El Puente de Carlos en Praga

Si hablamos de Praga, de los primeros lugares que se nos vienen a la mente, uno es sin duda, el Puente de Carlos. Posiblemente junto al reloj astronómico, el lugar más emblemático de la ciudad. Aproximadamente 30.000 turistas pasean diariamente sobre él . ¿ Te vienes de ruta por el Puente de Carlos en Praga ?

El Puente de Carlos
Puente de Carlos

El puente de Carlos

Este legendario puente es recomendable cruzarlo tanto al amanecer como al anochecer. Por un lado, se evita la multitud de turistas que se amontonan  en él y por otro, se pasea con el encanto de ver reflejados sobre las estatuas los primeros o los últimos rayos del sol del día. Durante la noche, es puro romanticismo ver las estatuas iluminadas con la luz tenue de las farolas y en el horizonte, el castillo iluminado.  

Hasta finales del siglo XIX fue el único puente que comunicaba ambas orillas del rió Moldava. La primera construcción sobre el río fue un puente de madera, aunque no resistió las crecidas del Moldava. El ímpetu del río, también se llevó por delante durante una inundación el puente románico de Judith, nombre de la esposa de Vladislao I , que fue el predecesor de  la construcción gótica que se puede ver en la actualidad.

El puente que ahora vemos, tiene más de 650 años, 516 metros de longitud y 8,5 de anchura. En su momento, contaba con 4 carriles para carruajes. Se cruza por una calzada adoquinada,  mientras a cada lado se observan las 30 misteriosas estatuas de arenisca, que representan santos del cielo de la Bohemia barroca.

El Puente de Carlos
Puente de Carlos desde la ciudad vieja.

El Puente de Carlos en Praga

Personalmente, iniciaría el recorrido desde la Plaza de los Cruzados en la Ciudad Vieja, para así tener de frente las vistas del castillo y la colina de Petrin.  En la plaza se encuentra la estatua de Carlos IV, que fue el encargado de la construcción del puente que vemos en la actualidad y de ahí, que lleve su nombre. Carlos IV fue emperador del Sacro Imperio Romano Germánico y también rey de Bohemia desde 1346. Fue un gran urbanista de la época y también un  mecenas de las artes en la ciudad. Él fue, quien estableció el ritual de coronación de los príncipes en la catedral de San Vito desde el castillo de Vysehrad, pasando claro está, por el puente de Carlos.

puente de Carlos en Praga
Estatua de Carlos
puente de Carlos en Praga
Estatua de Carlos

Justo detrás de la estatua, está la iglesia de San Francisco de Serafín y en la misma plaza, a un lado de la estatua, la iglesia del Salvador y al otro, la torre del puente de la ciudad vieja. La majestuosa torre de 40 metros de altura es obra de Pets Paref. Realmente, es una puerta defensiva, pasar por ella era el único modo de cruzar a esa parte de la ciudad. La torre se articula en tres niveles. Una vez allí, es difícil resistirse a la tentación de subir a lo alto, si bien, recomiendo hacerlo mejor en la torre del astronómico.  En cuanto a la decoración medieval de la torre, destacan los escudos de los reinos de Bohemia y la estatua de San Vito, rodeada de los reyes Carlos y Venceslao presidiendo majestuosos la torre.

puente de Carlos en Praga
Torre de la ciudad vieja
ruta puente de Carlos
Decoración medieval de la torre.

Una vez pasada la torre de la ciudad vieja, ya sobre el puente, conviene mirar a la derecha y obtener una vista muy bonita de los muelles.

Antiguos muelles

No todas las estatuas que actualmente se encuentran en el puente son las originales, muchas de ellas, para ayudar a su conservación, están en el Museo Nacional de Praga. Entre las originales, destaca la de San Juan Nepomuceno con su aureola en forma de estrella, patrón de los barqueros y de los puentes y muy importante en toda Chequia.  Está fue la primera estatua que se colocó en el puente en el año 1683. Se ubica en el mismo lugar donde, en el año 1393, San Juan Nepomuceno fue arrojado al río Moldava por orden del rey Venceslao IV, cuando le negó el secreto de la confesión de la reina, Sofia de Bavaria,al desconfiar de ella, entre otras cosas, por la diferencia de edad entre ambos. Venceslao le cortó la lengua y le tiró al río. Fue canonizado en el año 1729 y sus restos descansan en la catedral de San Vito.

La estatua es fácil reconocerla, suele estar siempre rodeada de gente. La razón es debido a una leyenda que dice, que todo aquel que pide un deseo poniendo la mano izquierda en la representación de su martirio, le será concedido.

ruta puente de Carlos
San Juan Nepomuceno
ruta puente de Carlos
La gente amontonada sobre la estatua de San Juan Nepomuceno.

También originales son las estatuas de San Venceslao, patrón de Bohemia y colocada en el año 1858 y las de San Cirilo y San Metodio, que aparecen evangelizando eslavos.

puente de Carlos en Praga
San Venceslao
San Cirilo y San Metodio
Fotografías de algunas de las estatuas.
puente de Carlos en Praga
puente de Carlos en Praga
puente de Carlos en Praga
puente de Carlos en Praga

Al otro lado del puente, se encuentra la torre de Mala Strana, que da acceso a la otra parte de la ciudad y a la subida hacia el castillo.  Realmente son dos torres en una, la más pequeña es la antigua torre románica del puente de Judith, y la más alta, construida en el siglo XV, toma como ejemplo la torre del puente de la ciudad vieja.

puente de Carlos en Praga
Torre de Mala Strana

Ahora desde aquí, ya solo queda desandar lo andado o bien, iniciar una subida al castillo callejeando por Mala Strana o a la colina Petrin, desde donde se obtienen unas espectaculares vistas de la ciudad. 

Tanto si te gustó el contenido como si te sirvió, puedes comentar, compartirlo en las redes sociales y suscribirte al blog, sería de gran ayuda.

Sígueme en las redes sociales y suscríbete a la página

Suscríbete al blog por correo electrónico

Entradas relacionadas

Cementerio judío de Praga

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: