Día 1 : Aeropuerto de Atenas – Plaza Sintagma – Monte Licabeto

Primer día de mi ruta en coche por Grecia.  Una tranquila toma de contacto con la capital griega. Después de salir del aeropuerto de Atenas una visita a la Plaza Sintagma y subida al Monte Licabeto .

Desde el aire, en un cielo completamente despejado, avistaba un sinfín de islas e intentaba, con un mapa en la mano, adivinar cual era cada una.  Según el avión se acercaba al aeropuerto de Atenas, la imagen era, la de una infinidad de edificios blancos comprimidos entre dos elevaciones del terreno, paralelas entre sí, dejando a la ciudad de Atenas, atrapada en medio.

Aeropuerto de Atenas

A las 9:00 de la mañana, el avión procedente de Sofía, aterrizaba en Atenas y por fin, pisaba suelo griego. Los trámites en el aeropuerto fueron rápidos y antes de las 10, estaba en el aparcamiento con el coche que me acompañaría en mi aventura griega, un pequeñín Suzuki Celerio, ideal para conducir por Atenas.

aeropuerto de atenas

Si necesitas alquilar un coche

Aproximadamente 35 kilómetros me separaban del hotel, ubicado en el centro de Atenas. Tardé en realizar el recorrido más de una hora, confirmando mis peores presagios, es un caos de ciudad para conducir. Largos atascos, gente impaciente conduciendo y pitando por todo, motos por todos los lados, la mayoría conduciendo sin casco y en más de una ocasión, llegué a ver tres o más personas sobre una misma moto. Una vez estaba en la zona del hotel, en el barrio Omonia, me enfrenté a otro problema de Atenas, el aparcamiento.  Después de varios intentos, consulté en la recepción del hotel y para mi sorpresa, me permitieron estacionar el coche en la misma acera, justo en la puerta del hotel. Ésta es una de las ventajas de alquilar coches pequeños.

aeropuerto de atenas
Disfrutando el amanecer esperando el embarque
Ofertas de hoteles en Atenas
Booking.com

Hotel Pergamos

Después de una mañana intensa, al fin estaba en el hotel y pude descansar un rato. No hay que olvidar que el avión salía a las 8 de la mañana de Sofía, por lo que llevaba desde las 3 despierto. Sobre las tres de la tarde el hambre apretaba, así que me dispuse a buscar un restaurante (Atitamos) y probar la famosa gastronomía griega. Lee aquí mi crítica sobre el hotel Pergamos.

¿ Qué ver en Atenas?

Mira las actividades y visitas guiadas en Atenas

Plaza Sintagma

Con las pilas cargadas puse rumbo al corazón y símbolo de la Atenas moderna, la Plaza Sintagma, a una distancia de algo más de un kilómetro del hotel. Antes de llegar, recorrí una gran avenida, la calle Omonoia, donde encontré edificios de estilo neoclásico muy interesantes, como la Biblioteca Nacional de Grecia, la  antigua Universidad de Atenas o la Academia Nacional Griega.

Bibli
Biblioteca Nacional de Grecia
universidad antigua
Universidad antigua de Atenas
academia nacional de grecia
Academia nacional griega

¿ Qué ver en la Plaza Sintagma?

Ya en la plaza Sintagma, lo primero fue visitar el Monumento al Soldado Desconocido, en honor a todos los soldados que murieron defendiendo su patria y los exteriores del parlamento griego. Dos soldados, llamados evzones (soldados de élite de la infantería ligera griega), custodian siempre la tumba. Te llamará la atención rápidamente sus enormes zapatos con pompones y la falda, que contiene 400 pliegues y representan los 400 años de dominación otomana.  Cada hora se realiza el cambio de guardia y la gente se amontona en las inmediaciones, pero sin duda, si puedes asistir, el más espectacular es el que se realiza el domingo a las 11 de la mañana, con música incluida. Conviene llegar algo antes para coger sitio. 

parlamento atenas
Parlamento y la tumba del soldado desconocido
Evzones
Evzones

En los alrededores del parlamento, se encuentra el espectacular Jardín Nacional de Atenas, ideal para refugiarse a la sombra en los días calurosos.  Desde aquí, se puede ir atravesando el jardín hasta el Zappeion o darse un refrescante paseo por el Jardín Botánico.  Yo me dirigí al centro de la plaza Sintagma, sin duda una de las zonas más animadas de Atenas. Es el principal punto de encuentro en la ciudad, se realizan multitud de actividades y conciertos, hay puestos ambulantes y cafeterías con sus terrazas repletas de gente.

Plaza Sintagma
Plaza Sintagma

Dejé la plaza Sintagma para visitar una de las calles comerciales de Atenas, con marcas internacionales que se pueden encontrar en cualquier otra ciudad del mundo, la calle Ermou y llegué hasta la plaza Monastiraki, lugar que tenía como referencia para subir a la Acrópolis.  En la misma plaza hay un monasterio, del que la plaza toma el nombre y es una zona también muy animada, con muchos tenderetes callejeros.  Como tenía pensado perderme por esta zona el día siguiente, volví a desandar lo andado  hasta la plaza Sintagma y tomé un café en una de sus ajetreadas terrazas, para coger fuerza y afrontar la última visita del día, la subida al monte Licabeto.

plaza atenas
Plaza Monastiraki
plaza atenas
Puesto de frutas en la plaza Monastiraki

Monte Licabeto

Según cuenta la leyenda, Atenea, patrona de Atenas y diosa de la sabiduría y la justicia, cogió una enorme roca del monte Pentélico con el fin de colocarla sobre la colina de la Acrópolis. Su objetivo era elevar la altura de la colina sagrada para que estuviera más cerca del cielo. Sin embargo, durante el traslado, la diosa recibió malas noticias y dejó caer la roca antes de tiempo, formando así el Monte Licabeto

Sin lugar a dudas, las mejores vistas de Atenas, pero para disfrutar de ellas, hay que ganárselo y subir la colina de 278 metros de altura hasta llegar al punto más alto de Atenas. Durante la subida se suceden bancos donde puedes pararte a descansar mientras disfrutas de las vistas. En lo alto de la colina hay un restaurante, ideal para beber algo después del esfuerzo de la subida y un pequeño mirador que siempre está lleno de gente. La cima alberga la capilla de San Jorge y en uno de sus lomos  hay un pequeño teatro, que durante el verano alcanza su máximo apogeo con el festival de teatro de la ciudad.

licabeto
Colina del Monte Licabeto
que ver en atenas
Escaleras antes de la subida

La ascensión andando dura una hora aproximadamente y  la recomiendo encarecidamente, pero los más perezosos pueden usar un funicular. Éste se coge desde la calle Ploutarhou. Lo ideal es subir a la cima para ver el anochecer y contemplar la ciudad de Atenas iluminada, destacando sin duda la iluminación de la Acrópolis.

monte licabeto
Ruta en coche por Grecia
monte licabeto
teatro_licabeto

En la cima, empezaba a refrescar, por lo que decidí que era buen momento para retornar al hotel.  El descenso es sin duda más ameno y solo hay que dejarse llevar.  El camino de vuelta lo realicé por el barrio de Exarchia, que tantas veces ha salido en prensa por sus manifestaciones y revueltas. Debo decir que en ningún momento me sentí inseguro ni vi nada raro, solo pintadas y un ambiente animado en las calles.  Así acabó mi primer día por tierras helenas y me fui a dormir con ganas de seguir descubriendo rincones de Atenas.

Tanto si te gustó el contenido como si te sirvió, puedes comentar, compartirlo en las redes sociales y suscribirte al blog, sería de gran ayuda.

Sígueme en las redes sociales y suscríbete a la página

Suscríbete al blog por correo electrónico

Mira aquí ofertas en hoteles, activades, restaurantes y miles de productos

Booking.com

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: