Hoces del Duratón es recomendable al menos pasar una noche. Cuenta con una amplía oferta de hoteles rurales.  Te dejo un comparador de hoteles y las últimas ofertas de booking por si te pueden interesar.

UTILIZA EL SIGUIENTE LINK PARA OBTENER UN 10% EN TU PRÓXIMA RESERVA CON BOOKING

Booking.com

Tanto si te gustó el contenido como si te sirvió, puedes comentar, compartirlo en las redes sociales y suscribirte al blog, sería de gran ayuda.

Sígueme en las redes sociales y suscríbete a la página

Suscríbete al blog por correo electrónico

2 comentarios

    • Neutravo en 1 marzo, 2019 a las 11:52 am
    • Responder

    Buena pinta de lugar. Me lo apunto.

  1. Yo hace mucho que estuve, quizás ya va siendo hora de hacer otra visita. Es un pueblo precioso y además se como muy bien.

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: