fbpx

Ruta en coche por la Bureba – Burgos

Qué ver en la Bureba

La Bureba se encuentra en el corazón de Burgos. Es una llanura, con abundantes campos de cereal que dotan al paisaje de tonos verdes o amarillos en función de la temporada, rodeada de montañas, cuyos cursos de agua van a desembocar al río Ebro y donde se puede disfrutar del arte románico y su impresionante naturaleza. La ruta en coche por la Bureba que propongo comienza en Miranda de Ebro y después de atravesar el paso de Pancorbo, recorrer el Parque Natural de Montes Obarenes – San Zadornil, visitando Poza de la Sal, Oña, Frías, Tobera y para finalizar la cascada de Pedrosa de Tobalina en las proximidades del parque natural. En Miranda de Ebro me alojé en el hotel Vía Norte. ¿ Me acompañas por la comarca burgalesa de la Bureba? ¿ Sabes todo lo que hay qué ver en la Bureba ?

Ruta en coche por la Bureba

Poza de la Sal

La primera parada fue el pequeño pueblo medieval de Poza de la Sal. Es muy conocido porque allí nació Félix Rodríguez de la Fuente, concretamente en el nº 18 de la calle Mayor. La casa aún se conserva, pero no es visitable. De interés también son sus salinas, asentadas sobre el diapiro salino más grande de Europa, que han sido el principal recurso económico de la zona durante siglos. Es recomendable pasarse por el centro de interpretación de las salinas, ubicado en la casa de la Sal. Después de pasear por las calles adoquinadas y recorrer todo el entorno de la Plaza Mayor del pueblo, hay que subir hasta el castillo y disfrutar de las vistas que nos brinda la Bureba, con sus colores verdes y amarillos característicos en el horizonte.

Castillo Poza de la Sal
Castillo de Poza de la Sal
Poza de la Sal
Poza de la Sal y la Bureba

Oña

La siguiente parada fue Oña. Asentada sobre la mesa que lleva su nombre, domina el valle del río Oca y su posición estratégica, fue muy importante durante la reconquista, de ahí su origen fortificado. Destaca el impresionante Monasterio de San Salvador, donde descansan los restos de reyes, condes e infantes de Castilla, León y Navarra y conviven diferentes estilos arquitectónicos. Es una auténtica joya. Además no hay que dejar de recorrer sus calles y visitar su judería medieval, sus casas blasonadas con la arquitectura tradicional y pasear por su jardín secreto, en los alrededores del monasterio.

monasterio de san salvador de oña
Monasterio de San Salvador
monasterio de oña
Claustro del Monasterio

Frías

Desde Oña llegué a Frías, la ciudad más pequeña de España. Es una preciosidad. Hay que subir a la torre del homenaje del castillo de los Condes de Frías, para obtener una panorámica impresionante de la ciudad y del valle. Después recorrer su casco viejo hasta llegar a la iglesia de San Vicente, visitar sus casas colgantes y pasear hasta su puente medieval sobre el río Ebro.

ruta en coche por la Bureba
Casas colgantes de Frías
Vistas desde la torre del castillo de Frías

Tobera

A tan solo 2 kilómetros de Frías se encuentra el pueblo de Tobera, sobre el que el río Molinar ha ido creando un desfiladero que ha dejado a su paso impresionantes saltos de agua. Hay que subir en coche hasta la Ermita de Santa María de la Hoz y tras pasar por el puente románico sobre el río, iniciar la ruta de un kilómetro y medio por la que se recorren cinco cascadas. A pesar de ser agosto bajaba algo de agua y ya que no pude disfrutar de todas las cascadas en su esplendor, aproveché para darme un baño. Es una ruta corta y que me encantó.

la Bureba
Ermita de Santa María de la Hoz
cascada de tobera
Cascada de Tobera

Cascada de Pedrosa de Tobalina

Para finalizar la ruta, aunque no es propiamente la comarca de la Bureba, me acerque hasta Pedrosa de Tobalina para ver su cascada. Es un imponente salto de agua de 12 metros de altura y más de 100 metros de anchura. No tuve tanta suerte como en Tobera y apenas caía agua, pero volveré porque tiene que ser impresionante.

cascada de pedrosa de tobalina
Cascada de Tobalina

Por falta de tiempo me dejé pendiente su capital, Briviesca, pero me entretuve en el Monasterio de San Salvador más de lo previsto, señal de que me encantó. Además tenía que volver a Miranda de Ebro para iniciar desde allí, mi ruta en coche por el País Vasco, así que Briviesca para otra ocasión.

Tanto si te gustó el contenido como si te sirvió, puedes comentar, compartirlo en las redes sociales y suscribirte al blog, sería de gran ayuda.

Sígueme en las redes sociales y suscríbete a la página

Suscríbete al blog por correo electrónico

Mira aquí ofertas en hoteles, activades, restaurantes y miles de productos

Booking.com

Últimas entradas

5 comentarios

Ir al formulario de comentarios

  1. que genial!

    1. Muchas gracias¡¡ Es precioso

      1. gracias

  2. Mira que estar en Oña y Poza de la sal y no ver el Valle de Las Caderechas…. Pasate a finales de abril o primeros de mayo y nos cuentas.

    1. Me lo apunto¡¡ Iré con más tiempo la próxima vez. Muchas gracias¡¡

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: