Saltar al contenido

Visita al Palacio de Topkapi y su Harén en Estambul

En lo alto de una colina dominando el Cuerno de Oro, el Mar de Mármara y el Bósforo, se encuentra el Palacio de Topkapi en Estambul, que fue, durante cuatro siglos, el epicentro de poder del Imperio Otomano. El palacio es una ciudad con alma propia dentro del propio Estambul. Un conjunto arquitectónico increíble de más de 70 hectáreas, protegido en una muralla que supera los 5 kilómetros de perímetro. Se empezó a construir pocos años después de que Mehmet II conquistara la ciudad de Constantinopla, que le sirvió para recibir el apodo del “Conquistador”. En sus días de esplendor entre 10.000 y 15.000 personas se movían a diario por el palacio, entre cortesanos, esclavos, soldados y visitantes.  La historia del Palacio de Topkapi se fue apagando junto al esplendor y poderío del Imperio Otomano. Para dar un giro al imperio y modernizarlo, el Sultán Abdulmecid trasladó su residencia al Palacio Dolmebahçe, con una marcada influencia occidental, en el año 1856. Con la caída del Imperio Otomano y el establecimiento de la República de Turquía en el año 1923, se renovaron las dependencias del palacio y se transformó en museo. ¿Te vienes de visita al Palacio de Topkapi, su Harén y al Museo Arqueológico de Estambul? Sin duda es uno de los símbolos de Estambul y una visita obligada en esta legendaria ciudad que fue capital de tres imperios.

Visita al Palacio de Topkapi

Para comenzar la visita al Palacio de Topkapi se puede tomar como referencia la Fuente del Sultán Ahmet III, conocida como la fuente más bonita de Estambul. Está ubicada detrás de la Basílica de Santa Sofía y enfrente de la Puerta Imperial (Bab-i-Hümayun), que permite el acceso al palacio. Nada más atravesar esta primera puerta se llega al Patio de los Jenízaros, llamado así porque era el punto de reunión de este cuerpo de élite del ejército otomano. Es el patio de mayor tamaño y el acceso es gratuito. A la izquierda se encuentra la Iglesia de Santa Ana, de origen bizantino, que fue utilizada por los otomanos como depósito de armas. A la derecha, aparecen las taquillas donde comprar la entrada que permite acceder al interior del segundo patio del palacio. Como truco, si en la taquilla principal hay mucha cola y se va a acceder mediante la Museum Pass Istambul, se puede comprar también en las taquillas de la iglesia y ganar algo tiempo.

Puerta-Imperial-Topkapi
Puerta Imperial de Topkapi
Patio-de-los-Jenizaros
Patio de los Jenízaros

Patio de las Ceremonias

Al final del Patio de los Jenízaros se alza imponente la Puerta del Medio (Ortakapi). Una vez pasado el control de seguridad se accede al Patio de las Ceremonias. A la derecha hay una caseta donde se pueden alquilar audioguías con las explicaciones de las estancias del palacio. Es un patio grande, sin ser tanto como el de los Jenízaros, donde se trataban los asuntos públicos del imperio.  La primera parada son las cocinas imperiales que fueron diseñadas por “el arquitecto del imperio” Sinan en el S XVI. Las cocinas, adosadas a la muralla, exponen una interesante colección de cerámicas, cazuelas, porcelanas y utensilios de cocina de la época.

La Puerta del Medio
Cocinas imperiales

En el lado opuesto a las cocinas imperiales se encuentra el Divan, el lugar donde se reunían los consejeros del sultán para tratar los asuntos del imperio.

Acceso al Divan
Qué-ver-en-el-Palacio-de-Topkapi
Interior del Divan





Harén del Palacio de Topkapi

Nada más salir del Divan, a los píes de la Torre de la Justicia, se encuentra el acceso al Harén.  El Harén es donde vivía el Sultán junto a sus hijos, madre, esposas, concubinas y esclavos. Es lo más famoso del palacio y una autentica ciudad dentro de Topkapi, con más de 400 estancias, aunque no todas están abiertas al público. La primera visita dentro del Harén es el patio de los eunucos negros, los guardias encargados de la seguridad del Harén, que tenían sus estancias en torno al patio. Llegaron a habitar más de 600 eunucos en el Harén y por encima de todos estaba el Jefe de los Eunucos que era una de las mayores autoridades del palacio.

Patio-de-los-eunucos-negros
Patio de los Eunucos

La visita continua por las estancias de las mujeres con el patio de las concubinas y el patio de la madre del Sultán.  Los sultanes otomanos sentían devoción por sus madres y las tenían en muy alta estima. La madre del Sultán era la mujer con mas poder en el Harén y todas las concubinas dependían de ella. Disfrutaban de las mejores estancias  justo al lado de los Hammans, con salas frías templadas y calientes.

Corredor de las Concubinas

Lo siguiente son las estancias del Sultán donde destaca la impresionante Sala Imperial o de Ceremonias en el que el Sután se entretenía con sus allegados. Es la sala más grande del Harén. Después en el Salón de Murat III diseñado por Sinan, el Salon de Ahmet, la habitación de las flores y el Pabellón de las Favoritas. Es increíble los detalles y la decoración de todas estas salas, con azulejos de Iznik, mármol y cúpulas doradas.

Salón Imperial
Patio-de-las-favoritas
Patio de las favoritas

La salida del Harén se realiza por el Corredor del Oro, llamado así porque el Sultán cuando pasaba por este sobre su caballo, acostumbraba a arrojar monedas de oro a las esclavas que en él se amontonaban.

Tercer patio

Desde el Patio de las Ceremonias, atravesando la Puerta de la Felicidad se llega al Tercer Patio, donde se encontraban las dependencias públicas del sultán. Esta puerta nadie podía sobrepasarla sin el permiso del Sultán y estaba protegida por el jefe de los Eunucos del harén.  El primer edificio que aparece nada más cruzar la Puerta de la Felicidad es el Pabellón de las Audiencias, donde el Sultán recibía a los invitados y embajadores extranjeros.

Puerta-de-la-Felicidad
Puerta de la Felicidad

Saliendo del Pabellón de las Audiencias, a mano derecha, se encuentra uno de los platos fuertes de la visita, la Sala del Tesoro. Alberga una increíble colección de joyas que los sultanes fueron amontando, sin quererse desprender de ellas ni en los peores momentos económicos por considerarlas como la “herencia de sus antepasados”. La Sala del Tesoro fue construida por Mehmet II el Conquistador y hay expuestos tronos, el Sello del Sultán, la Espada de Solimán el Magnífico, el Puñal de Topkapi o el Diamante Kasikci.

Pabellón-de-las-audiencias
Pabellón de las Audiencias

En el lado opuesto del patio se localiza la Sala de las Reliquias Sagradas. En ella se atesoran los objetos más importantes del mundo islámico que los otomanos fueron como botín, o entregados como tributos al Sultán. Destacan los objetos pertenecientes al profeta Mahoma, como su manto, su sable y la huella de su pie desnudo. En el segundo patio se ubica también la Biblioteca de Ahmet III que se construyó en el año 1719 en mármol blanco y tiene una bonita fuente bajo la entrada principal. La última vez que visité el Palacio de Topkapi estaba cerrada por restauración.

Tercer patio

Cuarto Patio

El cuarto patio es el más personal del Palacio de Topkapi, con las dependencias de uso personal del Sultán. Destaca el Pabellón de Bagdad construido por Murat IV para conmemorar la toma de la capital iraquí. Es un edificio de planta octogonal, decorado con azulejos blancos y azules, coronado por una impresionante cúpula y rodeada en el exterior por 22 columnas. También se encuentra la Sala de las Circuncisiones, el Pabellón de Ereván y lo que más me gusto, el Balcón de Ibrahim el Loco que ofrece unas increíbles vistas del Bósforo. Al balcón también se le conoce como Iftariye. Fue construido por Ibrahim el Loco para tomar allí la primera comida después del ayuno del Ramadán.

Palacio-de-Topkapi
Pabellón de Mustafa Pasha
Balcón de Ibrahim el Loco

Museo Arqueológico de Estambul

Regresando al Patio de los Jenízaros, a mano derecha, antes de llegar a la Iglesia de Santa Irene, sale un camino para ir al Parque Gülhane. Es el parque más antiguo de Estambul y un pulmón verde dentro de la ciudad. Está ubicado en lo alto de una colina con unas maravillosas vistas del Bósforo y es ideal para desconectar de la ajetreada vida de Estambul. Antes de llegar al Parque Gülhane hay un importante recinto museístico compuesto por tres museos que merece mucho la pena visitar.

Museos-estambul
Plaza de los museos

Hay que pasar el control de seguridad para acceder a la plaza donde se encuentran los museos. El primero, a mano izquierda, es el Museo del Antiguo Oriente. Si disponéis de poco tiempo es el que más recomiendo. Es pequeño y tiene una sección dedicada a las momias muy interesante. También tiene expuesto el Tratado de Kadesh firmado entre los egipcios y los Hititas y un espectacular mosaico de un León de la Puerta de Ishtar de Babilonia.

Topkapi
Mosaico de un León de la Puerta de Ishtar

Una vez visto el Museo del Antiguo Oriente, también a mano izquierda, el siguiente es el Museo de la Cerámica con interesantes piezas de Iznik, Kütahya t Canakkale. Y justo en frente, el inmenso Museo Arqueológico de Estambul. Los amantes de las antigüedades necesitarán más de un día para verlo todo con detalle. Lo que más me gustó fue la colección de sarcófagos, es impresionante. La segunda vez que estuve estaban de obras y solo pude recorrer el 20% del museo. Informaros antes de comprar las entradas.

Sarcofagos-estambul
Sepulcro en el Museo Arqueológico de Estambul

Si tienes cualquier consulta sobre la  visita al Palacio de Topkapi y al Museo Arqueológico de Estambul, no dudes en dejar un comentario. Y si te gustó, y quieres recibir más entradas como esta, suscríbete al blog.

Horario y entradas para el Palacio de Topkapi y el Museo Arqueológico

Palacio de Topkapi

Museo Arquológico de Estambul

Horarios

– Horario de invierno (desde noviembre a mediados de abril): de 9:00 a 17:00.

– Horario de verano (desde mediados de abril hasta el 30 de octubre): de 9:00 a 19:00.

Martes cerrado.

Tarifas

– Entrada general: 40 liras turcas (6€ aprox 2019).

– Entrada del harén: 25 liras turcas (4€ aprox).

Horarios

– Horario de invierno (desde noviembre a mediados de abril): de 9:00 a 17:00.

– Horario de verano (desde mediados de abril hasta el 30 de octubre): de 9:00 a 19:00.

Lunes: cerrado.

Tarifas

Adultos: 20 liras.

Menores de 12 años: entrada gratuita.

Sígueme en las redes sociales y suscríbete a la página


Facebook


Instagram


Twitter

La forma más cómoda de llegar a Estambul es en avión. Puedes encontrar las mejores ofertas usando el buscador de vuelos Skycanner. Si sales de Estambul, para moverse es necesario el coche. Yo siempre utilizo el buscador de Rentalcars para mis rutas en coche y nunca he tenido ningún problema, es más, una vez una compañía me realizó un cargo extra y desde Rentalcars me lo devolvieron sin poner ninguna pega. Y el tema del alojamiento, siempre reservo a través de booking. No te olvides de disfrutar de la  gastronomía turca. Come en todos los mercadillos que encuentres y busca en la web del Tenedor, porque aveces salen muy buenas ofertas. Y recuerda, si usas este código obtendrás un 10% de descuento en tu próxima reserva de hotel. Las mejores actividades para tu viaje las tienes en Civitatis, echa un ojo para ver las más afines a tus gustos.  Por último, es recomendable viajar con seguro de viaje. Yo me aseguro siempre con Coverontrip, por ser mi lector, si usas el código viajesymapas disfrutarás de un 10% de descuento en tu seguro. Para sacar dinero sin comisiones en el extranjero siempre uso la cuenta de N26. Es totalmente gratuita y sin ningún tipo de comisión.

Entradas relacionadas

Un paseo por las Mezquitas de Estambul
Del Aeropuerto Sabiha Gökçen al centro de Estambul
Basílica de Santa Sofía y las huellas de Bizancio
Del Aeropuerto Internacional de Estambul Atatürk al centro
Receta de Baklavá
Fors Hotel
Restaurantes en Estambul
¿Qué comer en Estambul?

Últimas entradas

A %d blogueros les gusta esto: