fbpx

Ruta en coche por Polonia.

Ruta en coche por Polonia

Polonia tiene una extensión enorme y una historia increíble, lo que le otorga un gran patrimonio histórico, cultural, monumental y gastronómico. Durante la ruta en coche por Polonia disfruté recorriendo las extensas llanuras de este país centroeuropeo, aún marcado por la Segunda Guerra Mundial y los sucesos que allí acontecieron. Pero hoy, cosidas sus heridas y resurgiendo de sus cenizas, se ha convertido en un país moderno, abierto, agradable para visitar y sobre todo, para vivir. Acompáñame en mi ruta por Polonia para descubrir las mejores formas de llegar, cómo moverte, lo que hay qué comer, los mejores consejos para su visita y todo lo que hay qué ver en Polonia y no te puedes perder.

Mapa de los lugares visitados durante la ruta por Polonia

Ofertas de hoteles en Polonia
Booking.com

Qué ver en Polonia

Al ser un país tan amplio, es imposible de recorrer en una visita de poco más de una semana, así que me centré en el corazón de Polonia, formado por el triángulo de las ciudades de Varsovia, Breslavia y Cracovia. Tomé como referencia para el inicio y final de la ruta la ciudad de Breslavia. A priori, me habría gustado más un viaje por el norte de Polonia, más desconocido y alejado del turismo, pero me surgió la posibilidad y no pude dejar  pasar la oportunidad de visitar lugares como las Minas de Sal de Wieliczka, el campo de concentración de Auschwitz, las iglesias de madera de la Baja Silesia o las ciudades ya citadas,  que hay que conocer sí o sí.

Cómo llegar a Polonia

La mejor forma  para llegar a Polonia es en avión. Cualquiera de las tres ciudades de la ruta tiene buenas conexiones aéreas con España. Aprovechando las ofertas de bajo coste de Ryanair encontré vuelos de ida y vuelta por 60€ entre Madrid y Breslavia. Yo, por el tema de devolver el coche de alquiler, opte por la ruta circular, pero una buena posibilidad es desembarcar en cualquiera de las tres ciudades y coger el vuelo de regreso desde otra, así evitas unos cuantos kilómetros en la carretera. Busca las mejores ofertas con Skyscanner.

Cómo moverte por Polonia

Una de las dudas que me surgió antes del viaje fue si moverme en tren o en coche por Polonia. Al final elegí el coche por la libertad que da. Además, las conexiones ferroviarias son bastante lentas y no me apetecía mucho pasarme medio viaje dentro de un tren por las llanuras polacas. Con el coche me sentí muy a gusto, a pesar de todo lo que había leído sobre las carreteras polacas, los conductores alocados y los atascos, la verdad que no me pareció para tanto. Quizás la peor parte, un tramo desde Cracovia a Varsovia muy lleno de camiones, pero nada que no se solucionara con un poco de paciencia. Siempre busco las ofertas para alquilar coches en Rentalcars, consigo muy buenos precios.

Resumen de la ruta en coche por Polonia

Día 1: Túnel de Osówka y la iglesia de madera de Swidnica

Mi llegada el día anterior fue un poco accidentada. tuve problemas en el aeropuerto para recoger el coche de alquiler y me retrasó los planes para la primera jornada. En vez de tener ya el coche en la puerta del hotel, me tocó volver al aeropuerto desde el centro de Breslavia y alquilar otro coche, para colmo no había ninguno disponible hasta la 1 del mediodía. Tras dudar si merecía la pena la excursión al ser ya muy tarde, al final me decanté por el sí y visité el túnel de Osówka y la impresionante iglesia de madera en Swidnica. Por el tintero dejé de visitar muchas cosas que tenía en mente como la iglesia de Jawor, similiar a la de la Paz de Swidnica, el castillo de Ksiaz o las minas de carbón de Walbrzych. Pero no siempre sale todo como tienes pensado y hay que adaptarse a las circunstancias. Ya habrá otra ocasión.  Si desde Breslavia quieres hacer excursiones por la Baja Silesia, mira aquí las diferentes posibilidades sin necesitar un coche de alquiler.

Ruta en coche por Polonia
Túnel de Osówka
qué ver en Polonia
Iglesia de madera de Swidnica

Día 2: Minas de sal de Wieliczka en Cracovía

Otro día con imprevistos. Desde Breslavia tenía que recorrer los 270 kilómetros que me separaban hasta Cracovia. Para aprovechar la jornada mejor, planeé para el segundo día de ruta la visita al campo de concentración de Auschwitz, que pilla de camino entre ambas ciudades. Pues bien, después de estar allí, a menos de 5 kilómetros de la entrada, no era posible acceder. Estaba el presidente de Israel y las visitas al público general no estaban permitidas.  Sobre la marcha decidí que lo mejor sería adelantar la visita a las minas de sal de Wieliczka, que se encuentran a pocos kilómetros de Cracovia. La verdad que son impresionantes, declaradas Patrimonio de la Humanidad por la Unesco, se las conoce como “ la catedral subterránea de Polonia “. A pesar de que es una visita obligada, lo cierto  es que me decepcionaron un poco. Seguramente por todos los turistas que había y porque me tocó realizar la visita guiada en polaco, no se puede hacer por libre.

ruta por Polonia
Minas de Sal de Wieliczka
Gran salón de las minas de sal

Día 3 : Campo de concentración de Auswitch

Al fin, el tercer día de la ruta por Polonia fue sin sobresaltos. Madrugué para estar en el campo de concentración de Auschwitz a las 10 de la mañana, ya que había leído que a esa hora eran las visitas guiadas en español, pero no. Tuve que esperar una hora hasta las 11, al menos hacia sol.  No voy a decir nada que no se sepa de este trágico lugar, hay que conocerlo y que cada uno saqué sus propias conclusiones en función de las sensaciones que allí se trasmiten. Una cosa es cierta, no salí con tan mal cuerpo como en otros campos de concentración que he visitado (por ejemplo el de Terezín en la República Checa), y lo achaco al gran número de visitantes  que había ese día y al realizar la visita en grupo. 

Campo de concentración
Entrada al campo de concentración
campo concentración
Incineradora

Día 4: Casco histórico de Cracovia

El cuarto día de la ruta al fin, fue tranquilo, sin tener que coger el coche para desplazarme a ningún lugar, tan solo dedicarme a pasear por las calles de Cracovia. La primera impresión de la ciudad ya deja entrever que es muy turística, pero a pesar de ello, es muy agradable de conocer, muy limpia, con una gran gastronomía y muy barata, lo que siempre es de agradecer. Entre lo que no te puedes perder está la Plaza del Mercado, la Basílica de Santa María, el Castillo y Catedral de Wawel, visitar las múltiples iglesias y pasear por la orilla del río Wisla.

Cómo llegar a Polonia
Plaza del mercado de Cracovia
Ruta por Polonia
Barbakan Krakowski

Día 5 y 6 : Varsovia

Llegó el día de conocer la capital de Polonia, la histórica ciudad de Varsovia. Tardé casi 4 horas en recorrer los 300 kilómetros de distancia entre ambas ciudades. Me encantó la ciudad para mi sorpresa ya que era donde menos esperanzas tenía. El primer día lo dediqué a recorrer el casco histórico que, a pesar de estar reconstruido, la verdad es que me gustó. No faltó la visita al Castillo Real, la plaza del Mercado donde se ubica la sirenita de Varsovia, la barbacana y los miles de iglesias de Varsovia, incluida la Iglesia de San Ana, en la que descansa el corazón de Chopin.

El segundo día me alejé del centro histórico para visitar los restos del muro del gueto judío, el impresionante palacio de la Cultura y la Ciencia, que es el símbolo arquitectónico de la ciudad, el museo Polin (historia de los judíos polacos), el museo del alzamiento de Varsovia y por último, pasear por la orilla del Vístula y el parque Praski.

Qué ver en Polonia
La sirenita de Varsovia
muro del gueto de Varsovia
Muro del gueto de Varsovia

Día 7: Wroclaw o Breslavia

De nuevo estaba en la capital de Silesia del Sur donde terminaría la ruta. Me enamoró, fue el gran descubrimiento del viaje. Bonita, barata y tranquila, es la mejor definición de la ciudad. Además, está invadida por gnomos que te acompañan durante todo el recorrido por su casco histórico , es muy divertido ir jugando a ver quién encuentra más gnomos por los rincones de Breslavia. Respecto a lo que no te puedes perder, sería todo el entorno de la plaza del Ayuntamiento, cuyo edificio ya es de por sí una maravilla, la universidad, el puente del amor con sus miles de candados, el mercado de la ciudad, la catedral de San Juan Bautista y el jardín botánico junto al parque Szczytnicki. Sin duda alguna, repetiré visita a Breslavía para pasar una temporada, me pareció un lugar increíble para vivir. Aquí todas las visitas guiadas y actividades para realizar en Breslavia.

Breslavia ayuntamiento
Ayuntamiento de Breslavia
consejos para viajar por Polonia
consejos para viajar por Polonia

Hoteles durante mi ruta en coche por Polonia

Planifíca tu viaje a Polonia

Ofertas de vuelos
Booking.com

Guías de viaje de Polonia

Consejos para viajar por Polonia

Como siempre recomiendo, además de la tarjeta sanitaria llevar seguro de viaje. Por muy poco dinero ganas mucha tranquilidad para lo que pueda suceder en el viaje. Yo siempre reservo con Coverntrip y estoy muy satisfecho. Si usas el código viajesymapas obtienes un 10% en tu seguro.

A pesar de ser un país muy barato, frecuenta para comer los mercados locales, en especial el de Breslavia es una pasada.

Si eres frioler@ olvídate de viajar en invierno.  Incluso en primavera suele hacer bastante frío, no te olvides de meter ropa de abrigo y alguna prenda que te proteja del agua de la lluvia.

No tengas miedo a alquilar un coche por lo que puedas leer, la verdad es que se conduce bastante bien por la carreteras polacas.

En Polonia la moneda es el Zloty.  Mira bien el tipo de cambio. Las casas de cambio del aeropuerto y los cajeros tienen el cambio más alto, es recomendable buscar las del centro de la ciudad, pero mejor si están alejadas de los lugares más turísticos. Siempre que puedas, paga con tarjeta.

Para sacar dinero sin comisiones en el extranjero siempre uso la cuenta de N26. Es totalmente gratuita y sin ningún tipo de comisión. Te la recomiendo.

Si te gusta la cerveza, bebe mucha cerveza polaca.

Disfruta de su gastronomía, en especial de las sopas polacas.  Hay cientos  de ellas y están divinas, sobre todo si hace fresco que se agradecen más.

Presta atención a los horarios de las visitas guiadas, sobre todo en las Minas de Sal y en el Campo de Concentración de Auschwitz.  Si no tienes coche siempre puedes contratar una visita guiada y realizarla en castellano sin más preocupaciones que disfrutar de la salida.

Tanto si te gustó el contenido como si te sirvió, puedes comentar, compartirlo en las redes sociales y suscribirte al blog, sería de gran ayuda.

Sígueme en las redes sociales y suscríbete a la página

Suscríbete al blog por correo electrónico

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: