Osario de Wamba

En un pueblo a los pies de los Montes Torozos de apenas 335 habitantes y a 17 kilómetros de Valladolid, puedes descubrir una de las joyas arquitectónicas religiosas de Castilla y León, además de estar cargada de simbología. Es la Iglesia de Santa María de la O y el tesoro que alberga en su interior, el  osario de Wamba. Es el mayor osario visitable en España.

“Como te ves, yo me vi, como me ves te verás. Todo acaba en esto aquí. Piénsalo y no pecarás”

Wamba

El pueblo es Wamba. Curiosamente, es la única localidad española que empieza con W. Su nombre tiene que ver con una razón histórica, aquí fue, donde murió el rey visigodo Recesvinto en el año 672 d.C y siguiendo la tradición visigoda, se proclamó en el mismo lugar al nuevo rey, Wamba. Antes de este hecho, el pueblo se llamaba Gérticos.  

Wamba
Estatua en honor al rey Wamba

Iglesia de Santa María de la O

Cuenta con una arquitectura muy interesante, la cabecera y el muro norte es mozárabe, la estructura románica (siglos X y XII) y en el interior, se aprecian influencias góticas. A partir del siglo XII, los Caballeros Hospitalarios se hicieron cargo del templo. El monasterio entró en decadencia tras las desamortizaciones decimonónicas.

La portada de la iglesia es románica. En una inscripción en el tímpano se puede ver la fecha en que se terminó, 1233. Tiene un lateral porticado, siendo este el punto de acceso habitual al interior de la iglesia. La puerta de la entrada está decorada con una cruz de los Caballeros Hospitalarios.

Iglesia de Santa María de la O
Portada de la Iglesia de Santa María de la O
Iglesia de Santa María de la O
Lateral de la iglesia.

En el interior, la nave central tiene el techo de madera, arcos apuntados que dan sensación de verticalidad y columnas con forma de cruz. Dentro del templo hay que fijarse en detalles que pueden pasar desapercibidos, tiene toda una simbología cargada de misterio, empezando por los capiteles de las columnas.

Iglesia de Santa María de la O
Nave central de la iglesia.

Uno de ellos, tiene un grabado donde aparece una balanza entre el bien y el mal, decantándose levemente a favor del bien, mientras el diablo, intenta hacer trampas tirando hacia el mal.

Iglesia de Santa María de la O
Capitel I

En otro, encontramos un zapatero curtiendo el cuero del calzado, en la época utilizaban los dientes para ayudarse y justo al lado, un esquilador de ovejas. Este capitel, significa que el hombre tuvo que ganarse el pan trabajando tras la expulsión del paraíso. Además enfrente para recordárnoslo,  hay un capitel con  Adán y Eva en el paraíso. 

Iglesia de Santa María de la O
Capitel II

Otro de ellos  muestra un basilisco, que se le atribuía el poder de matar con la vista y justo debajo, llama la atención, una estrella de cinco puntas, aunque en este caso es una marca de cantería.

Iglesia de Santa María de la O
Capitel III

También se puede ver un diablo entre  dos huesos cruzados, como si fuese una calavera.

Iglesia de Santa María de la O
Capitel IV

En la mayoría de las piedras, se puede encontrar las marcas de los canteros. También llamativo es que, justo delante del altar, hay un pozo subterráneo que nos indica el centro de la iglesia. El  interior se utilizó  para dar sepultura, habiendo dos sepulcros que destacan sobre el resto, uno de ellos cargado de simbología, tanto en la pintura como en los capiteles.

Iglesia de Santa María de la O
Sepulcro
Iglesia de Santa María de la O
Marca de cantería

Pasando por una pequeña puerta se llega a una nave lateral, donde se conserva un baptisterio, una capilla decorada con restos de las pinturas antiguas, que estaban presentes por toda la iglesia y lo más llamativo, una columna con forma de palmera, conocida como “el árbol de la vida”. Está simbología, es habitual en todos los edificios por los que pasaron la Orden de los Hospitalarios. Simboliza el contacto entre lo divino y lo terrenal y la ascensión desde la tierra al reino de los cielos. En el suelo, estarían las raíces y desde el tronco, salen las ramas que llegan hasta el cielo. Actualmente, el tronco de piedra está muy desgastado y su restauración es difícil. Según cuentan las leyendas, todo aquel que ponía sus manos y daba una vuelta girando sobre él, encontraba cura para sus dolencias o solución para sus problemas.

Iglesia de Santa María de la O
El árbol de la vida
Iglesia de Santa María de la O
Pinturas de la capilla.

Desde la nave lateral, una puerta da acceso al patio interior, que en el pasado fue uno de los claustros con los que contaba el recinto. Todavía se puede ver, desde donde salían las columnas que rodeaban el patio del claustro.

osario de Wamba
Uno de los muros del patio.

Osario de Wamba

Una de las puertas del antiguo claustro monacal, da acceso a una sala de 6 metros de alto y 4 de ancho, que esconde un tesoro oculto. El mayor osario visitable en España, con los restos de cerca de 2000 personas.  Se pueden ver calaveras y fémures apilados unos encima de otros, con un orden que asusta y provocando una sensación bastante macabra. Parece que las calaveras te miran y sonríen, repitiendo una y otra vez, la frase que aparece grabada con tinta de huesos y calaveras: “Como te ves, yo me vi, como me ves te verás. Todo acaba en esto aquí. Piénsalo y no pecarás”.

Se cree, que fueron los Caballeros Hospitalarios, los que empezaron a enterrar a sus monjes en el cementerio que rodeaba la iglesia. En su momento, llegó a haber muchos más restos, pero en la década de 1950, salieron dos camiones llenos de huesos para ser estudiados por el doctor Gregorio Marañón, en la Universidad Complutense de Madrid, donde confirmaron que se trataba de restos de la Edad Media y eran de hombres, mujeres y niños.

osario de Wamba
Osario I
osario de Wamba
Osario II
osario de Wamba
Osario III

La Orden de los Caballeros Hospitalarios vestían de negro y tenían en el hábito una cruz blanca de 8 puntas. Esta cruz que representa la bienaventurzandas, se puede ver por toda la iglesia.

osario de Wamba
osario de Wamba
osario de Wamba
osario de Wamba

Una vez ya fuera de la iglesia, la sensación es extraña y da que pensar. Lo mejor es ir y comprobar por uno mismo, lo que se siente allí dentro.

Horario y tarifas

Horario Oficina de Turismo: viernes de 17 a 19,30 h. Sábados, domingos y festivos: de 11 a 13,30 hs. y de 17 a 19,30 h. El resto de la semana, concertar visita al teléfono: 679 142 730. Entrada: Individual:2 €. Grupos de más de 15 personas: 1 €

Tanto si te gustó el contenido como si te sirvió, puedes comentar, compartirlo en las redes sociales y suscribirte al blog, sería de gran ayuda.

Sígueme en las redes sociales y suscríbete a la página

Suscríbete al blog por correo electrónico

Aquí puedes leer otras de mis entradas sobre España

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: