Saltar al contenido

Pestiños fritos al estilo otomano

Turquía es un país que me encanta por su historia, su patrimonio y sobre todo, por su gastronomía. Durante la última visita a Estambul quedé enamorado de los pestiños fritos, que son diferentes a los tradicionales que encontramos en España, y esta semana me he animado a prepararlos en casa siguiendo la receta tradicional otomana. Venga, a ponerse manos a la obra que os garantizo que al final os vais a chupar los dedos, están deliciosos.

✍ Receta de pestiños fritos

Los pestiños fritos es uno de los dulces más tradicionales de Turquía y te será muy fácil encontrarlos por las calles de Estambul, ya sea en los mercados, en las pastelerías o en los puestos callejeros. Son perfectos para comer en cualquier época del año, aunque normalmente en España se elaboran más durante las fiestas de Semana Santa y Navidad. Es una receta algo laboriosa pero muy sencilla de preparar, económica y sobre todo deliciosa. Eso sí, es muy dulce, por lo que conviene no abusar mucho de los pestiños fritos. El tiempo estimado para preparar entre 20 y 30 unidades es de una hora.

✍ Ingredientes para elaborar los pestiños fritos al estilo otomano

Para preparar los pestiños fritos al estimo otomano necesitaréis los siguientes ingredientes.

  • 150 gramos de harina.
  • Media chucharadita de sal.
  • 225 ml de agua.
  • 60 gramos de mantequilla.
  • 2 huevos grandes batidos.
  • Extracto de almendra.
  • 1 cucharada de agua de azahar.
  • Aceite de oliva.
  • Nueces picadas.
  • Pistachos picados.
  • Miel. Nos gusta mucho en casa la de Mieleros de Tiedra

Y para el almíbar:

  • 225 gramos de azúcar.
  • 375 ml de agua.
  • Un limón.

✍ Preparación

Una vez que ya tienes los ingredientes necesarios para la receta es el momento de remangarse y ponerse manos a la obra. En las siguientes líneas están detallados los pasos para elaborar unos deliciosos pestiños fritos.

Paso 1: Lo primero de todo es preparar el almíbar. Para ello hay que echar el agua con el azúcar en un cazo y dejarlo a fuego lento removiéndolo constantemente hasta que se disuelva el azúcar. Cuando se haya disuelto entonces añade el zumo del limón, y la cáscara para que de sabor, y llévalo a ebullición sin remover entre 12 y 15 minutos. Luego retíralo del fuego y déjalo enfriar hasta que se vuelva a utilizar en el paso 4.

Paso 2: Una vez que el almíbar está listo hay que ponerse con la pasta. Añade el agua y la mantequilla a una cazuela y mientras entra en ebullición, sobre un bol tamiza la harina y la sal. Cuando hayas terminado añádela de una sola vez a la cazuela con el agua y la mantequilla y bátelo con energía con una cuchara de madera hasta que veas que la masa se desprende de los costados de la cazuela sin ninguna dificultad. Entonces hay que dejarlo 5 minutos más a fuego muy lento. Puedes aprovechar estos minutos para ir picando las nueces y los pistachos que se utilizarán más adelante para espolvorearlos sobre los pestiños fritos.

receta-dulces-otomanos

Paso 3: Añade la masa de nuevo a un bol y déjala enfriar un par de minutos para después incorporar poco a poco los huevos batidos, unas gotas del extracto de almendra y el agua de azahar. Bate la masa hasta que obtengas una consistencia homogénea y cuando hayas terminado, tápala con un paño de cocina y métela en el frigo unos 15 o 20 minutos.

Paso 4: Llega uno de los momentos más divertidos de la receta de pestiños fritos, darles forma. Esta te resultará extraña, ya que no se parece en nada a la tradicional forma que se hace en España, la otomana son una especie de «churros» de entre 6 y 8 cm. En este paso puedes utilizar una manga pastelera o directamente las manos, pero recuerda engrasártelas bien con aceite para que no se te pegue la masa. Cuando los tengas todos listos fríelos por tandas en una sartén grande a fuego fuerte. Con 10 minutos es suficiente pero eso sí, dales la vuelta un par de veces para que se doren por cada lado. Al sacarlos de la sartén déjalos escurrir en un plato con papel absorbente y después báñalos sobre el almíbar del paso 1. Lo último, antes de servirlos, es espolvorearlos por encima con las nueces o los pistachos, ya en función del fruto seco que más os guste, y también, opcionalmente, se puede echar por encima un poquito de miel . En un principio se recomienda servirlos calientes pero la verdad es que me gusta mucho más comerlos el día siguiente.

pestiños-fritos

Si tienes cualquier consulta o recomendación sobre  nuestra receta de pestiños fritos no dudes en dejar un comentario. Y si te gustó, y quieres recibir más entradas como esta, suscríbete al blog y sígueme en las Redes Sociales.


Para ver más publicaciones similares a los pestiños fritos al estilo otomano entra en nuestra sección de recetas.

A %d blogueros les gusta esto: