Día 2 : Vitré – Fougeres – Playas Normandía – Saint Michel

El despertador sonó temprano. Eran las 07:00 de la mañana, pero la luz del día ya se dejaba notar por la ventana. Desayunamos fuerte, pues esperaba un largo día recorriendo dos pintorescos pueblos de la Bretaña, con impresionantes fortalezas como el Castillo de Fougeres.  Cerraríamos el día en Saint Michel, donde pasaríamos noche, siendo uno de los objetivos principales a visitar de este viaje. Cargamos las maletas al coche y salimos. La primera parada sería Vitré y tan solo 37 kilómetros nos separaba de ella. Acompáñame para descubrir qué ver en Vitré.

Vitré

Booking.com

Es una pequeña localidad de tan solo 17.000 habitantes. Tiene su origen en el siglo X, cuando todas las aldeas de los alrededores decidieron fusionarse. Cuenta con una gran riqueza patrimonial. Destacan las casas medievales de madera bretona, viejas callejuelas empedradas con encanto, edificios religiosos o el impresionante castillo medieval que durante siglos defendió la ciudad en las guerras de Bretaña.

Qué ver en Vitré

Aparcamos el coche en un parking próximo a la oficina de turismo. Ésta se encontraba cerrada y no abría hasta las 10, por lo que nos dirigimos hacia una de las entradas que da acceso al casco histórico medieval.

Vitre_murallas

El primer contacto fue por medio de la Rue d´en Bas y la verdad que belleza de la calle nos dejó impresionados. Era una calle estrecha, llena de color otorgado por las casas típicas  bretonas, las banderitas que colgaban de los edificios, locales comerciales a ambos lados de la calle y un palacete con jardín que orgulloso muestra el esplendor que tuvo en épocas pasadas. Eran poco más de las 9.00 de la mañana y el ambiente estaba tranquilo, sin mucho turista, lo que permitió disfrutar plenamente del paseo.

Vitré

Continuamos callejeando siguiendo la dirección que nos indicó el duendecillo de la foto de más arriba, hasta  llegar a la plaza del castillo. La verdad que la vista era asombrosa, ante nuestros pies se hallaba el imponente castillo de Vitré. Está ubicado sobre una roca y domina el valle del río Vilaine. Actualmente dentro de sus muros se encuentra el ayuntamiento y el hotel Le Petit Billot.  La visita al patio interior del castillo es gratuita, pero entrar dentro y subir a las torres cuesta 6€. El precio es algo excesivo en mi opinión para lo que ofrecía, por lo que no entramos al interior  de las torres y continuamos sin rumbo fijo por las calles del centro.

castillo de vitre

Llegamos hasta la Capilla de Saint Nicolás que está aproximadamente a unos 500 metros y de allí fuimos hasta la Iglesia de Notre Dame. En medio del trayecto, nos encontramos con un animado mercado en la Plaza de la República. Me encantan estos sitios llenos de vida y siempre se puede encontrar algún chollo. Como después del paseo mañanero el hambre apretaba y había una crepería con buenos precios, compramos un crep salado de huevo, jamón y queso. Nos lo comimos en un banco mientras observábamos como la gente se iba aglutinando en el mercado. El crep nos costó 3€, cuando normalmente en cualquier crepería el completo viene a costar sobre unos 8 u 9 €. Con las pilas cargadas, regresamos al coche e iniciamos el camino hasta Fougeres, de la que nos separaban 28 kilómetros.

capilla de san nicolas vitre
qué ver en Vitré
crep_vitre
vitre_plaza republica

Fougeres

Booking.com

“Este castillo supera realmente todo lo que se puede decir… No estoy seguro de que Fougères no sea el más bello de todos” Laurence de Arabia (1907)

Castillo de Fougeres

El castillo de Fougeres es el emblema de la ciudad. Está ubicado en una gran roca sobre el fondo del valle del río Nancon y sobre él, se iría desarrollando el crecimiento urbano de la ciudad. Se fundó en el siglo XI y fue una plaza clave en las guerras por la frontera de Bretaña. Los restos que actualmente se conservan  datan de cómo era la fortaleza en el siglo XV. Es considerado como la mayor fortaleza europea y ha servido de inspiración a novelistas como Victor Hugo o Balzac. El precio de la visita a la fortaleza es de 8,5€ e incluye un audio guía en castellano.

La entrada del castillo está formada por tres torres. La central llamada Torre de La Haye Saint Hilari es cuadrada, y a sus costados dos torres circulares, la Torre de Hallay y la Torre de Guemadeuc, que son algo posteriores de la torre central. El porqué de pasar de las torres cuadradas a las circulares, tiene que ver con la facilidad que otorgan las torres circulares frente a los asedios enemigos, ya que no quedan ángulos muertos como si sucede en las cuadradas.

Interior del castillo de Fougeres

Tras entrar en el interior de las murallas y después de atravesar un puente levadizo, a la izquierda, se puede escuchar el ruido del agua. En efecto, nos acercamos a la orilla y vimos tres grandes ruedas de molino que siguen funcionando en la actualidad. Continuamos avanzando hasta llegar al espacio conocido como barbacana, que esta atravesado por un foso inundable. Es propiamente dicho el primer espacio intramuros y actúa como trampa frente a los asaltantes al quedar atrapados entre las 3 torres principales de la muralla, el foso y 2 torres más interiores, la Torre de Coetlogon y la de Coigny. Esta última es en mi opinión la más impresionante y además, se conserva en perfectas condiciones. Subir a ella es una parada obligada.

fougeres_castillo
fougeres castilli_murallas
barbacana_castillo_fougeres

Una vez que dejas atrás las dos torres, se llega al patio principal de la fortaleza y el lugar donde se desarrollaba la vida diaria. Contaba con varias edificaciones que actualmente están en ruina: Viviendas, hogar del señor, capilla, establos y un pozo, que era el único elemento que suministraba agua potable a la fortaleza.

Dentro del patio principal se encontraba el último reducto en caso de asedio. Un patio interior defendido por otras dos torres de 30 metros de altura, la torre de Gobelins y la de Melusine. Ambas cuentan con unas escaleras de caracol que te llevan a la parte más alta y permiten observar una panorámica increíble de toda la fortaleza y los alrededores. Justo a través de estas dos torres, se llega a la puerta secundaria de la fortaleza, que a su vez es protegida por dos torres más pequeñas. En el flanco izquierdo, hay dos torres artilleras con forma de herradura de construcción más reciente, son las de Raoul y la de Surienne.

Sin duda un lugar mágico para recorrer y dejar volar la imaginación. Es totalmente recomendable una vez recorrido el interior de la fortaleza, pasear por sus alrededores. Hay un acceso que permite llegar al patio donde se ubican las ruedas de molino.

Castillo de Fougeres

Normandía

Eran poco más de las 2 de la tarde y decidimos comer en un área de descanso con vistas a la puerta secundaria del castillo de Fougeres. Después de la comida, teníamos dos opciones, o ir dirección Saint Michel donde haríamos noche y teníamos la visita programada para la mañana del día siguiente, o acercarnos a las playas de Normandía. A pesar de no tenerlo planificado en el viaje, como aficionados a la historia, no queríamos dejar pasar la oportunidad de pisar los mismos lugares donde se desencadenó uno de los acontecimientos que marcarían la historia de la humanidad, el desembarco de Normandía. Al final optamos por esto último,  a sabiendas que no podríamos ir a recorrer todas por falta de tiempo.

Qué ver en Normandía en un día

Nuestra primera parada fue el Cementerio Canadiense de Beny sur Mer. Tardamos una hora y media en llegar, pero era el punto más alejado de Fougeres, por lo que decidimos empezar la ruta por allí.  En el cementerio hay 2049 tumbas y el acceso al mismo es libre. La verdad, la sensación que da pasear cerca de las tumbas es inexplicable y hace recapacitar sobre lo que sucedió e intentar que nunca más vuelva a suceder algo así. Es un lugar muy tranquilo, y no reciben tantas visitas como sucede con los demás cementerios, por eso lo elegimos y la verdad que nos transmitió muchas emociones..

Cementerio Canadiense de Beny sur Mer

Beny sur Mer_Cementerio Canadiense
Beny sur Mer_cementerio canadiense normandia

Puerto de Arromanches

Con el corazón en un puño, nos dirigimos hacia nuestra siguiente parada, el puerto de Arromanches. Tan solo tardamos 20 minutos en llegar. Se trata de un puerto artificial que se construyó en secreto en Londres en 1943, con el objetivo de poder anclar grandes buques que sirvieran de abastecimiento a las tropas, ya que no fueron capaces de arrebatar a los alemanes ninguno de los puertos que tenían bajo su control, así que la solución fue construirlo. El puerto artificial tenía una longitud de más de 12 kilómetros de longitud. Hay restos del puerto que aún son visibles hoy día. Hay un parking de fácil acceso que cuenta con un mirador con vistas panorámicas de toda la playa y los restos del puerto.

arromanches_bunker_puerto

Batería Longues sur Mer

Tan solo a 5 kilómetros del puerto de Arromanches, en la cima de un acantilado que domina la Mancha y siendo un enclave estratégico en el Muro Atlántico para defensa contra las tropas alidadas, se encuentra la Batería de Longues sur Mer. Es la única de Normandía que aún conserva los cañones originales. Está formada por 4 bunkers con muros de dos metros de espesor capaz de soportar los bombardeos aliados. Cada bunker contaba con una pieza artillera de 150mm con capacidad de alcanzar los 20 km. Además, cada puesto tenía un cañón de 12 cm y varias ametralladoras antiaéreas de 20mm. 

En los campos cercanos a las baterías había minas y alambre de espino. Durante el desembarco, los soldados británicos  tomaron la posición en tan solo 24 horas, poniendo las baterías fuera de combate. Después de dar un paseo por la zona y reflexionar con lo que pudo suceder allí el día del desembarco, regresamos al coche y nos dirigimos hacia otro punto clave, la playa de Omaha, a la que llegamos en poco más de media hora.

bateria_ longues sur mer_normandia
bateria_ longues sur mer_normandia
bateria_ longues sur mer_normandia

Omaha Beach

Omaha es la playa más famosa del desembarco. Según se accede a ella, por una carretera serpenteante en una colina, ya se puede intuir el riesgo al que estuvieron expuestos los soldados americanos durante la ofensiva. Los alemanes presentaron una feroz resistencia y el 40% de los hombres que desembarcaron en la playa murieron el primer dÍa. Desde la playa se tiene acceso al cementerio militar americano de Colleville, pero cierra a las 18:00, por lo que no pudimos entrar. En él están las tumbas de 9.387 soldados, entre ellos los dos hijos del presidente Roosevenlt.

A pesar de que el tiempo no acompañaba, nos descalzamos y dimos un paseo por la playa de Omaha, mientras imaginábamos con el alma estremecida como se habría desarrollado la noche del desembarco. A pocos metros, se encuentra también el museo memorial de Omaha Beach, pero también se encontraba cerrado, aunque antes pudimos parar a hacer unas fotos en unos tanques que hay en la entrada. De allí nos dirigimos a la punta de Hoc, que sería nuestra última parada del día antes de regresar al hotel.

memorial de omaha
memorial de omaha
memorial de omaha

La Punta de Hoc

La punta de Hoc  fue el lugar que más me impresionó de toda Normandía. Prácticamente se conserva como quedó después de la batalla, dando un aura especial al lugar hasta convertirlo en una especie de santuario. Paseando por una especie de camino se pueden apreciar los búnkeres derruidos y los boquetes abiertos por los obuses de los aliados sobre las defensas alemanas. En este acantilado, se produjo una heroica hazaña por parte de los aliados. 225 rangers americanos consiguieron escalarlo y tomar el control de un punto estratégico, que estaba en el centro entre las playas de Utah y Omaha. Tan solo sobrevivieron 90 rangers después de una batalla cruenta, donde los 200 alemanes que ocupaban las defensas lucharon hasta el último hombre.

la punta de hoc_ normandia
la punta de hoc_ normandia
la punta de hoc_ normandia
la punta de hoc_ normandia

Tras una larga jornada, regresamos al hotel a casi las 11 de la noche. Después de dejar las cosas en el hotel, decidimos ir a ver Saint Michel iluminado y prepararnos para el día siguiente.

 

Gastos del día:

Gasolina : 28.36 €

Comida : 16€

Entradas : 5€ por tarifas reducidas

Booking.com

Aquí puedes comprar las mejores guías para disfrutar de Bretaña

Tanto si te gustó el contenido como si te sirvió, puedes comentar, compartirlo en las redes sociales y suscribirte al blog, sería de gran ayuda.

Sígueme en las redes sociales y suscríbete a la página

Suscríbete al blog por correo electrónico

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: